Busti entrena para 2017

El ex gobernador ratificó que su partido competirá en las elecciones del año que viene por el massismo “sin pedirle permiso a nadie”. A sus 69 años, se mostró vital y entrenando. Y se despachó con

El ex gobernador Jorge Busti ya había revelado sus intenciones a mitad de junio, cuando dijo que “posiblemente sea candidato a diputado”, respondiendo a “un pedido de los militantes” del espacio que lidera en la provincia, alistado nacionalmente con Sergio Massa.

Este jueves a la noche ratificó que el Frente Entrerriano Federal (FEF), el partido que formó en 2010, tras su salida del PJ, va a competir en las elecciones legislativas del año que viene “sin pedir permiso a nadie”.

La afirmación, que alude a la interna del massismo en Entre Ríos, se produjo en una reunión que Busti encabezó en la sede de La Bancaria de Paraná con el propósito de analizar la situación provincial y “desandar los primeros pasos de cara al fortalecimiento y organización partidaria, con el horizonte puesto en el 2017”.

El mismo jueves, en la mañana previa a la reunión, Busti subió una foto en su cuenta de Facebook que lo muestra entrenando en un remo hidráulico. La imagen iba acompañada de un saludo en apariencia inocente: “¡Buen día! Haciendo un poco de remo antes de seguir con las actividades de hoy”.

El saludo fue leído como una demostración de su buena salud y vitalidad. Es que el tres veces gobernador de Entre Ríos, dos veces intendente de Concordia, ex diputado nacional y provincial, ex senador nacional, ex convencional constituyente nacional y provincial, que lleva tres décadas protagonizando procesos electorales en Entre Ríos, tendrá ya 70 años para las elecciones del año que viene.

La comparación con Frank Underwood fue inevitable. Rápidamente, comenzaron a circular en las redes sociales fotos que lo mostraban junto al personaje que encarna Kevin Spacey en House Of Cards, la popular serie de Netflix, desarrollando la misma rutina de entrenamiento.

Se desconoce si Busti tuvo la intención de compararse con el controvertido personaje de la serie norteamericana. Lo concreto es que logró el cometido de llamar la atención.


“Coherencia”

Como probablemente hubiera hecho Underwood, Busti presentó su actividad política del jueves en Paraná con un título discutible, cuando no sesgado: “La coherencia es el mejor capital político que tenemos”, afirmó el ex gobernador, haciendo referencia a su actuación política.

En el acto llamó a “fortalecer” el FEF y a la “acción política” a través de una campaña de afiliación, que “nos permitirá seguir consolidando el partido, con la certeza de que no somos kirchneristas y mucho menos del PRO”.

Un simple repaso por la actuación electoral de Busti certifica que el ex gobernador tiene algo más en común con Underwood que su preferencia por el remo hidráulico.

Sin retroceder mucho en el tiempo, los archivos electorales certifican que después dar una dura pelea contra su delfín Sergio Urribarri y el kirchnerismo en el conflicto con las patronales del campo de 2008, en 2009 su esposa Cristina Cremer se convirtió en diputada nacional como candidata de la lista kirchnerista.

En 2013, Busti se alió con el PRO de Rogelio Frigerio y avaló la lista que convirtió a Alfredo de Ángeli en senador nacional y le permitió a Cremer la reelección como diputada nacional.

No hace falta recordar que Busti, como Urribarri y la amplísima mayoría de la dirigencia peronista entrerriana, fue menemista en los años 90. Y un poco después también: en las elecciones presidenciales de 2003, Busti se mantuvo prescindente y en la provincia donde aún era el “líder indiscutido del peronismo” ganó Carlos Menem.

Tras la asunción de Néstor Kichner –luego de la renuncia de Menem a un segura derrota en el balotaje- Busti se aggiornó y buscó como compañero de fórmula para las elecciones provinciales de noviembre de ese año a Pedro Guastavino, cuyo capital político consistía en haber sido compañero de estudios de Kirchner en la facultad de Derecho.

Así las cosas, la coherencia de Busti se limita a los últimos meses. Es que a diferencia de Adrián Fuertes, a quien el año pasado acompañó en la fórmula para gobernador por el massismo, Busti no se volvió al PJ, no encabeza ningún ministerio en el gobierno de Gustavo Bordet y tampoco le posibilitó al Frente para la Victoria contar con una mayoría en la Cámara de Senadores de la provincia que no expresa a la voluntad popular.