Que no haya salido la ley, asegura que la posición sobre la legalización del aborto que tengan los candidatos será un tema importante en la campaña electoral de 2019. Y no sólo para el orden nacional.

Es lo que pasará en todo el país. Insoslayablemente, los candidatos deberán incluir en sus agendas de campaña una propuesta para este asunto de salud pública que por décadas se quiso eludir, por considerarlo muy delicado, o resbaladizo para la tarea de juntar votos.

En la próxima campaña electoral los candidatos serán interpelados por la sociedad, a través de las redes sociales, en sus recorridos, en sus apariciones mediáticas. Militantes de los pañuelos verdes y de los celestes ya lo advirtieron: en todo el país se tendrá en cuenta para 2019 el modo en que cada legislador votó en el Congreso.

Particularmente en Entre Ríos, donde parece asomar una paradoja política: dos diputados nacionales con aspiraciones a la gobernación vienen de votar en contra de lo que -se supone- opina el grueso de su electorado.

Por Cambiemos, el radical Atilio Benedetti votó a favor de la legalización del aborto y, curiosamente, se ubicó a la izquierda de su par peronista-kirchnerista Julio Solanas, que votó en contra.
Progre, o algo así
Aunque aún no está definido si será por afuera o por adentro del PJ (se supone que por adentro y que para eso es la reforma electoral con representación de minorías que impulsa el oficialismo), Solanas ocuparía la candidatura a gobernador por Unidad Ciudadana, el partido de Cristina Fernández.

Se estima que Solanas hará lo que Sergio Urribarri no podrá, en virtud de algunos impedimentos de orden legal (una cláusula transitoria de la Constitución de 2008 no le permite un tercer mandato como gobernador) y de imagen pública, en su caso seriamente afectada por las seis denuncias judiciales que tiene en su contra. En fin, que si Urribarri no puede, el hombre de Cristina en Entre Ríos será Solanas. Es decir, el autor del voto en contra de la legalización del aborto que más ruido hizo en las filas entrerrianas del progresismo.
Agrandar imagen
Es que en esta era macrista, Solanas se ha plantado en el Congreso como un ferviente defensor del campo nacional y popular y de las posiciones políticamente correctas para el credo progre.

Esa conducta política de Solanas llevó a algunas activistas por la legalización del aborto –sin muchos años de experiencia política- a imaginar un apoyo, alentado en buena medida por las demoras del legislador en hacer pública su posición para la histórica sesión del 13 y 14 de junio en Diputados.

En cambio, para muchos paranaenses que peinan canas y que lo conocen desde sus épocas de intendente, su postura coincidente con la Iglesia católica no sorprendió. A Solanas se lo ve mucho más progre cuando se lo mira desde Buenos Aires.
Conservador, o algo así
Por el lado de Cambiemos, Benedetti es uno de los nombres más firmes para la gobernación. Y será interesante observar qué impacto electoral tendrá su apoyo a la legalización del aborto que, se supone, va en contra de lo que opinan la mayoría de los que votan a la alianza de macristas y radicales.
Agrandar imagen
A diferencia de lo que ocurre en otras provincias argentinas, Entre Ríos tiene poca concentración de habitantes en su capital. Presenta una composición poblacional más distribuida en ciudades chicas y en numerosos pequeños poblados donde la Iglesia católica posee un fuerte predicamento. En ese voto rural es donde más gana Cambiemos.

El voto a favor de la despenalización del aborto corre a Benedetti del lugar conservador con el que resultaba cómodo asociarlo, con soló observar sus referencias internas en la UCR, sus sociedades políticas o sus anteriores posiciones legislativas, como el rechazo al matrimonio igualitario. ¿Lo volverá ahora más potable a la vista de franjas progresistas no peronistas y no tan corridas a la izquierda?

Es una pregunta difícil de responder. Primero habrá que ver si efectivamente termina siendo candidato. El radical dijo hace poco que si le brindan reglas de juego “claras” que le aseguren “igualdad de condiciones” para la competencia interna en Cambiemos, se le anima hasta al mismísimo Rogelio Frigerio.
Las condiciones que pone Benedetti para competir con Frigerio Redacción de Página Política 06 Ago, 2018
Por el Senado
Naturalmente, los votos de Benedetti y Solanas no fueron los únicos datos jugosos que dejó para la política entrerriana este primer paso del aborto por el Congreso. Aunque sí resultaron los más llamativos y significativos de cara al próximo proceso electoral.

Como ningún otro tema, la legalización del aborto atravesó pertenencias partidarias; en unos casos ratificó posiciones ideológicas previas y en otros motivó su revisión. Hubo legisladores que se dieron el gusto de –al menos en este tema- actuar con dignidad y coherencia, sin medir posibles costos; otros que hicieron más bien todo lo contrario y uno que en 2015 estuvo muy cerca de convertirse en gobernador que, ciertamente, dio vergüenza ajena.
Prometió “garantizar con leyes que haya una madre feliz” Redacción de Página Política 08 Ago, 2018
En el caso particular del debate en el Senado, escuchar los discursos de los entrerrianos hizo a muchos recordar que Alfredo de Angeli fue el candidato que Mauricio Macri y Frigerio impulsaron para gobernar Entre Ríos en 2015.
“Me he pasado atajando crucifijos” Redacción de Página Política 08 Ago, 2018
También que Pedro Guastavino y Sigrid Kunath son parte del peronismo que dialoga con Macri. Esto es, son compañeros de Miguel Angel Pichetto que, claramente, tuvo un discurso mucho más crítico hacia los sectores más reaccionarios de la Iglesia católica que el que pronunció Cristina Fernández.

Demócratas y republicanos

Si se permite el juego, el voto en un tema tan trascendental desde el punto de vista ideológico permitiría agrupar a los legisladores entrerrianos de distintas pertenencias partidarias en bloques progresistas y conservadores. Algo así como demócratas y republicanos.

De un lado, a favor de la ampliación de derechos y de seguir los criterios normativos de los países más democráticos y avanzados del mundo quedaron los peronistas Juan Manuel Huss, Juan José Bahillo, Sigrid Kunath y Pedro Guastavino; la macrista Yanina Gayol y los radicales Jorge Lacoste y Atilio Benedetti.

Del otro, en contra de la ampliación de derechos y a favor de seguir obligando a una parte de la sociedad a vivir según las convicciones de la otra, se situaron los peronistas Mayda Cresto y Julio Solanas, el radical Marcelo Monfort y los macristas Alicia Fregonese y Alfredo de Angeli.

Los 12 representantes entrerrianos en el Congreso de la Nación tuvieron la suerte –o la desgracia- de haber protagonizado este debate histórico que los obligó a definirse y a quedar expuestos ante una amplia franja de la sociedad que en muchos casos apenas si tenía idea de su existencia. Ahora, ya no se van a olvidar más de ellos.

Fuente: Página Política

Claves

Entre Ríos Elecciones 2019 Benedetti Solanas Urribarri Frigerio

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles