Busti y Cremer prometen no reincidir

El matrimonio que comanda el bustismo está, después de muchos años, en el llano. Con el cumplimiento del mandato de diputada de Cremer, dejaron de ocupar cargos electivos y prometieron a sus militantes que dejarán paso a las nuevas generaciones.

Fue este lunes, durante un plenario con el que el Frente Entrerriano Federal de Paraná realizó su reunión de despedida de año.

“El 2018, al no ser un año electoral, será clave para la construcción política, y son las nuevas generaciones las que deben tomar la posta. Mi papel será el de acompañarlos en la tarea que más placer me da: la de ser un militante de a pie, recorriendo las calles y los barrios de toda la provincia en contacto directo con los entrerrianos”, dijo el tres veces gobernador Jorge Busti.

El conductor del espacio que este año se alió al PJ, sostuvo que el peronismo “atraviesa momentos de turbulencias y reacomodamientos”, dado que “no aparece hoy por hoy un dirigente nacional que pueda sintetizar los matices que existen en las diferentes provincias”.

No obstante, Busti buscó ser optimista. “En 1985 la derrota electoral con la UCR fue más contundente que la sufrida este año, y luego de un proceso interno de autocrítica, surgió la Renovación Peronista que condujo nuevamente al triunfo del justicialismo en el país y en la mayoría de los distritos”, recordó. “El peronismo ha salido de crisis peores que la actual”, resumió.

Su esposa, Cristina Cremer, que acaba de cumplir su mandato como diputada nacional, mostró satisfacción por “volver de lleno a la tarea de militante con la misma pasión que lo hice durante toda mi vida”.

En el repaso de su labor legislativa, sostuvo que siempre votó “basándome en mis convicciones peronistas, como fue el reciente caso del rechazo a la Ley de modificación de las ART”.


Tras su acuerdo electoral con el gobernador y presidente del PJ Gustavo Bordet, el bustismo tenía esperanzas de renovar su presencia en el Congreso de la Nación, con la candidatura del tercer dirigente de importancia dentro del espacio, el diputado provincial Gustavo Zavallo.

Pero el tercer lugar que ocupaba en la lista hacía necesario un triunfo de Somos Entre Ríos en las elecciones para que el ahijado político de Busti heredara la banca de su esposa en el Congreso.

En la Cámara de Diputados de la provincia, Zavallo fue el único de los diputados peronistas que durante el debate en el recinto explicitó su oposición a la adhesión de la provincia a la ley de ART. Sus pares kirchneristas, que también se opusieron, optaron por el silencio.

Claves

Futuro político + Busti + Zavallo + Cremer +