Córdoba fue la segunda estación en el que el “peronismo federal”, como se dio en llamar, se reunió para avanzar en el armado con miras al 2019.

En esta ocasión, a diferencia de Guelguaychú, se contó con la presencia de un gobernador. Fue precisamente el anfitrión, Juan Schiaretti, quien transita su segundo mandato. A la provincia mediterránea llegó un nutrido grupo de dirigentes y legisladores para dar un nuevo paso en la construcción de una alternativa opositora. En representación de Entre Ríos estuvieron el senador Pedro Guastavino, y los diputados Juan José Bahillo y Mayda Cresto.

En el encuentro de este jueves hubo un cambio de eje con respecto al de la reunión de Gualeguaychú. A principio de mes la intención del armado que respaldan los gobernadores del PJ, junto a Sergio Massa y Florencio Randazzo fue diferenciarse de Cristina Kirchner y del espacio que conduce. Dar una muestra de que había un sector del peronismo que no tenía puntos de coincidencia con el kirchnerismo y que estaba decidido a conformarse como una alternativa opositora sin construir en conjunto. Sin embargo en Córdoba fue diferente. “No nos quedan dudas de que el objetivo de este peronismo es el 2019. Vamos a aportar a la construcción de una alternativa electoral. En este encuentro logramos superar lo hecho en Gualeguaychú”, explicó el presidente del interbloque de diputados de Argentina Federal, Pablo Kosiner, en diálogo con Infobae.

Las crónicas nacionales difieren en la construcción de lo sucedido y es lógico que esto suceda por el enfoque que cada medio tiene de la realidad política. El sitio La Política On Line fue el que más hincapié hizo en poner de relieve lo dicho por Schiaretti.

“Hay altas chances de ganar en una segunda vuelta”, dijo el gobernador peronista preferido de la Casa Rosada y enseguida se diferenció de los dichos de Miguel Pichetto en Entre Ríos cuando puso como límite al kirchnerismo.

“Tenemos que hablar de una nueva etapa, de una evolución de Cambiemos sin demagogia, basta de andar diciendo este o aquella es nuestro límite”, subrayó el mandatario anfitrión en una desautorización a Pichetto. Y agregó: “Hay que dar vuelta la página, armar otra vez una liga de gobernadores fuerte y ver quién es el que más mide en cada lugar. Y la que más mide en la provincia de Buenos Aires es Cristina Kirchner. Si no armamos una alternativa potente, no nos podemos quejar que los intendentes sigan en Unidad Ciudadana”, admitió.

Sin embargo, en Clarín y La Nación, las crónicas fueron más mezquinas con los dichos de Schiaretti. Ambos matutinos destacaron el siguiente: “En 2019, el peronismo tiene todas las chances de ganar y gobernar Argentina. Tiene que dejar atrás al kirchnerismo”.

Un asistente al encuentro confirmó a Página Política todos los entrecomillados que aparecieron en los medios. Y sintetizó: “El concepto es el de la unidad, no el fundamentalismo de Pichetto”.

Entre los presentes en Córdoba estuvieron además de Kosiner y Pichetto (Senado); los legisladores cordobeses Carlos Caserio, Martín Llaryora, Graciela Camaño, Rodolfo Urtubey, Diego Bossio y Carlos Camau Espínola.
Fuente: Página Política

Claves

Peronismo

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles