La idea es impulsada por el presidente de la Departamental Paraná del PJ, Gustavo Guzmán, como una respuesta al malestar que dejó la acción del “dedo” del ex gobernador Sergio Urribarri en la interna de 2015 y que se reflejó en la asamblea que a mitad de 2016 reunió a buena parte del peronismo de la ciudad en la Escuela Hogar: “Si se habla de una lista de unidad y no buscamos el mecanismo para la selección de candidatos vamos a caer en el dedo de nuevo. Como presidente del PJ tengo que buscar soluciones creativas para unificar al peronismo, algo que no se puede hacer con la imposición de un candidato”, explicó el diputado provincial a Página Política.

La iniciativa será tratada formalmente el lunes próximo, en una reunión de la Departamental. Pero Guzmán ya empezó a sondear a la dirigencia local.

“Por ahora es una idea que propuse en función de resolver un problema”, aclara.

Su intención es que una interna cerrada, donde sólo puedan votar los afiliados al PJ, lleve un candidato de Paraná a un posterior congreso partidario que defina los lugares a ocupar dentro de la lista de candidatos a diputados nacionales.
14 años
La última vez que hubo una disputa interna real en el PJ fue en 2003, cuando en Paraná Julios Solanas se impuso al acuerdo de Jorge Busti y Mario Moine, para posteriormente ganar la intendencia. En el orden provincial, Marcelo Casaretto se atrevió a desafiar a Busti por la candidatura a gobernador.

Luego vendrían años donde las peleas reales se resolverían en disputas que se libraban por afuera del PJ, directamente en las generales, con la Lista 100 en 2007 y el bustismo en 2011.

Con internas abiertas, luego abiertas y simultáneas y más tarde con PASO, el peronismo en el poder cerraba listas oficiales del PJ, en algunos casos legitimadas por sparrings como Gerardo González. Por eso es que la idea de Guzmán persigue un doble objetivo: evitar las resistencias que produjo el dedo de Urribarri en la interna de 2015 y ordenar la siempre complicada interna del PJ de Paraná.

A su juicio, una puja real por un cargo electivo permitiría medir cuántos votos tiene cada grupo de Paraná. En la última década, la interna giró en torno de cinco grandes referencias: los tres ex intendentes (Solanas, Halle y Blanca Osuna), el vicegobiernador Adán Bahl y su antecesor en el cargo, José Cáceres.

Bahl asoma como un potencial candidato para liderar el PJ en esta etapa. Es en principio quien sobrevivió más entero del último proceso en el que, por pedido de Urribarri, resignó su postulación a gobernador. En alianza con el vicegobernador, Halle busca una diputación nacional. En cualquier caso, Guzmán entiende que la única manera de medir lo que tiene cada uno es con el voto de los afiliados. Guzmán es un hombre de Solanas, diputado nacional y referente del ala más dura del kirchnerismo, espacio que comparte con Osuna, una enemiga histórica en el plano local.
Fuente: Página Política

Claves

elecciones PJ Guzmán

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles