No se enteró cuando se echó a rodar un par de horas antes de que sea oficial. Tampoco lo sabía días antes. La dinámica de la política lo debe haber desconcertado. Julio Federik era uno de los candidatos para cubrir la vacante en la Sala Penal y Asuntos Constitucionales del Superior Tribunal de Justicia (STJ). Y era, quizás, uno de los que constituían el grupo de los que más chances tenían.

Lo cierto es que en los últimos días, una terna que el Gobierno supo guardar, no lo comprendía. Allí estaban inscriptos los nombres de Hugo Perotti, Ana Clara Pauletti y Miguel Ángel Giorgio. Como se sabe, éste último se quedó con el premio. El nombre de Federik no fue un rumor que quedó en eso. Tampoco una especulación de la prensa. El nombre del reconocido penalista y ex convencional constituyente por el peronismo estuvo en los planes del Poder Ejecutivo. Diferentes fuentes, incluso una radical y otra del PRO, revelaron a Página Judicial que al abogado de Paraná lo sondearon en dos oportunidades desde el Gobierno. La última un día antes que se conociera lo de Giorgio. ¿Qué sucedió entonces? La respuesta no está. Una versión que se escuchó en las últimas horas y en la que coincidieron fuentes que no están vinculadas entre sí es que hubo una mano negra del STJ que operó en contra de la designación de Federik.

En el radicalismo no estaban sorprendidos con la noticia cuando este martes se los consultó. El senador Raymundo Kisser, horas antes de que se confirme, se limitó a decirle a este medio que tenía una lista de candidatos que le había hecho conocer al gobernador. No los dio a conocer. Eran Perotti, Pauletti y Giorgio, pese a que había candidatos radicales. Un detalle: ninguno de los radicales salió a manifestarse luego de conocerse la noticia. Tampoco lo hicieron los peronistas. No deja de ser raro que ante tamaña decisión como es designar a un vocal no haya llegado a las redacciones un solo comunicado haciendo una valoración, incluso del consenso esgrimido desde el Gobierno. Gustavo Bordet estuvo el lunes en Chajarí con Pedro Galimberti, que aparte de ser intendente de esa ciudad es el presidente del Comité Provincial de la UCR. No le comentó nada, según reconstruyó Página Judicial.

Giorgio; oriundo de Concordia, ciudad que dio tres gobernadores; integrará la preciada Sala Penal. Su innegable carrera judicial, su formación y la aparente independencia partidaria no fueron saludadas por la clase política. El consenso mereció una reivindicación.

Giorgio fue designado como camarista por Sergio Urribarri en el 2009, luego de haber sido ternado en el Consejo de la Magistratura. Fue uno de los que entendía que Juan Carlos Arralde tenía razón cuando planteó la inconstitucionalidad ante la designación de Guillermo Smaldone al frente del Tribunal de Cuentas sin concurso previo. Su voto se lo contaba en contra de los intereses del entonces gobernador.

Cubierta la vacante, ahora resta saber de qué se tratará la reforma judicial.
Fuente: Página Judicial

Claves

Justicia y política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles