¿Qué hubiese pasado si el presidente sería hoy Daniel Scioli? Algunas cosas predecibles y otras no.

Hace un año Mauricio Macri se impuso en el ballotage que, por ser el primero que se concretó, quedará en la historia electoral del país.

Hace 30 años que Entre Ríos no estaba gobernada por un partido contrario al de la Nación. Jorge Busti fue gobernador con Raúl Alfonsín presidente. Esto ocurrió entre los años 87 y 89 (sacando el período de transición de Eduardo Duahlde y Sergio Montiel).

Un gabinete de Scioli presumía a Sergio Urribarri como ministro del Interior. Lo había anunciado el propio candidato presidencial del Frente para la Victoria. Se suponía, entonces, que el ex gobernador se encargaría de la relación del gobierno nacional con las provincias, por ende con su sucesor. Mejor dicho, con su elegido: Gustavo Bordet.

El triunfo de Macri trastocó la estructura que imaginaba Bordet para su gestión. Funcionarios que se veían en Buenos Aires, acompañando a Urribarri, debieron acomodarse en la provincia.

El gobierno provincial debió resolver un esquema que integre a todos los sectores del peronismo ante la integración de una nueva Legislatura en la que no le sobra nada. En algunas votaciones, incluso, le falta.

Bordet pasó de imaginarse en una mesa negociadora con su antecesor a estar obligado a levantar el teléfono para hablar con Rogelio Frigerio, un ministro al que se le atribuye intenciones de sucederlo. Todo se complica.

El gobierno nacional al mando de una coalición de fuerzas diferente a la que estaba fue el punto de partida de lo que a analistas les gusta etiquetar como cambio de época. Los vectores de este proceso serían la apertura al “diálogo” entre oficialismo y oposición (más por necesidad que otra cosa) y el enfriamiento de la político en el ámbito del debate. Las formas de gestionar siguen siendo las mismas. Se negocia con las reglas del toma y daca. Macri le pide a Bordet los votos entrerrianos para sacar una ley a cambio de financiamiento o la autorización para endeudarse.

Un interrogante interesante y difícil de contestar es saber qué hubiese pasado en el terreno judicial si el presidente hubiese sido Scioli. ¿La Justicia entrerriana hubiese avanzado como lo hizo con sus investigaciones si el principal sospechoso era un ministro de la primera línea del Poder Ejecutivo Nacional?
Fuente: Página Política

Claves

Transición

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles