Los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento juraron este jueves en el Senado. Sin embargo, el malestar brotó en la Cámara de Diputados por estas horas. En la bancada de Cambiemos aseguraron a Página Política enterarse por los medios de quienes serían los representantes del cuerpo: Diego Lara (titular) y Leticia Angerosa (suplente). Ambos del oficialismo.

¿Qué sucedió y por qué el malestar? Algunas voces en el bloque opositor aducen que el procedimiento correcto aunque no explícito en ninguna norma para la designación de sus representantes hubiese sido en el marco de una ronda de conversaciones. La oposición, en estos casos, suele pedir el suplente.

En el festival de recusaciones en el caso del juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, los reemplazos fueron resueltos por consenso. Incluso algunas designaciones se hicieron por proyectos de resolución.

Este diciembre era el mes en que se renovaba la integración del Jury cuyo mandato en coincidente con el de la gestión de Gustavo Bordet. El oficialismo, en rigor Sergio Urribarri, sin hacer olas, dio los nombres de los diputados para que tomen juramento en el Senado. En esa trinchera dicen que avisaron a la oposición de que se debía elegir los representantes. ¿Pudo haber algún olvido en Cambiemos y se les pasó? Una hipótesis. ¿Pudo haber un problema de comunicación? Otra hipótesis. Aparentemente alguien se durmió. Y alguien aprovechó.

Lo cierto es que los representantes de la Cámara de Diputados tomaron juramento y Cambiemos se quedó con un representante en el instituto que tiene la atribución de investigar y destituir a un magistrado. El mismo está presidido por Lara y secundado por el vocal Emilio Castrillón. Por el Senado fue designado el oficialista Ángel Giano y su suplente es Roque Ferrari, de Cambiemos (aunque de origen peronista).

El Jurado de Enjuiciamiento lo integran magistrados, representantes de las cámaras y el Colegio de Abogados de Entre Ríos. La representación de la sociedad civil lo prevé la Constitución reformada en 2008, pero a una década de aquella manda los legisladores se han negado a reglamentarla.

En tiempos de convulsiones en el Palacio de Justicia, Castrillón se quedó con la presidencia del Superior Tribunal de Justicia y la vice del Jury. La sociedad civil, que suele ser uno de los resortes ante las corporaciones políticas y judiciales en el Consejo de la Magistratura, sigue fuera de juego.
Fuente: Página Política

Claves

Justicia y política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles