Una mala noticia para Raúl Riganti. Este lunes el juez de Garantías N° 1, Mario Figueroa, rechazó un pedido del diputado provincial por el peronismo de suspender el proceso judicial que tiene en su contra. La defensa de Riganti, a cargo de Daniel Garbino, había solicitado el 29 de diciembre una excepción al poner de relieve la nueva condición de legislador de su defendido, que acababa de asumir su banca en reemplazo de Juan José Bahillo, quien asumió la propia en el Congreso. También había pedido que el fiscal Sergio Rondoni Caffa antes de avanzar con la remisión a juicio, solicite a la Cámara de Diputados un pedido de desafuero.

La postura de Riganti siempre fue la de defenderse de las acusaciones y sostuvo públicamente en reiteradas oportunidades que no necesitaría de su cargo legislativo para eludir a la Justicia. “Si lo que les preocupa (a Cambiemos) es que me vaya a querer amparar en los fueros, se pueden quedar bien tranquilos porque no los necesito para defender la verdad”, afirmó oportunamente.

Lo cierto es que el ex intendente de Larroque quedó así a un paso del juicio oral, elevación que se solicitará en una audiencia el 8 de marzo, supo Página Judicial.

Lo que la Justicia investiga es si hubo o no sobreprecio en la obra realizada por la firma OIC S.A. en el 2015, según el legajo Número 2358/16.

Además de esa supuesta irregularidad, cuyo sobreprecio habría sido entre un 100 y un 150 por ciento, también se habría fracturado cordones cuneta y badenes construidos por anteriores administraciones municipales. La acusación también recayó a los ex secretarios de Gobierno Leonardo Hassell; de Hacienda Norberto Marchesini; de Obras Públicas Juan Carlos Rochelle; y al directivo de OIC S.A. Néstor Hereñú.

La denuncia la hizo el actual intendente de Cambiemos, Darío Benedetti, luego que una auditoría determinara una serie de irregularidades en la contratación de esa obra financiada con fondos remitidos por el Ministerio de Planificación, entonces a cargo de Julio De Vido.

Devolución

En mayo del 2015, Riganti celebró un convenio con la Subsecretaría de Desarrollo y Vivienda de la Nación dependiente del Ministerio de Planificación para la construcción de las 14 cuadras de por un monto de 21,6 millones de pesos.

En la denuncia, Benedetti relató que mediante una resolución del presidente del Concejo Deliberante, y sin aprobación del cuerpo legislativo, Riganti evitó llamar a una licitación pública, en contra de lo que determina la ordenanza de compras del municipio, y otorgó la obra mediante un simple concurso de precios.

Curiosamente, no se convocó para ello a ninguna empresa de la zona y a ninguna de las firmas registradas en el listado de proveedores del municipio.

Riganti invitó a cotizar a OIC S.A, (con sede en la Ruta 18, kilómetro 11.5, San Benito, departamento Paraná); a Szczech Néstor Iván, domiciliada en Pedraza 580 de Paraná; y a L y Construcciones SA, también de Paraná.

La firma OIC S.A está involucrada en otra denuncia por sobreprecios en una obra en Seguí.

Szczech es otro de los constructores que está bajo la lupa judicial. Por un lado está imputado en la causa en la que se investigan irregularidades en la organización de la Cumbre del Mercosur. Por otro lado, hace dos semanas, Gustavo Bordet advirtió que el empresario podría llevarlo a los tribunales por una obra que realizó en Gualeguaychú. El empresario está imputado en una causa en la Justicia Federal por la evasión de impuestos.
Fuente: Página Política

Claves

Justicia y política Riganti

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles