El lugar de Urribarri en el PJ

Sigue siendo presidente del Consejo Provincial partidario por su condición de ex gobernador. Bordet será su sucesor si no sale nadie a disputarle la conducción del PJ. Urribarri ya está lanzado para primer congresal pero s

Desde alguna perspectiva, la incipiente historia de la gestión Gustavo Bordet puede relatarse desde la acumulación de poder político propio, distinto del urribarrismo que le dio origen. Nada nuevo. Es la historia del camino que anduvo Sergio Urribarri para consolidar su espacio más allá del de Jorge Busti, que lo bendijo como sucesor.

En el medio de ese proceso, se atraviesa ahora un elemento clave para insuflarle viento de popa al poder del gobernador Bordet: el Partido Justicialista y el proceso de internas para renovar autoridades partidarias.

El número uno y el número dos del anterior gobierno (Urribarri y José Cáceres) ya se reunieron con el mandatario provincial para pasarle la posta. Fue un encuentro en Casa Gris del que salió el título: “Bordet es candidato a presidir el PJ de Entre Ríos”. Una suerte de ceremonia en la que, además de formalizar la herencia del sillón de Urquiza, se cede la conducción del PJ, lo que suele leerse como la llave para la gobernabilidad. Junto con el mencionado título, apareció otra novedad: Sergio Urribarri se colaba en la nueva era del PJ, con una postulación a primer congresal.

Otra mirada

Hay voces que se han alzado contra ese “binomio”. Llaman a poner al frente del PJ a un dirigente que pueda darle al peronismo independencia para posicionarse frente al gobierno de Mauricio Macri, con el que Bordet ha cuidado de sostener aceitada relación. También allí están en juego la tan mentada gobernabilidad, aunque con un peso mayor que el que deriva de contar con el partido en el puño de la mano.

Los que postulan a alguien distinto de Bordet para el PJ resumen, para que se entienda: “Hay que poner a alguien que pueda decir lo que el gobernador no puede decir”.

Mientras el cronograma electoral de la interna sigue su curso, hay quienes aseguran que el urribarrismo de paladar negro mira la posibilidad de mejorar la posición en el PJ entrerriano.

Nuevo puesto

Urribarri y Cáceres hoy son presidente y vicepresidente, respectivamente, porque eran la fórmula de gobierno.

Cáceres ya era el titular del Consejo Provincial en tiempos de Busti, pero bajó al segundo puesto cuando fue a la Vicegobernación. Le cedió entonces la presidencia del PJ a Urribarri. Todo, por supuesto, con rápido arreglo a los flexibles estatutos partidarios.

Si el criterio siguiera en pie, y si Bordet encabeza el Consejo Provincial, sería Adán Bahl el número dos para el PJ, tal como lo es en Casa de Gobierno.

Justamente ese sería el puesto que miraría el urribarrismo, se rumorea en las últimas horas. El número dos en el PJ, secundando a Bordet, en vez del ignoto puesto en la lista de congresales.

La presentación de listas vence en algo más de una semana. Los movimientos no cesarán hasta el último día, el 11 de marzo. Cada puesto para el PJ está cargado de sentidos para interpretar cómo se reordena el poder en tiempos de Gustavo Bordet.

Claves

Interna peronista +