Fotos como ésta son las que prefiere Gustavo Bordet. Con Sergio Urribarri, obviamente, acompañándolo en actividades de gestión que es casi igual que si fuera de campaña.

Pero además elige mostrarse en fotos con tres precandidatos a intendente que sostienen una guerra fría, a la espera de una definición del gobernador. Angel Giano, Mauro Urribarri y Enrique Cresto no perdieron la oportunidad de acompañar a Bordet y a Urribarri, el martes, en la inauguración de la nueva planta de una empresa en el Parque Industrial. Allí se registró otra imagen de la complicada unidad.

Al momento, el dueño de la capital del citrus y precandidato a la Casa Gris surfea en esas aguas casi mansas de la disputa por la Intendencia y no está dispuesto a apostar por nadie. “Estando Mauro de por medio, no tiene posibilidad de fijar posición. La decisión es de Urribarri también en Concordia”, se analiza en Concordia.

Giano y Cresto ya han largado carteles con su nombre. Los del funcionario de CAFESG llevan tres apellidos casi siempre: Giano para Concordia; Bordet para la provincia; Urribarri por la Presidencia. Hasta aprovecha para pedirle a la gente que use el casco.
Agrandar imagen
Los carteles de Cresto juegan más con la marca de ese apellido, clave en la política de Concordia, pero no escatiman el nombre del gobernador entrerriano.

Lo del hijo del mandatario está presente aunque nunca hubo formalmente un lanzamiento ni haya un solo cartel con su nombre. Cuentan quienes conocen el terreno que hasta hace un par de meses había elegido un perfil más bajo, había cedido su presencia en la provincia para jerarquizar en cambio la agenda del padre en su campaña nacional.

El senador, entonces, se vio con el terreno más liberado y apuró el paso. Pero Mauro ha vuelto al ruedo. Se encargó de hacer saber que no tiene interés en “competir con un compañero” pero, a la vez, dejó en claro la preeminencia de su padre en la bendición de quien suceda a Bordet.

Fórmula a ciegas

Mientras la interna local no se encienda, Bordet camina la provincia y como otros precandidatos a gobernador, como el ministro Adán Bahl, intuye que es el elegido por Urribarri que, finalmente, desalentaría una interna potente, real, puertas adentro del urribarrismo.

Basa esa percepción en señales como el acompañamiento de Urribarri en actos como el del martes. En el protagonismo que ha tenido Bordet en procesos de “unidad a pedido” en algunos departamentos; o en el encolumnamiento sin dudas de referentes del riñón urribarrista como el diputado nacional Lautaro Gervasoni.

Nunca hubo del gobernador ni un sí ni un no. Sólo guiños y un pedido expreso: que no avance en elegir un vice. Imaginan en Concordia, entonces, que tal definición quedará a merced del armado final en función del “proyecto urribarrista”. E Intuyen que el nombre –uno entre no más de tres- no puede provenir de otro lado que de Paraná.
Fuente: Página Política

Claves

Mauro Urribarri Cresto Giano Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles