El gobierno repudió las pintadas en el frente de la sede de la Unión Cívica Radical (UCR), que aparecieron en la madrugada del domingo, tras la marcha del orgullo disidente.

Fue la ministra Rosario Romero la que salió a manifestarse en representación de la gestión de Gustavo Bordet. “Conductas de esta naturaleza señalan el poco apego a las instituciones de la democracia. Las disidencias no se manifiestan desde el cómodo anonimato”, señaló tras conocer la situación.

Remarcó que el hecho constituye un delito que adelantó que será denunciado por las autoridades partidarias. Romero comprometió “la más inmediata colaboración por parte de las fuerzas de seguridad a la Fiscalía actuante, que corresponde en razón de las normas vigentes, con el aporte del material registrado por las cámaras del 911, entre otros elementos de prueba”.

El diputado radical y presidente de la bancada de Cambiemos en Diputados, Sergio Kneeteman, fue quien advirtió sobre el hecho en las redes sociales, este domingo.
Fuente: Página Política

Claves

Radicalismo Romero

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles