Este martes se terminaron de definir las posiciones de los diputados nacionales por Entre Ríos para el proyecto que despenaliza la práctica del aborto y que será debatido en el recinto de la Cámara Baja a partir del mediodía de este miércoles.

De los nueve diputados entrerrianos, cinco votarán el proyecto de legalización y cuatro no:

A favor: los peronistas Juan Manuel Huss y Juan José Bahillo, la macrista Yanina Gayol y los radicales Jorge Lacoste y Atilio Benedetti.

En contra: los peronistas Mayda Cresto y Julio Solanas, la macrista Alicia Fregonese y el radical Marcelo Monfort.

Con una mirada partidaria, se podría decir que este debate empató posiciones en el peronismo y en el macrismo; o que la despenalización ganó 3 a 2 en Cambiemos, o 2 a 1 en la UCR.

Como ningún otro tema, el aborto atravesó pertenencias partidarias; en unos casos ratificó posiciones ideológicas previas y en otros motivó su revisión; y también generó aparentes contradicciones. En todo caso, confirmó que en los partidos con representación parlamentaria conviven pensamientos conservadores y progresistas.
El voto K
Hubo posiciones que no sorprendieron. Como la de Huss, joven diputado de La Cámpora y único entrerriano firmante del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Huss es uno de los dos diputados nacionales kirchneristas de Entre Ríos. El otro es Solanas, que en esta era macrista se ha plantado en el Congreso como un ferviente defensor del campo nacional y popular y las posiciones políticamente correctas desde la óptica progresista. Salvo en este tema.

La pertenencia política de Solanas llevó a algunas activistas por la legalización del aborto a imaginar un apoyo, alentado en buena medida por las demoras del legislador en hacer pública su posición.

Para muchos paranaenses, en cambio, que lo conocen desde sus épocas de intendente, su postura coincidente con la Iglesia católica no sorprendió. Es así: Solanas se ve mucho más progre cuando se lo mira desde Buenos Aires.

Tampoco asombró –ni desde Buenos Aires, ni desde Entre Ríos- la visión de la diputada Cresto, perteneciente a una tradicional familia del peronismo que ha defendido posiciones conservadoras en estos asuntos.
Militantes
Mayda Cresto fue una militante en contra del aborto. Se puso el pañuelo celeste y fue parte de las movilizaciones en su ciudad, Concordia, a favor de “salvar las dos vidas”.

Las otras dos diputadas mujeres también tuvieron militancia. Las dos son de PRO, pero una estuvo a favor (Gayol) y otra en contra (Fregonese). Ambas participaron de las movidas que se produjeron, a favor y en contra, dentro de Cambiemos.

Salvo Huss, que desde el inicio militó por la despenalización, el resto de los varones se mantuvieron más al margen y la mayoría demoró para definir su voto.

Entre ellos, destaca el caso de Bahillo, que cambió de posición, según le explicó oportunamente a Página Política, luego de hablar con sus jóvenes hijos.

Bahillo ha sido fuertemente cuestionado por el kirchnerismo, en su condición de hombre del gobernador Gustavo Bordet en el Congreso y el consecuente acompañamiento a proyectos acordados en la relación de la Provincia con la Nación. Pero en esta corrió por izquierda a Solanas.

Los últimos en definirse fueron los radicales. La mayoría a favor de la legalización del aborto no debería sorprender en un partido de tradición laicista, aunque los tres diputados no militen precisamente en el sector más progresista de la UCR.

La definición de Benedetti es la que reviste mayor peso político, en tanto es uno de los dirigentes anotados en Cambiemos para la gobernación. Se presume que habrá pesado en su decisión la posición adoptada por su referente nacional, Ernesto Sanz, uno de los principales impulsores dentro de la UCR del acuerdo con el PRO en 2015.
Clima de época
La mayoría –aunque ajustada- de la representación entrerriana en el Congreso a favor de la legalización del aborto hubiera sido impensada poco tiempo atrás. Más allá de sus íntimas convicciones, la dirigencia política siempre prefirió eludir este asunto de salud pública, en la mayoría de los casos por temor a pagar costos frente a un amplio electorado católico.

El enorme cambio social de los últimos años y la riqueza del debate público de los últimos meses hizo disminuir el tradicional temor de los políticos a las sotanas y sus pobladas procesiones.

Tal vez al fin se haya comprendido en esta joven república que la ley debe ser para todos. Tres décadas después de aquel histórico debate por la ley de divorcio vincular, pareciera que se vuelve a entender que no se puede obligar a una parte de la sociedad a vivir según las convicciones de la otra.

O quizá la cosa sea más pragmática. Y una parte de la dirigencia política simplemente comparó numéricamente las manifestaciones a favor y en contra y evaluó que lo que se perdía por un lado, se ganaba por otro. Y supo diferenciar lo emergente.

En cualquier caso y salga como salga la votación en Diputados, social y políticamente ya se dio un importante paso hacia un Estado laico.
Monfort vota en contra de la despenalización Redacción de Página Política 12 Jun, 2018
Benedetti votará a favor de la despenalización del aborto Redacción de Página Política 12 Jun, 2018
Solanas votará en contra Redacción de Página Política 11 Jun, 2018
Diputadas del PRO, en veredas diferentes Redacción de Página Política 06 Jun, 2018
Fuente: Página Política

Claves

Diputados entrerrianos Aborto Benedetti Bahillo Solanas Huss Cresto Gayol Monfort Lacoste

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles