La reaparición de Cristina Kirchner en el escenario político tuvo el impacto suficiente como para partir la cancha al medio en terreno peronista; como para forzar posiciones de acompañamiento más o menos explicítos, de un lado; y de crítica o de silencio por el otro.

Desde la misma convocatoria en Comodoro Py, necesariamente, la “vuelta” también se lee e impacta en Entre Ríos. Aunque sólo se trate de una foto en una película que comenzó con los primeros días del gobierno de Mauricio Macri y que tuvo, entre otros fotogramas, la imagen del voto de los diputados en la sesión de los fondos buitre; la de los senadores con voto distinto y que va junto a otra imagen que los muestra junto al gobernador Gustavo Bordet que expone en el Congreso sobre la necesidad de financiamiento. Hay también en la película decenas y decenas de fotos de Rogelio Frigerio en Entre Ríos, hurgando en la escena política entrerriana, ganando protagonismo; y alguna otra de Mauricio Macri, casi siempre rodeado de gente necesitada y mucha agua.

Dicen quienes en los últimos 12 años contaron con la estructura del Estado para hacer política, que juntar fondos para ir al “acto-indagatoria” de Cristina fue complicadísimo. No hubo fondos ni del gobierno ni de intendencia alguna, ni del PJ. Nada. Sacar de los bolsillos más o menos holgados, de todos, de fuerzas aliadas en la era K, juntar para alquilar alguna tráffic o agarrar el auto y llenarlo de gente. Lo afirman dirigentes de peso que viajaron a Buenos Aires, lo confirman referentes del kirchnerismo silvestre que respira en las asambleas de “empoderados” de distintos puntos de la provincia o de “resistiendo con aguante” de Paraná.

No hubo recursos públicos. Tampoco presencia de un solo funcionario del gobierno de Gustavo Bordet. “No había ninguna posibilidad de que fuera uno sólo de nosotros”, dice un integrante del equipo de gestión que, luego, explica la situación económica de la provincia y la necesidad de sostener la relación con el gobierno nacional de Mauricio Macri.

Lo saben bien quienes sí fueron a Comodoro Py, los que se sacaron fotos con paraguas. Fueron los cinco diputados nacionales que antes ya habían hecho gala de encolumnarse con el mandato K y votaron en contra del acuerdo con los holdouts (Julio Solanas, Jorge Barreto, Juan Huss, Lautaro Gervasoni, Carolina Gaillard); fueron el ex gobernador Sergio Urribarri que volvió a jurar lealtad a Cristina –luego de un resbalón al apoyar el acuerdo con los buitres-; el ex ministro y diputado Pedro Báez. Fue un intendente, el único tal vez, el de Concordia, Enrique Cresto.

Veredas. 1) Solanas

El mismo día de la movilización de la “vuelta” de CFK, el Senado decidía no publicar el pliego de Mercedes Solanas, junto con la serie que ese día dio el trámite necesario para el acuerdo de la Cámara alta. Pasaron José Luis Panozzo; otros funcionarios del Consejo General de Educación; pasaron los pliegos de postulantes a la Justicia. El de Mercedes Solanas, titular del Copnaf, quedó en el tintero donde ya estaba demorado.

Al día siguiente, se precipitó el pedido de su renuncia y el anuncio oficial de otro nombre, de alto perfil técnico profesional, para reemplazar a la sobrina de Julio Solanas.

Es casi unánime la explicación del asunto en términos de las profundas críticas que había en torno a la gestión de la joven que fue destinada al puesto por Sergio Urribarri, en diciembre de 2011, con el único mérito de ser la hija de su antecesor, el fallecido tres meses antes, en septiembre, Raúl Patricio Solanas.

Pero las críticas se escucharon desde el inicio de la gestión y el intenso contexto político que coincidió con el desplazamiento habilitó a que Mercedes y su tío impugnaran a la medida por ser expresión de un “revanchismo político”.

Es probable que se hayan sumado ambas cosas. Lo cierto es que el cambio generó amplia adhesión y reconocimiento a la profesional que ocupará el puesto. Del otro lado, fortaleció la divisoria de aguas que encuentran a Solanas enfrente de la Casa Gris.

Veredas. 2) Cresto

Juran y perjuran desde el municipio de Concordia que la relación entre Cresto y Bordet es óptima y afirman que quienes dicen lo contrario son “los siempre interesados en un enfrentamiento que no existe”.

Desmienten que se haya demorado la continuidad comprometida de referentes del bordetismo en el municipio que heredó Cresto, lo que habría traído como consecuencia inmediata la dilación en la confirmación de Mayda Cresto al frente del Inaubepro.

Desmienten que pueda leerse el entusiasmo K de Enrique (y el de su padre, Juan Carlos Cresto, presidente del PJ en Concordia) como un intento de hacerse visibles en la vereda de enfrente de Bordet, a sabiendas de que el gobernador no tiene posibilidad alguna de cruzarse si quiere sostener la relación con Macri.

Explican que “Enrique no es funcionario de Bordet” y como titular del bloque peronista en la FAM (Federación Argentina de Municipios) “no podía no estar” en Comodoro Py “porque es peronista y acá es claro el intento por asociar el peronismo con la corrupción”, remarcan desde el municipio.

Para desmentirlo, recuerdan que los días 28 y 29 de abril sesionarán los intendentes de la FAM que comanda Cresto en Concordia y que con moño se ha cedido la apertura de ese acto al gobernador.

No hay mucha explicación, mientras tanto, a las fotos contrapuestas que se mostraron en los últimos 20 días: de un lado, Cresto presentando el consorcio intermunicipal junto a sus pares de todo el departamento Concordia; del otro, en lo que parece una réplica, el otro concordiense en la historia, Bordet, en reunión con todos los intendentes del departamento. Todos menos Cresto.

Frente Ciudadano

La divisoria de aguas apenas se insinúa y se profundizará o diluirá al calor de las posturas ideológicas y del pragmatismo peronista.

Hay dos signos para el escenario político entrerriano que entrarán en juego en este proceso: de un lado, una lista única que se quedó con el PJ con Bordet como titular; del otro, el mandato de Cristina a un “frente ciudadano” que aún no tiene otra forma más que su liderazgo.

Se verá si se consolida una herramienta o la otra o si se puedan unir en un solo sentido. Hay quienes fueron a Comodoro Py que no dudan que esa expresión, del Frente Ciudadano, terminará por ser liderada por el propio Bordet, apenas los tiempos lo desobliguen de la gentileza permanente con el gobierno nacional. Hay, por otro lado, quienes encuentran en ese frente lanzado por la ex presidenta como la posibilidad de construir poder político también en Entre Ríos, corriendo por izquierda a quien se ponga enfrente.
Fuente: Página Política

Claves

Cresto Solanas Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles