La semana cerró con dos noticias. La primera es que el jueves a última hora se conoció la prórroga para que en el radicalismo se presenten listas de cara a las elecciones internas para la renovación de autoridades partidarias, que deberá llevarse adelante el 28 de octubre. La segunda, es en el plano tribunalicio. La Justicia Federal allanó nuevamente a Sergio Varisco, pero ahora en una causa por amenazas. Se secuestró el teléfono de él y el de su hija Lucía, que se desempeña en la Municipalidad.

La decisión la tomó el juez federal con competencia civil, Daniel Alonso. El motivo: supuestas amenazas por parte del Intendente al juez Leandro Ríos, que lleva la causa por narcotráfico; y a Daniel Enz. El hecho ocurrió el 16 de agosto.

La noticia se divulgó como primicia en Canal 9 Litoral al cierre de la jornada del viernes. Música para los oídos de Jorge Aníbal Pérez, dueño de la empresa y de excelentes vínculos con el gobierno nacional. Según las malas lenguas no le perdona al jefe comunal que no le haya permitido ingresar con el negocio de la foto multa y el control del tránsito en Paraná.

La interna radical conducía a toda la dirigencia, hasta hace unos días, a constituir una lista de unidad y evitar la confrontación. Pero finalmente esa idea se pulverizó.

Rogelio Frigerio no quiere que haya disputa y pidió a los radicales evitar la interna. En ese marco es que se corrió el plazo de presentación de listas que vencía el jueves a las 20 para este lunes, a la misma hora. La sugerencia del ministro del Interior y jefe de Cambiemos de Entre Ríos se convirtió en una orden tras la negativa del sector que propone a Jorge Lacoste para presidir el Comité Provincial y cuyo principal sostén electoral es Varisco.
Frigerio obliga a los radicales a acordar Redacción de Página Política 27 Sep, 2018
El viernes fue un día de duras negociaciones. Cuando la política se discutía en el seno del partido, Alonso allanó la oficina del Intendente.

¿Qué sucede en la causa judicial? Desde un celular de la flota municipal habrían amenazado con colocarle una bomba al juez Ríos si continuaba investigando a Daniel “Tavi” Celis. Cinco minutos antes lo habrían hecho con Enz. Entre una amenaza y otra se produjeron dos llamados a los celulares de los Varisco desde el mismo abonado o número. No hubo denuncia ni al Intendente ni a su hija.

Se denunció el hecho que constituiría el delito de coacciones agravadas. La noticia fue presentada erróneamente. Como si fuera poco, salió en la portada de Clarín. También mal presentada. “Denuncian que el Intendente de Paraná amenazó a un juez que lo investiga por narcotráfico” tituló el matutino porteño el sábado. Ante la petición del abogado Rubén Pagliotto, se modificó: “Denuncian amenazas contra el juez que procesó por narcotráfico a un intendente”. Fue luego de varias horas. El domingo La Nación también sacó una nota. Tituló: “Narcopolítica en Paraná: allanan la municipalidad y secuestran el celular del intendente por amenazas a periodistas”. La publicación tampoco carece de errores, desde el título hasta en el mismo cuerpo. Se informa allí que este lunes Varisco es llamado a indagatoria por esta causa y no es así.

Una imagen calcada

Lo narrado hasta aquí puede parecer un déjà vu, pero no lo es. El 22 de junio del año pasado, el ex hotel Mayorazgo era el escenario donde Cambiemos discutía las listas para las elecciones legislativas. En una mesa, y al límite del plazo para presentar nóminas de candidatos, Frigerio bajó una línea inapelable: no hay lugar para internas.

La principal resistencia para evitar una lista de consenso y abrir la puerta a otros candidatos a diputados nacionales la encontró en Varisco. Cuando la discusión escalaba, durante la tarde y sobre el cierre, llegó al hotel la noticia: el juez Ríos había convocado a declarar en carácter de testigo al Intendente en la causa de la avioneta narco.

El periodista Pablo Bizai, que cubría las arduas negociaciones ante el cierre de candidaturas, narró oportunamente el impacto que causó la noticia cuando corría el café en esa mesa del ex Mayorazgo. Hubo finalmente listas internas, pero Varisco quedó fuera de juego y terminó pidiendo el voto por la nómina que bendijo Frigerio y que encabezó Atilio Benedetti.

El secuestro de celulares de este viernes, quizás, dilucide las amenazas que se produjeron hace un mes y medio atrás.
Fuente: Página Política

Claves

Justicia y política Varisco

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles