Entre Ríos podría tener dos diputados más en el Congreso

Si prospera una reforma para adecuar la representación política de las provincias en el Congreso según el crecimiento de la población, Entre Ríos pasaría de 9 a 11 diputados nacionales. Todavía se toma

En el marco de las negociaciones para aprobar la reforma electoral que impulsa el gobierno nacional, legisladores del PJ, el massismo y también de la UCR, plantean actualizar la representación política en el Congreso de la Nación en proporción al crecimiento poblacional.

Esta adecuación implicaría que la Cámara de Diputados pasaría de 257 a 307 bancas y las provincias que verían incrementado su número de diputados serían Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos.

Según pudo averiguar Página Política de fuentes de la Justicia Electoral, la representación política en el Congreso de la Nación, en proporción a la población, fue por última vez definida en el decreto de convocatoria de las elecciones del año 1983.

Ese decreto ley de la dictadura (número 22.847, conocida como ley Bignone) que fue pactado con los partidos políticos que se presentaban a las elecciones del 83, estableció que cada provincia elegiría un diputado cada 161.000 habitantes o fracción no menor a 80.500.

Entre Ríos tenía entonces, 908.313 habitantes, según el censo de 1980. Esa población dividida por 161.000 arroja el número de 5,46 es decir, 6 diputados.

Pero ese mismo decreto del 83 dispone que a esa representación se le debe agregar 3 diputados por cada provincia, con lo cual Entre Ríos llega a los 9 diputados que la representan en el Congreso de la Nación desde la reapertura democrática.

El último censo nacional, del año 2010, suma 1.235.994 habitantes en Entre Ríos. Si se mantiene el criterio de la ley Bignone, la provincia debería contar con 8 diputados (el resultado de la división de los habitantes por 161.000 es de 7,67) que, sumados a los 3 que esa misma norma dispone para cada provincia por fuera de la representación proporcional, llega al número de 11.