El intendente de Ibicuy, Fabián Murilla, recibió este sábado a la precandidata de Cambiemos por la Lista 502 B-Renovación, Gracia Jaroslavsky y, de este modo, se convirtió en el primer jefe comunal entrerriano en desafiar al oficialismo nacional de Cambiemos que bajó línea para que se apoye a la lista que encabeza Atilio Benedetti.

“Acompaño a Gracia porque los otros no me representan y ella decidió hacer valer la historia del radicalismo”, sostuvo Murilla en el marco de un acto que organizó para darle la bienvenida a Jaroslavsky. Luego criticó a “la columna vertebral del partido” y cuestionó el modo en el que manejó su relación con el PRO.

“Los demás intendentes decidieron alinearse con la lista de Atilio Benedetti, pero no comparto esa idea ni la orden que quisieron imponer desde Buenos Aires porque ellos jamás me representaron. Elijo no arrodillarme ante el PRO”, enfatizó el Intendente, quien aseguró no temer a posibles represalias. “Qué me van a sacar, si nunca me dieron nada”, señaló.

Por su parte, Jaroslavsky afirmó: “Estoy acá por Fabián (Murilla), por este intendente que se sabe poner de pie, que no se arrodilla, lo cual me hace acordar mucho a mi viejo, el Chacho Jaroslavsky. Fabián es el entrerriano que todos nosotros tenemos en el corazón. Este hombre no se arrodilla, la pelea y se la juega. Siempre voy a estar con el que no se arrodilla. Es un orgullo que un tipo se pare frente a su pueblo, se ponga el pueblo al hombro y vaya para adelante con dignidad”, expresó.

Luego cuestionó a “la política que viene ya embalada” y se dirigió a los presentes diciendo: “Ustedes tienen acá cerca de un muchacho que es ministro de Interior de la Nación, que se llama Rogelio Frigerio, y que es el cabal representante de esta política moderna que quiere imponer todo desde Buenos Aires”.

Más tarde contó cómo se conformó la propuesta electoral por la que es precandidata: “Nos empezamos a juntar hace más de un año y nos dimos cuenta de que el radicalismo estaba vivo y que podíamos ser la voz de los que nadie escucha. Pensamos que este proceso electoral era una buena oportunidad para participar, pero un día Frigerio se encerró en un hotel cinco estrellas de Paraná, informó que sus candidatos eran tales y cerró todo tipo de diálogo. Fue ahí que decidimos presentar otra lista, después vinieron los aprietes para que nos bajáramos”, se explayó.

“El radicalismo es el sostén de Cambiemos en la provincia de Entre Ríos y en todo el país, salvo en la ciudad de Buenos Aires. El PRO no existe sin el radicalismo y tenemos que hacernos carne de eso para hacernos oír y evitar que los que tienen teléfono con 011 definan todo desde allá”, enfatizó Jaroslavsky. E instó al radicalismo a “hacerse respetar para que este centenario partido no termine bajo las alas de cuatro jerarcas porteños”.

Finalmente adelantó que en el Congreso de la Nación se vienen discusiones relevantes en torno a la reforma laboral y a la tributaria. Al respecto consideró que “es necesario estar atentos para que esos cambios se realicen con un espíritu social”.

Y afirmó: “Les aseguro que no voy a ir al Congreso a levantar la mano para votar cualquier cosa que vaya en contra de una economía federal e inclusiva. Si ustedes quieren a alguien que vaya a levantar la mano a todo, voten a Benedetti”.

“No somos genuflexos”

Por su parte, el congresal radical Sergio Solari marcó las diferencias con los representantes de la lista “que se armó desde Buenos Aires” y sostuvo: “Hay ciertas actitudes y conductas que nos diferencian de otros radicales. No somos iguales a Atilio Benedetti, no somos genuflexos como Fabián Rogel. Esto no quiere decir que ellos sean malas personas, pero está claro que somos muy distintos”.

Luego resaltó que “Jaroslavsky ha logrado unificar la dignidad de muchos” y destacó el día “en el que nos dimos cuenta que estábamos a punto de entregar el partido a este porteñito disfrazado de entrerriano y decidimos presentar nuestra propia lista”.
Más tarde destacó la valentía de Murilla que “no entregó 126 años de historia radical por cien metros de cordón cuneta”.

Sobre el final, cuestionó la posibilidad de que el presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere, sea ministro de Agroindustria de la Nación: “Es el más rancio representante de la oligarquía, de esos mismos que silbaron a Raúl Alfonsín y aplaudieron a (Juan Carlos) Onganía en la SRA”.

Por último, el exlegislador provincial Luis Kirpach, que también estuvo en el acto realizado en Ibicuy, resaltó “la calidez, sinceridad, capacidad y autenticidad de Gracia Jaroslavsky” y aseveró: “Nos enorgullece poder acompañarla”.
Fuente: Página Política

Claves

Interna Cambiemos Jaroslavsky

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles