El plan sistemático de robo de bebés durante la última dictadura involucra tanto a militares como civiles. Por eso es simbólico que para una sociedad como la paranaense que haya tres médicos sentados en el banquillo de los acusados.

Se trata de Miguel Alberto Torrealday, Jorge Eduardo Rossi y David Vainstub, los propietarios del Instituto Privado de Pediatría (IPP), sospechados por la sustracción y sustitución de identidad de los mellizos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, nacidos en el Hospital Militar de Paraná en marzo de 1978.

Este lunes se inició el juicio ante el juez Roberto López Arango, como tribunal unipersonal, en el que comenzará a develarse el rol de los médicos y se intentará quebrar el pacto de silencio que ha mantenido oculto durante cuarenta años el paradero del mellizo varón, el hermano de Sabrina Gullino. Los médicos están acusados de haber integrado la cadena de sustracción y sustitución de identidad de los mellizos por haber permitido el ingreso y permanencia de los mellizos en la sala de neonatología del IPP, donde estuvieron internados con nombre falso la niña (Soledad López) y sin nombre el varón (NN López).

Según los registros del instituto, ambos fueron derivados del Hospital Militar el 4 y el 10 de marzo de 1978, respectivamente, y recibieron el alta médica el 27 de marzo. Una pericia determinó que tres personas distintas registraron el ingreso y egreso de los mellizos en los libros del IPP, por lo cual se solicitó ampliar el estudio a fin de determinar si los médicos imputados o algún otro personal hizo esas anotaciones.

A los médicos también se les imputa haber autorizado el egreso administrativo de los mellizos y su entrega a personas que no eran familiares ni ostentaban ningún poder legal sobre ellos sin dar aviso a un Juzgado de Menores.

Durante los días 7, 8, 9 y 10 de agosto deberán comparecer 86 testigos, lo que hace prever que se tratará de sesiones maratónicas para escuchar, entre otros, a Sabrina Gullino, la melliza, que recuperó su identidad en diciembre de 2008; Sebastián Álvarez, que fue secuestrado con Raquel Negro y Tucho Valenzuela, el 2 de enero de 1978 en Mar del Plata; Alicia Dasso, a quien Torrealday le entregó los libros del IPP donde consta el ingreso y egreso de los mellizos; y a las enfermeras del Hospital Militar y del IPP.

Como se dijo, el juicio se realizará con un tribunal unipersonal; como fiscales intervendrán José Ignacio Candioti y Carlos García Escalada; y los representantes de la querella serán Marcelo Boeykens (en representación de Sabrina Gullino, la melliza que recuperó su identidad en 2008; y su hermano, Sebastián Álvarez), Lucía Tejera (por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación), Santiago Bereciartua (en nombre de Abuelas de Plaza de Mayo) y Sofía Uranga (por la agrupación Hijos Regional Paraná). En tanto, Torrealday tendrá como abogado a Walter Rolandelli; David Vainstub será asistido por Miguel Ángel Cullen y Andrés Bacigalupo; y Jorge Rossi tendrá como abogados a Cristhian Panceri y José Velázquez.
Fuente: Página Política

Claves

Derechos Humanos

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles