A partir del 2007, y particularmente luego del conflicto agropecuario, el Partido Humanista ha manifestado su apoyo a distintas posturas de la década kirchnerista. En las legislativas del 2009, de todos modos, el PH de Entre Ríos presentó una lista, una voz propia, en alianza con el Partido Comunista, para postular la necesidad de “profundizar” las políticas de Argentina en línea con otros países de América Latina.

Para 2011, el humanismo ya optó por acompañar la propuesta oficialista, sin listas propias, proceso que tuvo como ingrediente, además, las complicaciones que la nueva ley electoral les trajo aparejadas a los partidos chicos.

Protagonista central de ese proceso, en Entre Ríos, es Bernardita Zalisñak, dirigente de Concordia que en los últimos 20 años ha sido la referente más importante de la fuerza.

En los últimos días, su voz volvió a escucharse a raíz de la represión de Gendarmería de la que fue víctima su padre, Bernardo Zalisñak, uno de los militantes que sostienen la lucha antifracking en la costa del Uruguay. El hombre, de 66 años, estuvo detenido, fue golpeado, amedrentado con el uso de una picana en una violenta actuación de Gendarmería de la que fueron víctimas otros tres referentes, más allegados a otras fuerzas políticas y sociales.

Su hija, en los últimos años, no ha tenido una postura disonante del oficialismo. Pero lo sucedido en Concordia la llevó a acompañar las denuncias y las manifestaciones de repudio. Se decidió a amplificar la difusión del hecho a nivel nacional y algunas puertas se abrieron, justamente, por ser dirigente de un partido aliado del gobierno.

Llevó copia de las denuncias a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a la Liga Argentina por los Derechos del Hombre –para lo cual se valió de un contacto con el PC- y a la Comisión de Relaciones Institucionales del Senado de la Nación, área cuya directora es la dirigente humanista, Lía Méndez.

Puertas

“Fuimos muy bien atendidos, a través de amigos nuestros que nos hicieron los contactos”, dijo en diálogo con Página Política. “En el caso de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, nos contactó un dirigente humanista de Córdoba, Fernando Schüle”, repasó la dirigente de Concordia que no pudo estar con Martín Fresneda pero si con otros funcionarios del área que tomaron nota de la denuncia. “Les relaté los hechos, les dejé la denuncia que hicimos, nos tomaron el caso y van a pedir informes al Ministerio de Seguridad del que depende Gendarmería. También van a pedir datos a los juzgados porque estamos teniendo dificultades para acceder al expediente”.

A través del contacto con Méndez, humanista y funcionaria del Senado, “se convino en crear una mesa de diálogo con especialistas en el tema del medio ambiente porque acá hay una discusión subyacente que es la lucha por el medio ambiente que en este caso derivó en una situación de violencia”. Según se le hizo saber, en el ámbito de Relaciones Institucionales se planteó “como necesaria la existencia de un ámbito que, a nivel especializado, pueda propiciar el debate en torno al extractivismo”.

Con José Schulman, de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Zalisñak volvió a reiterar los hechos, dejó material audiovisual sobre la represión y copia de la denuncia. También estuvo en la audiencia la referente de Madres Línea Fundadora, Nora Cortiñas. “Se solidarizaron, se comprometieron a acompañarnos y posiblemente puedan actuar, en el marco de una causa, interviniendo con la figura de Amigos del Tribunal”.

La política provincial

Con relación al escenario político y gubernamental en la provincia, Zalisñak dijo que “esperaba una respuesta un poco más explícita, más enérgica” con relación a la represión en Concordia. Dijo saber que el subsecretario de Derechos Humanos se expresó sobre el tema ante una consulta periodística. “Me pasaron su teléfono pero no me he podido comunicar. Espero poder tener una entrevista”, dijo la dirigente.

“Creo que hay demasiada discreción o neutralidad respecto de un caso tan grave y que además el gobierno no puede alegar desconocimiento porque estuvo en el lugar el delegado de Derecho Humanos, Rubén Bonelli”, dijo y concluyó: “Esperaba otra respuesta”.

Valoró que “hubo partidos que se han expedido, no el partido oficial ni el gobierno pero sí muchos militantes, amigos”. “Hay también compañeros con los que hemos compartido espacios a nivel personal que han venido a solidarizarse. No más que eso. También el municipio de Concordia que, finalmente, sacó una declaración de repudio, a través del Concejo Deliberante, recién el jueves pasado”.
Fuente: Página Política

Claves

Humanistas

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles