“Es perentorio que el gobernador Bordet declare la emergencia”, planteó este martes el diputado nacional Atilio Benedetti, luego de reunirse con el presidente del Banco de la Nación Argentina, Javier González Fraga y su asesor en asuntos agropecuarios, el ingeniero Néstor Roulet, para analizar la situación que atraviesa la zona núcleo productiva del país a raíz de la sequía.

El diputado señaló que en el encuentro – del que participó también el senador Alfredo de Angeli- se intercambiaron “distintos puntos de vista acerca de cuáles son los mejores mecanismos para poder paliar la situación de las producciones y productores afectados” por la sequía.

Benedetti subrayó que “es perentorio que el gobernador Bordet declare la emergencia, para que los productores entrerrianos puedan acceder a los beneficios contemplados en el marco de la ley nacional de Emergencia Agropecuaria, Nº 26.509”. Y adelantó que las autoridades del Banco “como es habitual en estos casos van a revisar y ajustar su normativa para acompañar a los productores en las zonas en donde se declare la emergencia agropecuaria”.
En Diputados
Desde la legislatura provincial, el diputado Sergio Kneeteman recordó que “Nación tiene fondos destinados a este tipo de incidencias, pero se necesita que la provincia declare la emergencia para poder acceder a ellos”. Alertó que “las pérdidas en los cultivos de soja en la provincia rondan los 450 millones de dólares” y que “la ganadería pasa por una situación crítica por la falta de alimento”.

El legislador radical ya presentó un proyecto solicitando la declaración de emergencia, que no tuvo respaldo del peronismo para ser tratado sobre tablas en la pasada sesión de Diputados. Ahora el legislador volvió a plantear su preocupación por la situación del sector agropecuario a raíz de la sequía que está afectando a Entre Ríos y al 80% de la región núcleo.

El diputado señaló que el gobernador Bordet "no puede seguir demorando la declaración de la emergencia agropecuaria y debería tomar acciones inmediatas tendientes a que los productores puedan mitigar las pérdidas”.

Basado en datos de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, Kneeteman advirtió que “las pérdidas solo en los cultivos de soja, se calculan en torno a los 450 millones de dólares, en función de que se estima que se van a perder la mitad de esos cultivos, lo que equivale a al menos 1,5 millones de toneladas malogradas”.

El legislador aseguró que “no solo otros cultivos están en riesgo, sino que también preocupa la situación de la ganadería, que presenta serios problemas para asegurar la alimentación de los animales”.
Fuente: Página Política

Claves

Sequía Cambiemos

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles