Las cartas ya están jugadas. Y se conocen. Por lo menos en los pasillos de la Legislatura. El Frente para la Victoria no acusará a Claudia Mizawak. Así lo dejaron trascender desde el bloque. Cambiemos, por su parte, presentará un dictamen en minoría, acusándola.

La presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ) saldrá ilesa de la denuncia en su contra que presentó un grupo de abogados y dirigentes políticos como Emilio y Jaime Martínez Garbino y Luis Leissa, entre otros. El cuerpo que preside Sergio Urribarri no encontró pruebas, dicen en el oficialismo. Finalmente terminó siendo más corta la novela en torno a la presidenta del alto cuerpo. Se especulaba con que la Comisión de Asuntos Constitucionales y Juicio Político avanzara y, el salvataje llegara en el Senado, que debe juzgar. A esa altura, se contaba con que Carlos Chiara Díaz habría sido destituido. Estrategia y especulaciones.

Un rumor difícil de comprobar (sería un sincericidio si los involucrados lo confirmaran) narra que Urribarri habría querido hacerle entender a Mizawak que debía ser acusada para sostener la estrategia que tendría un final feliz en la Cámara alta, pero la vocal se negó firmemente. Se le plantó, le argumentó que había presentado pruebas suficientes para probar su buen desempeño y que estaba lejos de ser rozada por alguna de las causales de mal desempeño que se le endilgan.

El otro rumor, de las mismas características que el recién presentado, dice que un integrante del STJ se comunicó directamente con Gustavo Bordet para pedirle que frene esta ola de juicios políticos. La sugerencia habría sido presentada en nombre de todo el cuerpo. Creen, con razón, que si se empieza a hurgar en los gastos se llegaría a conclusiones escalofriantes. Todos hicieron uso de esos fondos que, en definitiva, ellos mismos firmaron. No hay ninguna observación de irregularidades en todos estos años en que se gozó de la primavera de viáticos sin observaciones por parte de los órganos de control.

En Casa de Gobierno están espantados. Cayeron en la cuenta del punto al que se llegó: dos vocales denunciados por utilización de viáticos en un contexto de acusaciones políticas y de sospechas de un sector sobre otro de querer tejer un manto de impunidad en la Justicia por el avance de los casos de corrupción en el gobierno anterior. ¿Cuánto falta para que este sainete se ventile a nivel nacional?

Lo que se viene

El dictamen de Cambiemos será muy duro, según se adelantó a Página Judicial. La utilización de gastos reservados se puede probar con la sola documentación de la Contaduría General de la Provincia y del contador del Poder Judicial. “Millones de pesos sin rendirse”, se exaltó un dirigente de Cambiemos que conoce lo que se presentará en las próximas horas.

En Diputados también se encontraron con información del Tribunal de Cuentas en la que aparecen recibos comunes sin absolutamente ningún comprobante, factura o ticket, aprobados por Guillermo Smaldone, el renunciado presidente del organismo de control e hijo del vocal Juan Ramón Smaldone. En la oposición están ansiosos de que llegue el martes para poder dar a conocer toda la prueba recolectada. “Se van a quedar mudos”, adelantó la fuente consultada.

El oficialismo, que venía de hacer una minuciosa investigación contra Chiara Díaz y apuntaba a terminar con el festival de viáticos en el STJ, no encontró pruebas contundentes para avanzar contra la presidenta del alto cuerpo.

Cambiemos dejó trascender su jugada. Con este escenario, no destituiría a Chiara Díaz en el Senado. Se daría entonces, el final que pretenden algunos en el STJ: terminar con todo, por temor a que el proceso se los coma a todos. Buen olfato en tribunales. Hay denuncias escritas y se analiza la conveniencia de presentarlas. De todas maneras, es de ingenuo afirmar que se está ante una guerra campal; está muy lejos una depuración de la Justicia o el fortalecimiento de las instituciones.

Si Salduna supiera

Entre tanto, el vicepresidente del STJ, Bernardo Salduna, emitió un comunicado a través del cual pretendió desmentir que hubiera demorado el envió de la información que le solicitara la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, en el marco del proceso que se le sigue a Mizawak.

Negó “que se hubieran producido demoras injustificadas en la respuesta a los pedidos de información” efectuados por la comisión.

Dijo que “se presentó una amplia información y una importante cantidad de documentación, como así también, en tiempo y forma, respondió el interrogatorio que le fue enviado para deponer como testigo”.

El enojo con Salduna se lo manifestaron a Página Judicial no sólo los denunciantes de Mizawak, sino algunos integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Juicio Político enrolados en el radicalismo, partido del que proviene el vocal.

Con este escenario como telón de fondo, el presidente de la Comisión de Juicio Político, Diego Lara (Frente para la Victoria) convocó a los miembros a una reunión para este martes a las 12 a los efectos de emitir dictamen en el proceso contra Mizawak.
Fuente: Página Judicial - Página Política

Claves

Justicia y política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles