El congreso radical que sesionó el sábado en Paraná no tenía demasiados asuntos pendientes. El más importante, y por disposición institucional partidaria, debía ratificarse la pertenencia del partido a la alianza Cambiemos, lo que se hizo sin mayores debates.

Hubo otros asuntos, como el reclamo de juventud para que se restituya por carta orgánica un piso de recursos, asunto que resolverá el próximo encuentro. O la conformación de la nueva mesa del congreso, una pulseada que terminó ganando Atilio Benedetti que puso al frente del organismo al referente de la Corriente Illía, el exdiputado nacional Gustavo Cusinato.
Benedetti se quedó con el control del congreso radical Redacción de Página Política 15 Dic, 2018
Fue un congreso breve para lo que es tradición en el radicalismo. Duró dos horas y media. Y hubo pocos discursos, con contenidos más bien apuntando a lo resolutivo para pasar a otro tema. Es que el asunto central estaba de antemano resuelto: hay consenso generalizado en la postura en favor de sostener la alianza Cambiemos y al gobierno que lleva adelante Mauricio Macri.

La única voz disonante fue puesta a consideración, con carácter de moción, por el congresal de Colón, Alfredo Maffioly, integrante de un espacio político que en algunas oportunidades ha convocado a Luis Changui Cáceres a actos en Entre Ríos, actos en los que se cuestiona con dureza el vínculo con el PRO.

La moción de Maffioly, que contó también con la firma de una congresal de Juventud, Esmeralda Zuffiaurre, dispuso “recomendar al Comité Provincial del Partido que, de celebrarse acuerdos, alianzas y/o frentes electorales y/o programáticos deberán llevarse a cabo con fuerzas políticas ideológicamente afines con la socialdemocracia de la Unión Cívica Radical”.
Socialdemocracia
Al momento de fundamentar su postura, Maffioly aseguró que “hablar de la socialdemocracia de la Unión Cívica Radical es hablar de doctrina y de historia de este paritdo de 127 años de lucha”.

Citó a Leandro Alem cuando asociaba a la UCR con “la causa de los desposeídos” posicionada en contra “del régimen falaz y engreído con el que referenciaba la presidencia de Juárez Celman”.

Para Maffioly esa “dicotomía” siguió a lo largo de la historia. Mencionó hechos de las épocas de Hipólito Yrigoyen, el de Raúl Alfonsín; recordó a Ricardo Balbín, a Moisés Lebensohn y al contexto en que “los jóvenes hablábamos de la contradicción fundamental”.

Comparó contextos distintos y afirmó que “la patria terrateniente, la patria ganadera es hoy la patria de la especulación, la patria financiera”. “Encontramos en nuestros días a la UCR, a la causa de los desposeídos, enredada en un frente precisamente con el enemigo”, dijo para repasar y cuestionar medidas del gobierno de Macri. Mientras lo hacía, la dispersión fue grande en el salón cuando se quebró la silla de Atilio Benedetti que cayó al suelo, desatando carcajadas, chistes, metáforas de todo tipo.

Maffioly no cesó nunca su discurso. Hacia el final, postuló: “Alguna vez volveremos a tener nuestras banderas, nuestro escudo, los mostraremos orgullosos. Alguna vez dejaremos de ser furgón de cola de un partidito”.

Arrancó muchos aplausos entre la concurrencia. Y sólo 9 votos. Enfrente, con 171 sufragios -a los que deben añadirse los 45 de una tercer moción casi sin cambios-, la UCR de Entre Ríos ratificó su pertenencia a la Alianza Cambiemos. Buen porcentaje de los congresales ya se había marchado.
Fuente: Página Política

Claves

Congreso radical Cambiemos UCR PRO

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles