Lo decidió hace una semana, una vez desechada la lejana posibilidad de dar una pelea por la Gobernación. Esa idea estuvo en su imaginario, pero el desgaste de las causas judiciales que lo acechan sepultaron el plan. El Intendente se quedará en su territorio y buscará su reelección.

Sergio Varisco se apoya en dos elementos para intentar ser reelegido en 2019. Uno de ellos es la respuesta que ha tenido en la vía pública. En su peor momento, con las camionetas de la Policía Federal en la puerta de la Municipalidad allanando despachos con la transmisión en vivo por TN, el jefe comunal no dejó de recorrer la ciudad y encabezar actos públicos e institucionales que le demanda la gestión. “No le han gritado nada”, se jactó un colaborador. El otro elemento es el resultado de encuestas ajenas, que le han dado un crecimiento en su imagen en los últimos meses. Este fin de semana en un medio nacional se reveló un trabajo que le dá 40 por ciento de imagen positiva. Otra que ojeó le muestra que sólo un 2 por ciento no lo votaría por la causa de narcotráfico por la que fue procesado. La corrupción sigue estando entre los principales cuestionamientos a los dirigentes.

En Cambiemos Paraná no hay una figura relevante, por ahora, que pueda disputarle en una interna. Emanuel Gainza es un aliado de Varisco en la guerra sin cuarteles que tiene en la vereda de enfrente a Josefina Etienot. Diego Dlugovitzky, enrolado en el PRO, se muestra con figuras nacionales todas las semanas y las publica en su perfiles de Facebook e Instragram.

Varisco, en cambio, es un dirigente que acude al manual viejo de la militancia política. Este fin de semana estuvo en los barrios El Morro y La Floresta en jornadas de gestión que, a la vez, no dejan de ser políticas. En una de ellas, la foto ilustrativa del parte de prensa lo muestra con militantes peronistas.

El varisquismo y su buena relación con sectores del peronismo no es autoría del Intendente, sino de su padre. Humberto Varisco inauguró una saga de acuerdos de su espacio con candidatos justicialistas para la Gobernación. Fue en detrimento de Julio Solanas, Juan Domingo Zacarías y hasta Mario Moine.

La figura más relevante en el PJ en la disputa electoral en Paraná - por su imagen, su instalación desde el 2015 y el consenso par a que sea - es la de Adán Bahl. Hasta antes del escándalo en la Legislatura, el vicegobernador dejó abierta la posibilidad de encabezar una propuesta provincial. En la radio pública de Paraná zizagueó: “Nosotros estamos evaluando las problemáticas de la ciudad. Obviamente en la provincia tenemos una experiencia de muchos años”.

La Justicia, una actora ineludible en el mapa político, empuja a reformular planes proselitistas. La fiscal de la causa de los contratos truchos, Patricia Yedro, dijo en la última audiencia que se está ante un gigante que apenas se la ha visto los pies. ¿Quién es el gigante sino las autoridades de las cámaras? En la imputación se apunta, precisamente, a las autoridades de la Legislatura. Pese a los esfuerzos de inclinar el relato de la investigación para un lado u otro por parte de la prensa, la pesquisa dará certezas antes de las decisiones sobre candidaturas.
Fuente: Página Política

Claves

2019 Varisco Paraná

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles