Luis Garay continuará al frente de la Defensoría del Pueblo de Paraná por otros cinco años más. Lo acompañará otro período, como Adjunto, el ex concejal radical Pablo Donadío, actual titular del puesto.

Los concejales más cercanos a la intendenta Blanca Osuna postularon al secretario privado de la presidenta municipal, Sebastián Tomassi. Pero la relación de fuerzas planteada en el recinto los llevó a pedir de abstenerse de votar, planteo que fue rechazado por el cuerpo. De este modo, y considerados ausentes en la sesión, los nueve votos para Garay y Donadío fueron más que suficientes para cumplir con el requisito de contar con los dos tercios de los miembros presentes.

Si en algún momento se especuló con que Garay – Tomassi fuera la fórmula del consenso entre las distintas fracciones peronistas –osunistas, solanistas, hallistas-, esta posibilidad se derrumbó con el correr de los días en la última semana.

Desde el osunismo hicieron saber antes de la sesión que había malestar por el vínculo del solanismo con Garay lo que habría incluido la propia intervención del referente del espacio, el diputado nacional Julio Rodolfo Solanas.

Y sin muchas vueltas, el concejal del solanismo, Gustavo Guzmán, le puso pimienta a la sesión de este miércoles, en la Casa de la Ciudad, cuando avaló el pedido de impugnación que hizo a Tomassi la Asamblea Vecinalista por su estrecho vínculo laboral con la Intendenta. También se ocuparon de cuestionar con dureza al oficialismo por nominar al secretario de Osuna los ediles del bloque UNEN, Miguel Rettore y Marcelo Haddad.

Posiciones

Luego, se mocionó ir a votación y a poner las posturas y la relación de fuerzas sobre la mesa (Al pie de la nota, el audio de la votación). El concejal Orlando Pacífico dijo que su par electa por el hallismo, Alicia Portillo, estaba descompuesta por lo cual pedía votar en primer lugar. Quién sabe a cuantos sorprendió su voto, el primero: pidió abstenerse mientras se levantaba de su banca y se iba retirando del recinto, guiada por algunos concejales.

Es probable que también haya sorprendido, de antemano, la postura de las concejales radicales, Adriana Torner y Roxana Villagra, de avalar la reelección de Garay - Donadío porque distintos sectores contaban con que ambas iban a votar "Tomassi- Donadio".

Ya después de lo sucedido con Portillo, todos los votos del osunismo y aliados se mostraron como sin un plan B. Algunos pidieron abstenerse -como Juan Huss- pedido que fue rechazado y se los contó como ausentes. Otros se retiraron del recinto, como el edil Enrique Ríos, aliado del gobierno municipal que había presentado el pliego de Tomassi y lo defendió en el recinto ante los argumentos de la impugnación. Ríos se retiró con airadas quejas, luego de que Huss se abstuviera. El que votó por Tomassi –y sin postular a un Adjunto- fue Pacífico.

Todos los otros votos, de las distintas fuerzas (solanistas, del bloque UNEN, radicales) fueron para Garay y Donadío. Se acumularon tras esa fórmula nueve votos que fueron suficientes para cumplir con el requisito de contar con dos tercios de los concejales presentes.
garay donadio votacion.mp3
Fuente: Página Política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles