La campaña, hasta este fin de semana, fue moderadísima. Llamativamente moderada. Se basó, básicamente, en la presentación de los candidatos. Recién ayer se empezó a repartir algo de folletería como para acompañar los primeros spot en medios audiovisuales y redes sociales.

Se escribió en varias oportunidades, y está clarísimo, que la figura de Gustavo Bordet es la apuesta de la Lista 2. La buena imagen del Gobernador, que supera el 60 por ciento y se diferencia de la de Mauricio Macri según las encuestas de Casa de Gobierno, es el as de espada que tiene el Gobierno para marcar la diferencia en la elección de agosto y octubre.

La herramienta que en Casa de Gobierno ven como la más eficaz es la idea de focalizar el electorado en zonas, barrios y hasta manzanas. Se trata de un sistema de seguimiento estadístico y de encuestas en la que se cruzan los resultados de las elecciones pasadas (las PASO, la general y el ballotage) con trabajos de opinión pública que se hacen permanentemente. Con toda esa información sobre la mesa se piensan los ejes de comunicación. Esto lo realiza un equipo a cargo del secretario general de la Gobernación, Edgardo Kueider, secundado por Maricel Brusco, Jennifer Cisneros, Gustavo Fernández Russo y otros colaboradores con tareas específicas. También a partir de allí se decide el tenor de la presencia en territorio de los candidatos, el Gobernador o si es suficiente con la presencia de los referentes locales, sea en el contacto directo y a través de la web (redes). Un ejemplo claro de esta forma de hacer campaña fue el video impulsado por el Movimiento Evita que se viralizó en los últimos días. A ese trabajo se llegó con una información de campo: hay un número importante de votantes adolecentes que no tienen el más mínimo interés por las elecciones ni por la política, pero el 13 de agosto se encontrarán con 10 boletas azules en el cuarto oscuro. De ahí que quienes actúan en el spot son jóvenes y, lo que se destaca, es la Lista 2.

Los comandos de campaña en el territorio se lo reparten entre los candidatos, senadores e intendentes. Adán Bahl quedó a cargo de coordinar Paraná; Martín Piaggio y Juan José Bahillo, Gualeguaychú y Gualeguay; Eduardo Lauritto, Concepción del Uruguay; Mariano Rebord, Colón; y Paraná Campaña en las manos de Cristian Treppo y Gustavo Zavallo; por citar algunos casos. En Concordia el que manda es Enrique Cresto y, obviamente, su hermana Mayda, quien también se encargará de Chajarí y Federación. En todos los casos, los senadores bajaron al territorio con actividades para coordinar, contaron a Página Política dos hombres que trabajan con los candidatos. Los ministros de Gobierno y Desarrollo Social, Mauro Urribarri y Laura Stratta, forman parte de las actividades proselitistas.

El mensaje, que el oficialismo pretende instalar, es un relato provinciano y lejos de cualquier confrontación con el gobierno nacional. Tampoco habrá propuestas tales como la presentación de un proyecto de ley. “Apostamos a llevar tres diputados, no es creíble una promesa de cambiar un tributo. En todo caso nuestra propuesta es la defensa de los intereses de Entre Ríos en el Congreso”, resumió uno de los arquitectos del relato proselitista.

La campaña ingresa en su etapa final. El 13 de agosto se sabrá si los objetivos fueron alcanzados y si la estrategia surtió efecto.
Fuente: Página Política

Claves

campaña Elecciones 2017

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles