El pragmático Jáuregui, de regreso a la UCR

A los 50 años, el dirigente parece haber definido finalmente su orientación política, que en los últimos 15 años deambuló por el radicalismo, el solanismo, el bustismo y el socialismo.

Los problemas en la brújula política de Martín Jáuregui parecen haberse compuesto del modo más sencillo: con el regreso a casa.

A los 50 años, el abogado de Concordia entendió que finalmente su lugar para hacer política era el radicalismo, de donde se había ido en 2003 para pasar por el vecinalismo, distintas expresiones del peronismo y el socialismo. La semana pasada y tras renunciar a su afiliación en el Partido Socialista, se reunió con el intendente de Paraná, Sergio Varisco:

Jáuregui no sólo habló con Varisco. También con Atilio Benedetti y “gente que está con él y que son de mi generación, como (los diputados) Gabriela Lena y el Pepo (José) Artusi, que me incentivaron para que vuelva. A su vez lo llamé al Vasco (Javier) Elizalde (de Concepción del Uruguay) para que volvamos al radicalismo”, le contó a Página Política.

Jáuregui fue presidente de la Juventud Radical de Entre Ríos y luego vicepresidente del Comité Provincial de la UCR que encabezó Elcio Viollaz.

En 2003 se sumó a los dirigentes del radicalismo que abandonaron el partido tras el fracaso de la Alianza en la Nación y el traumático segundo gobierno provincial de Sergio Montiel.

Unos años más tarde, Jáuregui funda un partido vecinal en Concordia, con el que en 2007 se aliará a la Lista 100 que en el peronismo encabezó la fórmula Julio Solanas-Enrique Cresto para enfrentar por afuera del PJ a Sergio Urribarri, el candidato que el entonces gobernador Jorge Busti había elegido para sucederlo.

Sin embargo, cuatro años después Jáuregui se aliará a Busti, con quien fue parte del Frente Entrerriano Federal, el partido que armó el ex gobernado para enfrentar a Urribarri, también por afuera del PJ. Esta alianza permitió que la esposa de Jáuregui, Melina Mazaira, alcanzara una banca en el Concejo Deliberante de Concordia.

Pero, tras el fracaso electoral del bustismo, la vocación política de Jáuregui sufriría una nueva crisis, que lo llevaría a las filas del Partido Socialista, donde llegó a ser miembro de la conducción provincial por haberle permitido a ese pequeño partido hacer pie en el bastión peronista entrerriano.

En el último proceso electoral, desde la conducción socialista Jáuregui pretendía aliarse a Cambiemos junto a la UCR y el PRO. Pero el PS de Lisandro Viale y Marcelo Haddad se mantuvo fuera de ese espacio y Jáuregui guardó desde entonces bajo perfil.

Hasta el jueves pasado, cuando presentó su renuncia al PS y se reunió con Varisco.

¿Por qué volver? “Porque nunca perdí la identidad radical y la gente que en su momento determinó mi ida del radicalismo hoy ya no está. No tiene mucho sentido que siga por un camino que finalmente es inoficioso. El radicalismo de Concordia está muy caído, necesitan que le de una mano. En Colón lo mismo”, responde Jáuregui, ante la pregunta de Página Política.

Cuenta que ya habló con Marcelo López y con el presidente del partido Esteban Benítez. Asegura que en el radicalismo de Concordia se lleva bien con todos. “Aunque por ahí tengo una dinámica política distinta a la del radicalismo”, admite.

Claves

Concordia + UCR +