El modo en que este viernes por la noche cerró su interna el PJ de Entre Ríos comporta un fuerte respaldo político al ex gobernador Sergio Urribarri. Que acompañe en la fórmula para la presidencia del partido a Gustavo Bordet tiene un potente efecto simbólico que apunta a desmentir diferencias internas, supuestamente desatadas una vez que el nuevo gobernador tomó las riendas de la gestión provincial y constató algunas complicaciones en la herencia recibida.

A la luz de la historia reciente del peronismo provincial, el gesto político que produjo la dirigencia del PJ va incluso más allá: vendría a decirle a la militancia y a la sociedad en general que Urribarri no es el Jorge Busti de 2008 o, si se prefiere, que Bordet no es el Urribarri que ese mismo año rompió con su mentor.

El reconocimiento partidario a Urribarri se produce al cabo de una semana en la que Bordet fue criticado desde el ala más kirchnerista del peronismo por ir en contra de la posición política que adoptó el Frente para la Victoria en la discusión parlamentaria del acuerdo que alcanzó el gobierno de Mauricio Macri con los holdouts.

El contraste entre la posición del Gobernador y la de los legisladores nacionales de su provincia y su partido fue explícito y el reto público del mandatario será recordado por muchos años: “No es una estudiantina donde nosotros alegremente planteamos patria o buitre”, le dijo Bordet a los cinco diputados entrerrianos del Frente para la Victoria.

Y los cinco diputados fueron puestos allí por decisión de Urribarri, quien desde 2011 armó las listas de candidatos del PJ ejerciendo una fuerte conducción política hacia adentro del partido que ningún dirigente se atrevió a cuestionar.

Salvo Julio Solanas, que ostenta peso político propio, y en cierto sentido Juan Manuel Huss que vino apadrinado por La Cámpora, los otros tres diputados, Carolina Gaillard, Lautaro Gervasoni y Jorge Barreto difícilmente hubieran llegado al Congreso si no fuera por el dedo de Urribarri. Son de algún modo hijos políticos del ex mandatario. Y son relativamente jóvenes, tanto como para que la palabra “estudiantina” suene acertada en la crítica de Bordet.

Después de que esta semana el Gobernador le hiciera juntar los tacos, Huss publicó en las redes sociales su último descargo: “En la vida no es importante ser oposición u oficialismo. Lo importante es ser coherente. Lo dije ayer, hoy y sostengo con mi postura el compromiso hacia el futuro. No a la derogación de las leyes de Pago Soberano y Cerrojo. El futuro no se hipoteca renunciando a nuestras banderas históricas de justicia social, independencia económica y soberanía política. El juicio de la historia será inapelable para aquellos que traicionen el mandato popular”, escribió el joven dirigente de Paraná.

Si Huss, o Gaillard, o Barreto o Gervasoni son hijos políticos de Urribarri ¿será esta la posición del ex gobernador? No se sabe. El actual presidente de la Cámara de Diputados ha guardado silencio sobre este asunto que, en clave política, es central para entender hacia dónde va el peronismo en esta etapa y cómo encaja Entre Ríos en ese contexto.


Gobernabilidad

Bordet recién se está empezando a dar a conocer en la escena nacional. Y si su pragmática o, si se prefiere, madura relación con Macri llamó la atención de los medios nacionales fue porque es el gobernador de la provincia de Urribarri, el entrerriano que soñó con la presidencia de la Nación como representante del núcleo más duro del kirchnerismo.

El ex gobernador llegó tan lejos en su carrera política debido al estrecho vínculo que supo entablar con Cristina Fernández. Pero hoy, más allá de la gratitud hacia la ex presidenta, Urribarri tiene una responsabilidad política principal, que es apuntalar a quien designó como sucesor.

De nuevo: Urribarri no es a Bordet lo que Busti fue a Urribarri en 2008. Para Urribarri, el éxito del gobierno de Bordet es su propio éxito. Basta con recordar que su hijo Mauro es nada menos que ministro de Gobierno.

La lógica indica que su estrategia política debería apuntar a nutrir de gobernabilidad a Bordet, y eso se consigue con un grado razonable de convivencia con el gobierno nacional, que evite tanto la sumisión como la confrontación. No es esa, precisamente, la línea que han seguido los diputados.


Efecto

La fórmula Bordet-Urribarri para la conducción partidaria es una señal política fuerte, que habrá que ver cómo repercute en la relación institucional y política que mantiene el gobernador Bordet con el gobierno de Macri, quien hasta aquí ha venido auxiliando financieramente a Entre Ríos, más que a otras provincias, para que pueda hacer frente a gastos corrientes.

Con esta reivindicación de Urribarri, Bordet ¿está recuperando su identidad urribarrista? ¿Está dando una muestra de lealtad hacia quien lo eligió como su sucesor? ¿O será que Urribarri se está volviendo bordetista, en el sentido de que está abandonando el kirchnerismo más duro?

Como fuere, Urribarri termina recibiendo, por acuerdo de la dirigencia del PJ, un reconocimiento en un proceso interno que evitó saldar las diferencias generadas por su conducción política en 2015. Los propios dirigentes que, como candidatos, fueron perjudicados por las decisiones de Urribarri el año pasado, terminaron ahora aportando a este reconocimiento político.

Y ese reconocimiento llega en un momento difícil para el ex gobernador, que tras su salida del poder fue denunciado por supuesto enriquecimiento ilícito. Curiosamente, el respaldo político al ex mandatario en este caso demoró en llegar, se produjo recién esta semana, con una declaración del senador Ángel Giano que se emitió, casualmente, el mismo día en que se presentaron las listas para el PJ.
Fuente: El Diario

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles