La participación de Mauro Urribarri en el próximo gobierno de Gustavo Bordet deja en claro algo desde lo estrictamente político: la alianza entre el gobernador que viene y el actual goza de buena salud.

Esto no quiere decir que Sergio Urribarri vaya a gobernar en las sombras. De hecho, Bordet retira a los 10 ministros de su antecesor. Fue, si se quiere, más duro que Mauricio Macri con Cristina Fernández en este punto.

El que gobernará será Bordet. Este lunes se vio con claridad: cuando se reunió con los intendentes electos, Urribarri estuvo al principio para saludar, pero después se retiró y los dejó solos. Por estos días Urribarri se muestra respetuoso de las formas y nada hace pensar que eso variará en los próximos años. Al menos en los primeros años de gestión de Bordet.

Pero, en clave política, hoy Bordet es Urribarri. Mauro en el gabinete lo certifica. Entonces, la relación que pueda mantener Entre Ríos en este escenario inédito que le toca a la provincia, con un presidente de otro signo político, va a depender mucho de la posición que Urribarri asuma, al menos en el inicio del gobierno de su sucesor.

El vínculo con la Nación será complejo en los próximos cuatro años. Macri va a levantar el teléfono para anunciar que los fondos reclamados por la provincia están, pero que necesita una devolución de gentilezas en el Congreso de la Nación. ¿Cómo van a votar los senadores y diputados nacionales peronistas por Entre Ríos? ¿Seguirán la línea de Cristina, la de Scioli, o harán caso a lo que Bordet comprometa en los acuerdos de gobernabilidad con Rogelio Frigerio, Emilio Monzó o el operador que ordene Macri?

Para el arranque de la relación Macri-Bordet, el apellido Urribarri en el gabinete provincial afecta. Hace ruido. Que sea el hijo de unos de los referentes nacionales del cristinismo y que, además, se trate de un joven aun no del todo formado políticamente, refuerza la idea de que el que está en el gabinete no es el hijo sino el propio padre.

Con un peronismo en la oposición y lanzado a internas, se atisban referencias como las de Cristina, Scioli, Massa, De la Sota, y los gobernadores. Algunos creen que las aguas se van a dividir entre los que tienen la responsabilidad de gobernar y los que no la tienen. Los que gobiernan van a tener que encontrar, con cuatro años por delante, algún punto de convivencia con el gobierno macrista. Cristina, Scioli, Massa, podrán en cambio opinar lo que quieran.

¿Urribarri dónde va a estar? No hay dudas que buena parte (la mayor) de su desarrollo político se debe al estrecho vínculo que supo entablar con Cristina. Pero hoy, más allá de la gratitud hacia la Presidenta saliente, Urribarri tiene una responsabilidad política principal: lo puso a Bordet, así, con el dedo, y ahora no lo puede vaciar o complicarle la gestión. La lógica indica que su estrategia política debería apuntar a nutrir de gobernabilidad a Bordet, y eso se consigue con un grado razonable de convivencia con el gobierno nacional, que evite tanto la sumisión como la confrontación.

Si Urribarri se enrola en la franja de los peronistas que tienen responsabilidad de gestión deberá apuntar a encontrar un equilibrio de gobernabilidad. No parece para nada improbable que eso ocurra, atento al drástico cambio de opinión que tuvo en pocas semanas sobre Scioli, entre que competía con él por la candidatura a presidente y se convertía en su eventual futuro ministro.

Urribarri no pareciera tener problemas para adaptarse cuando de sobrevivir se trata: en eso es claramente peronista.

Mauro puede, desde este punto de vista, ser finalmente una buena señal, porque Urribarri ata su propio hijo a la suerte de Bordet. Si a Urribarri se le diera por el cristinismo que se prepara para “resistir” a Macri, estaría arrastrando en esa posición a Bordet, le complicaría su gobierno, el gobierno de su hijo y, de alguna manera, de él mismo. Aunque el que gobierne sea Bordet, claro.
Fuente: Página Política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles