Frigerio ya no está solo
Frigerio ya no está solo
La designación de Luis Miguel Etchevehere al frente del ministerio de Agroindustria lo confirma como uno de los entrerrianos con mayor llegada al presidente Mauricio Macri. La lectura política inmediata, en este sentido, es que Rogelio Frigerio –el otro ministro con domicilio en Entre Ríos- ya no está solo en ese rol.

Pero las diferencias con el ministro del Interior son grandes.

Para empezar, Etchevehere carece de antecedentes en la política. Su historial es nulo dentro del partido radical, al que es afiliado por herencia familiar.

Su bisabuelo, Luis Lorenzo Etchevehere, gobernó Entre Ríos de 1931 a 1935. Su abuelo, Arturo Julio Etchevehere, fue convencional constituyente en 1933, ministro de Gobierno y Justicia durante la gestión de Enrique Mihura y candidato a la vicepresidencia de la Nación en 1963, junto a Pedro Eugenio Aramburu.

El que retoma la actividad política en la familia, desde el Movimiento de Renovación y Cambio, es su tío, Arturo Roosevelt Etchevehere, que llega a ser diputado nacional en 1997 y precandidato a gobernador dos años después.

Ese fue el último Etchevehere con actuación política dentro del radicalismo de Entre Ríos.

Su sobrino, Luis Miguel, nunca militó en la UCR. Algunos recuerdan apenas un fugaz paso por el centro de estudiantes de la facultad de Derecho en la UNL, donde cumplió con el mandato familiar de recibirse de abogado. Mencionan que estuvo cerca de La Coordinadora de Luis "Changui" Cáceres.

Luego de recibido, su actividad central fue la ganadera, desde Etchevehere Rural SRL, alternada con otro mandato familiar: dirigió durante algunos años el periódico La Acción, de Nogoyá.
El dirigente
Luis Miguel empieza a cobrar protagonismo gremial en 2008, durante el conflicto por la resolución 125, que puso a Entre Ríos en el centro de la pelea de las patronales del campo con el kirchnerismo. Esta coyuntura histórica catapultó a Etchevehere, cuatro años después, a la presidencia de la Sociedad Rural, que demandaba un recambio generacional.

Desde ese lugar se vincula con Macri. Y es recién en la elección de este año, 2017, cuando su nombre empezó a asociarse directamente con la política electoral. Sonó con insistencia como posible candidato a diputado nacional por Entre Ríos, impulsado directamente por Macri. En 2015, el nombre de Etchevehere pulseó con el de Ricardo Buryaile, también de extracción radical, para Agroindustria. No era el momento de inclinar tanto la balanza de poder a favor de la Rural. Además, en el plano político, el entrerriano carecía del plafón suficiente como para considerarse una designación para la UCR.

Tras el viaje a Holanda y luego a China que compartió con Macri este año, la relación de Etchevehere con el Presidente se consolidó. Desde entonces se viene manejando la posibilidad de una designación al frente del ministerio.
¿Proyección?
Dicho esto, y con la mirada entrerriana, se abre un interrogante. ¿Supone esta designación la salida a escena de un nuevo actor político que alterne con el monólogo de Frigerio en Entre Ríos?


En principio, los obstáculos políticos que presentaba Etchevehere para ser candidato a diputado no se remueven automáticamente por el hecho de que Macri lo nombre ministro. No lo convierte mecánicamente en candidato para 2019.

Luis Miguel nunca tuvo un desarrollo político ni dentro del partido, ni desde algún cargo público. Es más, su apellido no se asocia precisamente con lo popular en Entre Ríos. En Paraná, de donde es oriundo, se lo vincula a la extendida crisis de El Diario, como uno de los miembros de la familia que aún posee una porción de las acciones del centenario matutino que fundó su bisabuelo y que hace un par de años adeuda salarios y aportes a sus empleados.

Además, la familia Etchevehere fue noticia en 2014 por una denuncia de trabajo esclavo en sus explotaciones rurales.

Por esto, por su condición de dirigente de la Sociedad Rural, por su concepción del estado, Etchevehere está ideológicamente a la derecha de Macri (al menos del Macri que se ha visto hasta aquí). Y debería hacer política en un partido popular como la UCR, al que no fue fácil convencer en 2015 de aliarse al PRO.

Aunque el impulso del Presidente no sea poca cosa, el peso que adquiera Etchevehere en la política entrerriana dependerá, en principio, de lo que haga el flamante ministro. Si quiere hacer política deberá ocuparse, ante todo, de limpiar la imagen desfavorable que posee en su provincia y en particular en Paraná, que concentra un tercio del electorado entrerriano.

También, naturalmente, del margen que le otorgue el Presidente para hacer política en el territorio, más allá de la acotada incumbencia de su área.

Desde el Ministerio de Gobierno, para Frigerio resulta natural la acción política en la provincia. Es el tema de su cartera.

Habrá que ver si –interna mediante con Marcos Peña- aparece o no un nuevo primer actor del gobierno nacional en Entre Ríos y se dejan atrás dos años de puesta unipersonal.
Fuente: Página Política

Claves

Etchevehere al gobierno Frigerio Cambiemos Macri

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles