Convocadas por el Colectivo #Niunamenos de Concepción del Uruguay, las candidatas a diputadas nacionales para los comicios del 22 de octubre participaron de un debate público abocado a abordar, específicamente, la agenda de las mujeres: violencia de género, la mujer en el trabajo y la política, educación sexual integral y salud sexual y reproductiva.

Como para romper costumbres arraigadas, el intercambio se inició exactamente en el momento en que empezaba a moverse una pelota de fútbol, tan luego en un partido de la selección argentina. Así lo decidió la organización, contra la tradición en política que indica que en momentos como ese todo evento debe quedar suspendido.

Con una dinámica precisa, bien pautada, con tiempos determinados, preguntas e intercambio, Carolina Gaillard de Somos Entre Ríos, Nadia Burgos del MST y Verónica Magni del Encuentro Social fijaron sus posiciones en buena medida coincidentes respecto de los puntos en cuestión. Tanto que los chispazos entrecruzados, indispensables en debates de este tipo, debieron referirse a las fuerzas políticas que expresan, a los gobiernos a los que adhirieron, a tal o cual compañero de lista, pero no lo fue posible respecto de la trayectoria política individual de las tres que no muestra fisuras en su compromiso con la agenda de las mujeres.

Tanto fue así que dos de las tres expositoras, Burgos y Magni, se presentaron luciendo al cuello el pañuelo verde, bandera crucial de la lucha feminista que expresa a la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Y las tres definieron la problemática de la violencia de género del mismo modo, con base en “el sistema capitalista y patriarcal en el que estamos inmersos”.

Sobresalió entonces la silla vacía en el salón auditorio del Rectorado de la UNER. Estaba señalada con el cartel identificatorio de la candidata que no estuvo presente, Alicia Fregonese, número dos en la Lista de Cambiemos.
Perfiles
Gaillard, como actual legisladora y como presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación, fue interpelada por las preguntas y se explayó especialmente en informar acerca de las iniciativas presentadas vinculadas a la agenda de las mujeres. Defendió la serie de normas impulsadas durante las gestiones kirchneristas con las que se identifica, como la Ley de Educación Sexual Integral, la Ley de Violencia de Género y dio cuenta de las trabas que ha tenido el avance en el tratamiento del aborto.

Del mismo modo, Verónica Magni, dirigente socialista, dio cuenta de su trabajo como concejal en la ciudad de Concepción del Uruguay donde se desarrolló el debate. La docente, que en algún momento testimonió con su propia historia de madre a los 17 años, mencionó una serie de propuestas llevadas a cabo durante su gestión como concejal, algunas de las cuales fueron convertidas en ordenanza durante su gestión, otras luego, por voluntad de mujeres que la sucedieron en el parlamento local. Además, enfocó contra el peronismo que gobierna la ciudad con José Lauritto y que tiene mayoría en el Concejo Deliberante, por ordenanzas incumplidas y por el no avance en el tratamiento de muchas propuestas.

Gaillard puso el acento en la crítica al gobierno nacional de Mauricio Macri al denunciar recortes presupuestarios y subrayó la necesidad de capacitar a los funcionarios de los tres poderes respecto de cómo abordar la agenda de género.

Magni disparó especialmente sus dardos al gobierno provincial actual y a las gestiones anteriores, además de enmarcarse en los lineamientos del Partido Socialista del que es parte. Así, impugnó veladamente la postura de Gaillard que con su “discurso elegante” sería contradictoria con políticas públicas y voces del justicialismo.

La referente del Encuentro Social insistió en marcar “la paridad de género” en las listas, en los cargos públicos y las conducciones de los gremios y otras organizaciones de la sociedad civil. Argumentó por qué sería esta consigna la base de un cambio cultural en el país y mencionó que la agenda de género llegó al Congreso porque antes se consolidó el cupo femenino.

La necesidad de separar la iglesia del Estado fue mencionada en más de una ocasión por Gaillard. Para Burgos, el asunto resumido en la bandera del Estado laico fue eje vertebral de su propuesta. Concretamente, propone retirar los subsidios a la Iglesia y a la escuela religiosa para financiar las políticas contra la violencia de género.
Ante la elección
Fue Burgos quien hizo un aprovechamiento más cabal del espacio, en términos electorales. Reiteró su consigna en torno a que la elección de octubre definiría la posibilidad o no de que entre “una diputada de izquierda que lleve las luchas al Congreso”.

Enmarcó su discurso en el programa del MST y –tras ser gentil en destacar la trayectoria de sus compañeras en el panel- hizo notar que ambas están “muy lejos de poder llegar” a ocupar una banca, aun cuando en su caso también es difícil la elección que se plantea, aunque encabece la boleta de la izquierda.

En efecto, Magni va segunda en la lista que encabeza Emilio Martínez Garbino que salió cuarto en los comicios de agosto; y Gaillard porque está ubicada en el cuarto lugar de la nómina de Somos Entre Ríos y solo ingresarían los dos primeros diputados o hasta el tercero en el caso de un triunfo del peronismo.

Las tres dirigentes se ocuparon de hacer notar la silla vacía de Fregonese, la única de las convocadas que no estuvo y que tiene prácticamente asegurado su acceso al Congreso de la Nación.
Fuente: Página Política

Claves

Mujeres Burgos Gaillard Magni Elecciones 2017

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles