“La indagatoria de Bonadío termina en procesamiento. Bonadío es peronista, va a actuar igual que ellos: si lo apretás, aprieta, si le pegás, pega. Es un cuadro peronista de otra época y actúa como peronista, por eso avanzó como avanzó. Me da la impresión que si indaga, procesa. Cuando estás imputado es porque la conducta penal se te vuelve reprochable y por la experiencia que tengo, si un juez indaga es porque tiene elementos para procesar”.

El que habla es el exsenador Augusto Alasino, que algo sabe de responder a la Justicia por denuncias derivadas de su paso por la función pública. El dirigente peronista de Concordia fue sobreseído en dos causas: una por enriquecimiento ilícito, en la segunda mitad de la década de los 90, y otra por la mega causa de las coimas del Senado de la época de Fernando de la Rúa, por la cual estuvo inhibido y con prohibición de salir del país durante 15 años, hasta hace dos años, cuando concluyó el juicio oral y público.

Consultado por Página Política, el expresidente del PJ provincial y lugarteniente del presidente Carlos Menem en el Congreso en los ’90, cuando todos los peronistas eran menemistas, habló de la situación de Cristina y también de la suerte que puede correr el ex gobernador Sergio Urribarri.

“Es una pavada sostener que con esto Cristina se victimiza y se fortalece; esto claramente perjudica a Cristina, son elucubraciones que no se por qué salen de Clarín. Cristina perdió con Clarín la pelea que no tenía que perder y ahora el multimedia está muy fuerte y eso no es bueno para el país”, opinó.

-¿Qué efectos puede tener sobre el peronismo esta situación por la que atraviesa Cristina?
-Al peronismo lo veo muy callado, muy ausente. No acompaña. Los gobernadores saben que a esta situación la ha promovido el propio kirchnerismo. No creo que tengan más allá de esta chirinada que hacen los muchachos de La Cámpora. Más de ahí no pasa.

-¿Cree que este es el final del kirchnerismo?
-Creo que el kirchnerismo empezó a finalizar cuando se murió Kirchner, cuando se quedó sin conducción. Todas las líneas internas del peronismo son contingentes, aparecen y desaparecen. El peronismo busca siempre sobrevivir y para eso tiene que cambiar.

-¿Puede verse afectada la gobernabilidad de Macri?
-Me parece que no, al contrario. Al miércoles sigue el jueves y después no pasa nada.

-¿Es coincidencia o responde a una decisión política de un sector de la Justicia este avance sobre el kirchnerismo?
-Creo que estaban esperando el momento para avanzar. Para el Poder Ejecutivo es muy fácil controlar al Poder Judicial no mandándole plata, ni siquiera peleándolo. No creo que sea revancha, pero si creo que hay otra actitud ante otra situación y no es casualidad que avancen todos a la vez y en la misma dirección.

-¿En este nuevo contexto se puede complicar la situación de Urribarri?
-Me parece que si. Lo dijo (el exsenador Héctor) Maya respecto de la Justicia de Entre Ríos: esa especie de omisión del Poder Judicial sobre las denuncias de Urribarri tiene que ver con aquella decisión de atarle los sueldos a la Corte. Están siendo beneficiados como ningunos en Entre Ríos en cuanto a sueldos y le están devolviendo el favor a Urribarri.
Me parece que Urribarri está más cerca de quedar pegado con el tema de (Ricardo)Jaime. En Entre Ríos jugaron con el cariño de los ferroviarios con su tren, los engañaron, compraron vagones, máquinas que nunca anduvieron. Creo que Urribarri y el que estaba abajo inmediato que era (Carlos) Molina, en cualquier momento quedan pegados a costa de Jaime. Me parece que es un tema que le puede pegar cerca. En la metodología de la compra de trenes, vagones y máquinas están muy cerca de lo que hizo Jaime cuando compró los trenes usados que nunca anduvieron.

-¿Y la denuncia por enriquecimiento ilícito?
-Hay que ver por qué los jueces no avanzan. Cuando a mi me denunciaron yo fui con los papeles en orden, pero el juez dijo que no le servían y me mandó a tasar todos los bienes y buscarme todo lo que yo ganaba a ver si alcanzaba. En cambio (Norberto) Oyarbide hizo al revés: le creyó a las declaraciones impositivas de los Kirchner y los sobreseyó. En el caso de Urribarri, que debe tener contadores hábiles, es importante ver si el juez le cree a los papeles que presente o le ordena tasar los bienes y los relaciona con lo que ha cobrado como funcionario público.

-¿A Urribarri le cierran esos números?
-No tengo idea, pero me parece que es complicado que llegue con lo que ganó por cargos públicos. Capaz que tenía otra cosa, un pedazo de campo o unas vacas de antes, no sé. Por lo que se vé rápidamente, me parece que no le debe resultar fácil. Pero seguro que debe tener contadores bien prolijos. Ahora, si el juez no cree en los papeles le puede mandar un perito. Eso tendrían que pedir los abogados denunciantes, porque si se quedan con las declaraciones impositivas seguramente le va a dar la cuenta.
Fuente: Página Política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles