El Gobierno le dio de baja a los códigos de descuentos con los que las mutuales operaban a través de la tarjeta Sidecreer. La información fue confirmada por Página Política de fuentes oficiales.

La decisión hay que enmarcarla en la polémica que se desató cuando se abrió una licitación para capitalizar la entidad estatal fundada por Sergio Montiel. Los empleados y la oposición denunciaron una maniobra fraudulenta en la que los pliegos se habían hecho a la medida de las mutuales, justamente quienes se quedaron con el negocio de la tarjeta. Finalmente el Gobierno dio marcha atrás con la licitación luego de que el diputado del Frente Renovador, Alejandro Bahler, interponga un amparo para frenar el proceso. Los radicales iban por el mismo camino. (Ver más información en el bloque de abajo del sitio)

El vaciamiento de la empresa estatal se produjo con el desembarco de las mutuales. ¿Cómo era el negocio para el privado? Por convenio, se prestó el código de descuento y la estructura de trabajo de Sidecreer para que la mutual preste dinero. La tarjeta debitaba de los haberes de quienes tomaban el préstamo la cuota del crédito y la cuota societaria (ya que sí o sí la persona que solicita un crédito debe asociarse a las mutuales). La cuota societaria es la ganancia pura de las mutuales, ya que del resto de la operatoria Sidecreer recibe un 3% como de cualquier otro comercio. Según informes a los que tuvo acceso Página Política y Página Judicial, la mutual Urquiza, de Walter Grenon, facturó 4.254.411 pesos, la Mutual Modelo, de Adrián Brufal $1.219.750.55 pesos; la Mutual 10 de Abril (creada por el ahora ex gerente financiero comercial Pablo Terra) 646.680.99 pesos. La entrada de las mutuales al negocio lo habilitó el entonces titular de Sidecreer en la gestión de Jorge Busti, el frenteamplista Nelio Calza y siguió con Juan Canosa.

Gustavo Bordet tomó la misma medida que en su momento ejecutó Montiel: eliminar los códigos de descuentos de las mutuales y generar, así, el monopolio para la firma que fundó. Un imperio estatal. La semana pasada se le corrieron cartas documentos firmadas por la vicepresidenta, Silvia Susana Kupervaser.

Sidecreer se creó con el fin de establecer un sistema financiero sin intermediación para empleados de la administración pública provincial, de los entes autárquicos, de los municipios adheridos, como así también para los pasivos provinciales.

El saqueo de Sidecreer hoy está en la Justicia. Legisladores de Cambiemos denunciaron penalmente a Canosa y Calza.

Los trabajadores, si bien saludaron la decisión de dar marcha atrás con la licitación en la que veían una privatización de la tarjeta a manos de quienes la perjudicaron, reclaman una ley que proteja las fuentes laborales.

Sidecreer tiene una deuda de 30 millones con las mutuales. Sin embargo los trabajadores no dudan que la tarjeta puede ser rentable. Sino habría que preguntarse por qué tanto interés de Grenon por la licitación que se frustró.
Fuente: Página Política

Claves

Sidecreer

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles