El candidato a Gobernador de UNA, Adrián Fuertes, recibirá a Sergio Massa este jueves en Concordia, acompañado por su compañero de fórmula, Jorge Busti. Los dirigentes entrerrianos acompañarán al postulante a la Presidencia a lo largo de cuatro o cinco horas en distintas actividades de campaña.

Fuertes se refirió a la decisión de ir a Concordia con el tigrense y en ese marco se explayó acerca de su relación con el tres veces gobernador que hoy va por una vicegobernación. Además, habló del liderazgo que ejerció Busti, lo comparó con el de Sergio Urribarri y vaticinó: “A Urribarri le van a pasar muchas facturas. Muchas más que las que alguna vez le pasaron a Busti. Ha ejercido una tiranía enorme en su construcción”, criticó el intendente.

Contra lo que se pueda pensar, con relación a lo poco que se define en las PASO entrerrianas, en tanto no hay disputas internas a nivel provincial, Fuertes vaticina que agosto será definitorio. “Si yo salgo segundo en agosto, me convierto en gobernador en octubre. La gente va a elegir en las PASO la opción más potente para terminar con este gobierno”.

-¿Cómo describiría a Busti como dirigente en campaña? ¿Cómo es el Busti actual en la campaña de UNA y esta vez como número dos de una fórmula?
-Lo veo cumpliendo el rol que debe cumplir una persona como él. Hemos logrado una sinergia re linda. Para mi llevarlo a Busti es un honor inmerecido. Lo noto calzado en su rol. Lo veo motivado, entusiasmado y con una vitalidad envidiable. Yo he decidido darle un lugar enorme y eso me suma. Nunca hago sentir que soy el candidato a gobernador y hemos logrado muy buena relación. Antes no había tenido oportunidad en estar tan cerca en una campaña. Yo fui concejal, después él me llevó a Buenos Aires cuando fue senador para trabajar con él. Después fui diputado y sé que siempre me miró como un tipo indómito, rebelde, pero hemos tenido unos códigos enormes en la relación. Nunca tuve esa obsecuencia ciega, no me sale del alma y él me conoce perfectamente. Creo que lo valora y nos sentimos re bien. A veces he sido duro con él pero siempre por cuestiones políticas y en el marco de declaraciones tribuneras. Nos llevamos muy bien.

-Los jefes locales del peronismo, los intendentes más específicamente, son críticos del liderazgo que ejerció Busti en sus mandatos y, en cambio, valoran que Sergio Urribarri los hizo visible. ¿Cuál es su opinión?
-Es verdad lo que dicen los intendentes. Fruto de una gran necesidad de Urribarri de contar con apoyo político en su primer mandato. Busti, en cambio, se sostenía en el liderazgo entre los legisladores. No sé si piensan hoy igual los intendentes. El segundo mandato fue distinto y creo que las facturas que le van a pasar a Urribarri van a ser fuertes. Mucho más fuertes que las que alguna vez le hayan pasado a Busti. Hubo una tiranía enorme en la construcción. Yo jamás hubiera podido ser ni candidato a diputado provincial en el armado urribarrista. Volveré un día al PJ como simple militante y simple afiliado si se recupera el camino de la democracia interna en el partido. No se puede tolerar lo que le han hecho a (Gastón) Grand, a (Mariano) Giampaolo –dijo en relación a los precandidatos a intendentes de Paraná y de Concordia a los que no se permitió el pegado con la fórmula de Gustavo Bordet-. El PJ está destruido por prácticas que dan asco.

Sobrevivir a la polarización

-El massismo se potenció luego de la elección porteña que puso en jaque a Mauricio Macri, con un apretado triunfo de su candidato, Horacio Rodríguez Larreta. ¿Cómo leyó la decisión de los porteños?
-Hay tres hechos puntuales que han impactado en la línea de flotación de Macri. El primero golpeó cuando Miguel Del Sel estaba en lo del sastre probándose el traje de gobernador de Santa Fe; un segundo elemento es la definición de una fórmula tan puramente del obelisco que, la verdad, no cierra por ningún lado; y el tercer golpe fue el domingo con la elección que hizo un tipo (por Martín Lousteau) al que le dijeron bajate, bajate que estás provocando un gasto a los porteños porque para Macri la democracia es un gasto. Se ve un estancamiento de su candidatura, además, en la torpeza de decir que quiere la Asignación por ley y la ley ya estaba aprobada; o que diga que YPF o Aerolíneas tienen que seguir siendo estatales sin tener idea cómo votaron sus legisladores con relación a esos temas. Llama la atención. La verdad es que, por defecto, han provocado un espaldarazo muy grande, una vuelta de la vista de los ciudadanos y de los medios a la candidatura de Sergio Massa. Hoy agarro el Clarín y veo un reportaje a Massa, al que quisieron sepultar y no pudieron. Hoy deben volver a ponerlo en escena para no cometer un blooper gigante.

-A nivel nacional se habla de una polarización. ¿Cuál es el escenario en Entre Ríos desde su perspectiva?
-Estamos muy lejos de una polarización. Hay una triple posibilidad. Y estoy convencido que si salgo segundo en agosto voy elegido gobernador en octubre. Las PASO van a ser cruciales y octubre va a ser una especie de segunda vuelta. Acá hay un 70 por ciento de la gente que quiere que este gobierno no siga más. Espero salir primero en las PASO pero si salgo segundo, me convierto en gobernador. En las PASO la gente va a elegir la opción más potente para terminar con este gobierno.
Fuente: Página Política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles