El electorado kirchnerista sigue a pie juntillas los movimientos de la candidata a senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner. La ve por televisión, comparte transmisiones en vivo de sus actos por las redes sociales, participa activamente de los debates que atraviesan el escenario político nacional, con una fuerte polarización entre el mundo PRO, con Mauricio Macri como actor excluyente y la figura de quien fuera presidenta entre 2007 y 2015.

El asunto es que ese electorado no contará en agosto con Cristina entre las opciones electorales. El votante kirchnerista --que ha sido también, en buena medida, urribarrista, con más o menos vocación— se encuentra que irá a las PASO del peronismo (en su versión Somos Entre Ríos) y encontrará 10 boletas.

Una sola de esas boletas cuenta con la venia oficial del gobernador Gustavo Bordet. La encabeza el diputado Juan José Bahillo con un discurso que intenta provincializar la elección, ponderar la gestión peronista en Entre Ríos y advertir sobre la necesidad de un triunfo para potenciar el Gobierno pero, además, para asegurar la continuidad del PJ en la Casa Gris a partir de 2019.

Hay otras dos boletas que se presentan como sustentadas en la identidad kirchnerista. Una, la que encabeza la ex titular del Consejo General de Educación (CGE), Claudia Vallori; la otra, que ha hecho más ruido hasta ahora, la que postula para un nuevo mandato al diputado nacional y militante de la Corriente Martín Fierro, Jorge Barreto.

Sin embargo, con viento en contra, la militancia kirchnerista en Entre Ríos no tiene desde la dirigencia pautas claras para las elecciones. O mejor, cuál sería el mejor modo de acumular una cuota de poder en una expresión que pueda aportar, desde acá, al proyecto político referenciado con Cristina.
Kirchneristas con Bordet
Hay sectores K que hoy tienen un papel secundario en el espacio político del peronismo piloteado por Bordet y que se han aglutinado tras la lista de Bahillo. Pero bien de costado.

Previo al cierre de listas, llamaron a la unidad y presentaron lo que tenían en un acto a fines de mayo en el club “Don Bosco”, nombre éste con el que terminó por identificarse ese espacio de “kirchneristas integrados”, que tienen representantes en el gobierno de la provincia y referentes del gobierno en la Legislatura como Ángel Giano o Pedro Báez. También estuvieron aquel día la ex intendenta Blanca Osuna; dirigentes de organizaciones aliadas al PJ como Rafael Vicentín del Partido Solidario o José Iparraguirre del Partido Comunista.

Hubo un nutrido grupo de militantes identificados con ATE y más específicamente con Edgardo Massarotti, nombre que sonó para candidato del espacio; y estuvo quien finalmente se convirtió en candidata, la ex intendenta Claudia Gieco que va en quinto lugar de la nómina de Bahillo. Estuvo también Descamisados, agrupación que tienen funcionarios en distintas áreas del Estado.

Llegó a “Don Bosco” y avaló la convocatoria, el intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio, que no retaceó nunca su pertenencia al mundo K.
Bordet compartió palco con el kirchnerismo que llama a la unidad Redacción de Página Política 27 May, 2017
Para esa fecha, 27 de mayo, había dudas todavía respecto del modo en que se expresaría, en la lista, la alianza de Bordet con Jorge Busti, la piedra en el zapato para los K que acompañan al gobernador a como dé lugar. El acuerdo llegó, Gustavo Zavallo ocupó el tercer lugar en la lista y por si faltaba algo, hubo foto con Sergio Massa para bendecir la unión.

Aun así, hubo otro encuentro de “Don Bosco”, casi sin fisuras. Fue el miércoles 18 de julio y tuvo por figura convocante a Sergio Urribarri que se ocupó de un acto con derroche kirchnerista. Con Cristina ya lanzada y midiendo bien en las encuestas bonaerenses, con Unidad Ciudadana, el acto fue una remisión permanente a la figura de la ex presidenta. Se escucharon tramos de sus discursos, se inició el encuentro con gente común que testimonió sus complicaciones con la “era Macri” -como se hizo en el lanzamiento del espacio en Buenos Aires- y el mensaje de Urribarri se redujo a un repaso de su relación con la ex presidenta.

Video: https://www.facebook.com/juanpabloeenriquez/videos/1375050932542665/

Contó de su reunión con Cristina revelada por Página Política en la que le habló de los candidatos de la lista de Bordet. Pero no pudo comprometer expresamente un apoyo de la candidata a senadora a la lista de Bahillo. Empata la situación que las otras listas tampoco han podido ostentar tal bendición.
“Ni un centro”
Probablemente, “Don Bosco” --o el cúmulo de espacios, dirigentes y voluntades que expresan el kirchnerismo bajo el ala de Bordet (también la de Urribarri y pese a Jorge Busti)-- podría ser un paraguas más amplio. Pero no se ha buscado.

“No estuvimos. No fuimos convocados”, repiten dirigentes consultados por Página Política, representantes de agrupaciones que han sido aliadas de las gestiones de CFK y de Urribarri. “Bordet no nos tira ni un centro”, dijo un militante de izquierda. Tampoco en provincia de Buenos Aires el cristinismo les ha dado lugar. “Nos pasa como a los argentinos con los uruguayos, que vamos siempre para allá pero ellos no nos aguantan”, ironizó.

Los promotores de “Don Bosco” explican su estrategia: “Con los más cercanos, seguimos con tácticas de vinculación, sin confrontar con los más alejados hasta que pase agosto. Después, todo suma a Somos Entre Ríos para ganarle a Macri que es la contradicción principal”.

Todo dicho. Después de agosto, se verá. Mejor para Barreto o para Vallori que tendrán su chance de recorrer el espinel entre las agrupaciones que se han quedado esperando a que suene el teléfono aun cuando el escenario suponga sapos. Del cúmulo de fuerzas aliadas al PJ que fundaron Unidos y Organizados en tiempos K, sólo el Partido Solidario aparece claramente alineado con “Don Bosco”. Después, el Partido Comunista no ha fijado una pauta para octubre y en ese marco, mientras en Concepción del Uruguay habrá más voluntades acompañando a Barreto, en otros distritos se dejará en libertad de acción a la militancia.

Por otro lado, el Nuevo Encuentro, que fundó Martín Sabbatella, se ha desperdigado en distintos grupos sin posición ante la interna de agosto; y de igual modo sucede con referentes de la CTA Entre Ríos que no tiene posición tomada y encuentra una divisoria de aguas entre quienes deciden acompañar a Miguel Pelandino (de ATE, candidato de Barreto) y los que cuestionan esa postulación en el marco de las internas del gremio estatal.
Silencios
“Libertad de acción”, dijeron desde La Cámpora a Página Política. “Prescindieron de nosotros. Que ahora la gane el PJ”, desafiaron. “Jorge (Barreto) expresa una opción a la que respetamos, como hay muchas otras”, añadieron abriendo el margen de opciones.

Probablemente sea una decisión de La Cámpora en todos los distritos en los que Cristina no juega sus cartas.

En efecto, Urribarri no pudo comprometer el apoyo de la ex presidenta a la lista de Bordet. Y una definición contundente de La Cámpora sería leída como voluntad de Cristina.

Del mismo modo, hubo dirigentes cercanos a la líder de Unidad Ciudadana, referenciados con el mundo sindical, que fueron convocados para actos junto a Barreto. No fue posible comprometerlos a estar ni en un lado ni en el otro.

El silencio también reina entre otros grupos, como el PCCE que hoy por hoy están en buena medida encolumnados con La Cámpora. De hecho, a sus militantes se los podrá encontrar en las oficinas del diputado Juan Manuel Huss en Paraná.

El mutismo más pesado, en este sentido, es el del diputado nacional Julio Solanas. No ha fijado posición ante la interna pero, mientras, Barreto cuenta como aliado al solanismo y la sobrina del ex intendente, Mercedes Solanas, lo confirma en las redes sociales.
Después de agosto
Tres diputados nacionales –Juan Huss, Julio Solanas, Lautaro Gervasoni-, varias agrupaciones kirchneristas como el PC, el PCCE o referencias sindicales en CTA han coincidido en una sola cosa: desensillar hasta que aclare.

“Hacemos la plancha. Por lo menos hasta agosto”, lo expresó sin vueltas un dirigente. Los actos con buena concurrencia de kirchnerismo “silvestre” con referentes nacionales, como Jorge Capitanich, Mercedes Marcó del Pont, Daniel Filmus o un poco antes con el periodista de Página/12, Mario Wainfeld, quedarán para otro contexto.

Aquí no más, en Santa Fe, dirigentes como Axel Kicillof se han sumado con su presencia a los actos masivos del candidato Agustín Rossi. Acá, el tablero se acomodó de otro modo y nada desentonará, hasta después de agosto, con la idea de “no hacer olas” con debates políticos que rompan la consigna primera y última de provincializar la elección.
Agrandar imagen
Fuente: Página Política

Claves

Peronismo kirchnerismo Bordet Bahillo Barreto PC PCCE CTA Entre Ríos Iparraguirre

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles