En los pasillos de la Legislatura se dicen por estos días muchas cosas respecto a lo que pueda ocurrir con las reglas de juego de las elecciones provinciales, que el Ejecutivo pretende reformar para reemplazar la boleta sábana por la boleta única de papel (BUP) y la ley Castrillón por PASO con representación de minorías.

Explican las demoras en el envío del proyecto del Ejecutivo a la Legislatura en problemas internos del PJ. No estaría encontrándose el texto que persuada al conjunto del peronismo. Y el Gobierno, naturalmente, quiere evitar que una iniciativa de tamaña importancia se empantane por estas razones.
Dudas sobre la reforma política Pablo Bizai 02 Abr, 2018
Hay visiones encontradas respecto a qué es lo que más conviene a la supervivencia del peronismo. O, más precisamente, a la supervivencia de cierta dirigencia que no goza precisamente de prestigio social y que, por caso, debería ceder su lugar en la lista a los candidatos de las minorías, si es que la ley obliga al peronismo a adoptar este modo de contener a sus distintos sectores internos, que ha sido negado históricamente en su carta orgánica.

En el fragor de esos debates, en los últimos días se empezó a hablar de la ley de lemas como solución a los males que aquejan al partido del gobierno.

Un sistema de lemas –argumentan- evitaría lo que ocurrió en 2017, cuando muchos de los kirchneristas más puros que participaron de la interna de agosto, no votaron en la general a los candidatos elegidos por el gobernador Gustavo Bordet, con el aval de sus antecesores Sergio Urribarri y Jorge Busti.

Otro ejemplo puede ayudar en entender mejor el asunto. En la PASO de 2015 en Paraná, el precandidato de Cambiemos Sergio Varisco obtuvo unos 15 mil votos más que la candidata que ganó la interna del Frente para la Victoria, Blanca Osuna. Pero el Frente para la Victoria fue la fuerza más votada, al sumar los sufragios obtenidos por Gastón Grand, Rubén Almará y Daniel Elías, que compitieron con sus boletas cortas contra la entonces intendenta. “Osuna sueña con una ley de lemas”, chicaneó entonces Varisco.

En las conversaciones aparece, naturalmente, lo que implicó el tan cuestionado sistema para el peronismo de Santa Fe entre 1991 y 2004, cuando el gobernador Jorge Obeid promovió su derogación, luego de haber llegado al poder a pesar de haber obtenido menos votos que su rival socialista, Hermes Binner.
Fuente: Página Política

Claves

Reforma política Lemas diputados

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles