El juez federal Leandro Ríos intimó a la intervención del partido PRO de Entre Ríos a presentar dentro de diez días hábiles un cronograma electoral para la renovación de autoridades partidarias.

Fue en repuesta a un pedido en tal sentido formulado por la Agrupación Alberdi, que con Hernán Blázquez a la cabeza, se ha alzado en los últimos meses como la única voz públicamente crítica dentro del partido político donde hace y deshace el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

La resolución judicial ordena que no deben pasar más de 60 días corridos entre la convocatoria a elecciones y la proclamación de autoridades partidarias, por lo que los comicios se estarían desarrollando en la segunda quincena de mayo.

Así las cosas, no cambian mucho los tiempos respecto a lo que había declarado públicamente la viceintendenta de Paraná, Josefina Etienot, cuando en su carácter de apoderada debió concurrir a la Justicia Electoral a dar explicaciones sobre la demora en la normalización que se pedía al interventor Marcelo Sorgente: Sin embargo, la diferencia ahora es vital para Blázquez, que pasó de contar con una promesa de Etienot en la que no creía a una orden judicial.

Según afirmó a Página Política, Blázquez está dispuesto a dar pelea por la presidencia del partido, con un armado que comprende a “toda la provincia”.
Verticalismo
En cualquier caso y más allá de Blázquez, el desdén que ha demostrado Frigerio por la democracia interna de su partido debilita la imagen de respeto por la institucionalidad que pregona el gobierno de Mauricio Macri.

El partido lleva más de tres años y medio sin vida interna y fue el propio Frigerio quien, al frente de la intervención, comandó primero el acuerdo con el bustismo en 2013 y luego las negociaciones con la UCR para la conformación de Cambiemos en Entre Ríos durante 2015. Naturalmente, lo hizo sin ningún tipo de oposición interna y sin necesidad de consensuar ninguna decisión en ningún congreso partidario.

Cuando asumió al frente del Ministerio del Interior delegó la intervención del PRO de Entre Ríos a un diputado de Buenos Aires, no a un entrerriano. Marcelo Sorgente ocupó ese cargo simplemente porque era un hombre de su estrecha confianza.

En los casi cuatro años como interventor –primero en persona y luego a través de su lugarteniente- Frigerio no hizo nada por normalizar el partido. Por eso se llegó a esta instancia que lo pone al borde del bochorno que significaría para el ministro político de Macri perder la personería jurídica de su partido.

Al límite

La ley 23.298, de partidos políticos, menciona entre las causales de caducidad de la personalidad política de los partidos a la “no realización de elecciones partidarias internas durante el término de cuatro años”.

Ese plazo se cumple en el PRO de Entre Ríos en el mes de junio.

Fuente: Página Política

Claves

PRO intervenido

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles