1/3
El decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Andrés Sabella, presentó su propuesta para el Rectorado de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

Lo hizo en la sede de la Facultad de Ciencias de la Educación en un encuentro del que participaron docentes y miembros del equipo de gestión de la decana de la institución, Gabriela Bergomás.

El contador comenzó por ubicarse en defensa de los principios rectores de la universidad argentina, diferenciándose de un contexto político en el que, según dijo, se ponen en tela de juicio. Su espacio pretende, dijo, “recoger la historia de la Universidad” y sus valores de gratuidad, defensa de los Derechos Humanos, autarquía y autonomía. Mencionó que hoy se propone arancelar la salud para los extranjeros y se afirma que la crisis de la Universidad pública se funda en que cursan sus estudios aquí 50 mil extranjeros. Mencionó además la nueva normativa que prevé la intervención de la Sigen en los sistemas de auditoría interna de la Universidad pública.

Así, partió por tomar distancia de su adversario, Sergio Lassaga, allegado al sector reformista que es parte del gobierno de Cambiemos, tanto como que el primer titular de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) de Mauricio Macri fue Albor Cantard, ex rector de la UNL y hoy legislador nacional.

Acompañado por el decano de Ingeniería, Gabriel Gentiletti y por Eduardo Muani, candidato a volver al decanato de Económicas, Sabella abordó en primer lugar la necesidad de una reforma de las normas de la Universidad que implicaría en verdad una “reforma política”.
Algunas acciones
Propuso descomprimir el trabajo administrativo de los órganos de cogobierno (como el visado paso por paso de cada proyecto de investigación y extensión, entre otros asuntos) para permitirles su dedicación a otros temas como la definición de líneas de acción política de la Universidad.

Además, puso en dudas que deba seguir rigiendo el requisito de ser docente titular para ocupar el puesto de decano o rector, aspecto que también es impulsado por Lassaga.

Subrayó que esa reforma debe incluir un mecanismo distinto para conformar la auditoría para el control de la gestión “No puede ser elegida por el rector. Debe ser elegida por el Consejo Superior”, propuso.
Buenas y malas
Cuestionó que en ocho años de la gestión de Jorge Gerard no haya tenido vida la Asamblea Universitaria y advirtió que antes también ya era un problema de larga data la falta de sesiones en ese ámbito.

Remarcó la necesidad de una “mayor planificación”, junto con la definición de prioridades y rumbos para la Universidad y sus facultades.

Destacó el crecimiento de la política extensionista en los últimos años aunque advirtió “cierto desorden”. Abonó la idea de la curricularización de la extensión y --como lo hizo en varias oportunidades a lo largo de su exposición-- puso como ejemplo lo realizado por Económicas con el caso de trabajo en emprendedurismo que es parte del contenido de cuatro cátedras.

Consideró que la política en materia de comunicación debe ser jerarquizada -hoy contenida en el paraguas de la extensión- y no obvió las conversaciones con Bergomás y su equipo para la elaboración de un plan en este sentido.

Planteó acciones a llevar adelante para evitar la deserción “que llega a veces al 50% de los ingresantes después del primer semestre” y volvió a citar como ejemplo su unidad académica y el Programa de Articulación del Ingreso que prevé clases, los sábados, un año antes con los aspirantes a iniciar la carrera.

Enfáticamente, afirmó que “es una vergüenza” que se tenga un 30% de las cátedras concursadas. Criticó que “haya facultades que tuvieron un 18% de su planta concursada” y reclamó: “Transparentemos estos números. Hagamos un mea culpa y digamos que el 80% de los docentes están en situación precaria porque no hubo concursos”.
Casa de la UNER
“Hasta que la pintaron, hace un tiempo, parecía una casa abandonada”, graficó la situación Sabella, al referirse a la sede de la Universidad de calle Córdoba, única en la costa del Paraná.

“Ni placa tiene”, hizo notar Bergomás. “Tenemos que sentarnos a charlar, sobre todos las cinco facultades de Paraná (de un total de nueve que hay en la provincia)”, convocó Sabella y se produjo un intercambio con los presentes del que surgió, entre otros puntos, la necesidad de un espacio que no sólo atienda cuestiones administrativas.

En este sentido, se apuntó a la necesidad de que la Casa de la UNER se constituya en referencia, en presencia institucional para fortalecer, por caso, iniciativas como “la feria de las carreras” porque “hoy la difusión la deben asumir las facultades”. El candidato remarcó que debe ser el ámbito natural para la reunión de los secretarios de las facultades y constituirse en espacio con presencia institucional del rector y el vicerrector.
Fuente: Página Política

Claves

UNER Sabella Lassaga Universidad

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles