Los movimientos de piezas en el engranaje del poder provincial tienen su lógico impacto en una serie de espacios vacíos que surgen y demasiados nombres para llenarlos.

En una parte de la estructura, se puso en juego la vacante que deja Hugo Ballay en Enersa para reemplazar a Sigrid Kunath como mano derecha del gobernador, en un puesto que tendrá ahora otro nombre: Secretaría de Coordinación de Gabinete. Al momento, en ese rincón, pocas novedades.

En cambio, la decisión de Sergio Urribarri de anunciar que José Lauritto seguirá al frente del Ministerio de Educación, produciendo un corrimiento de la lista de diputados nacionales, llegó de la mano de dos estridentes noticias:

1) Graciela Bar deja la Presidencia del Consejo General de Educación (CGE) y un puñado de nombres empezó a girar en torno a ese puesto.

2) El corrimiento de Lauritto no beneficiará a la cuarta candidata a diputada, Patricia Domínguez, si no al que iba en quinto lugar, el subsecretario de la Juventud, Lautaro Gervasoni, tras la renuncia de la docente. Otro puesto vacante.

En torno al Palacio de Educación

Para el cargo de Bar, hay varios nombres en danza.

1) El de Jorge Kerz, ex presidente del CGE y ex compañero de fórmula de Jorge Busti.

2) El de Elsa Ruiz Díaz, senadora nacional que termina su mandato en diciembre tras completar el período que inició la intendenta Blanca Osuna. Ya tuvo su paso por el CGE.

3) El del titular de la Dirección Departamental de Escuelas y ex referente sindical de UDA, Roque Caviglia.

4) El de la propia Claudia Vallori, vocal del CGE, que es la funcionaria que tiene más afinado el pulso de la gestión, que tiene contactos y acciones conjuntas con municipios y distintas áreas del Estado y que ocupará el cargo de Bar por lo menos hasta que se resuelva la continuidad.

Para Bar, la continuidad de su gestión es igual a Vallori. Pero se sabe en el Palacio de Educación que la última palabra será la de Urribarri. Tanto ya se sabe que el viernes todos los funcionarios ponen a disposición sus renuncias.

Los nombres en Juventud

El segundo en la estructura de la Secretaría de la Juventud es Ricardo Lagares que ocupa el cargo de coordinador General.

Luego le sigue el referente de La Cámpora, con inserción en la militancia universitaria, Xavier Martínez.

Lagares, más identificado con el riñón familiar de Urribarri; Martínez, más asentado en la agrupación y en la institución que preside, la Federación Universitaria de Entre Ríos (FUER), podrían pasar a ocupar el lugar de Lautaro Gervasoni si no hay un manotazo ajeno a la estructura actual de la Secretaría.

Ser “amigo de Mauro” o “referente de La Cámpora” es más o menos lo mismo en la versión entrerriana de la juventud. “Acá somos todos más urribarristas que de La Cámpora, más vale”, aclaró alguna vez un referente del grupo fundado por Máximo Kirchner.

Hay otro sector fuerte en Juventud, el Frejupe, pero en la distribución de poder el espacio ha echado raíces en el Ministerio de la Producción de Roberto Schunk y las reglas de juego no habrían cambiado al respecto.

Que sea o no Lagares el “sucesor”, depende en buena medida de asuntos que no tienen estrictamente que ver con trayectorias políticas ni decisiones ideológicas. Depende de la suerte que corra su madre, la senadora nacional Ruiz Díaz, una de las dirigentes que suena para suceder a Bar.
Fuente: Página Política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles