Escrache a Torrealday por la desaparición del mellizo de Sabrina

El médico está procesado por su complicidad y la de su clínica, el IPP, en el robo de los bebés de Raquel Negro y Tulio Valenzuela. Sabrina, que recuperó su identidad, reclamó saber dónde está su hermano en un escrache junto a Hijos de todo el país.

En el marco de un congreso nacional de las regionales de Hijos, que sesionó en Paraná, se realizó este domingo un escrache al médico Miguel Torrealday, propietario del IPP, procesado por su complicidad en el delito de robo de los bebés mellizos de los militantes montoneros Raquel Negro y Tulio Valenzuela.

Negro dio a luz en el Hospital Militar en tiempos del terrorismo de Estado. En condición de secuestrada, estuvo internada 15 días hasta el momento del parto. Los bebés fueron internados en el Instituto Privado de Pediatria (IPP) y se les dio el alta el 27 de marzo de 1978.

Sabrina Gullino Valenzuela Negro recuperó su identidad en 2009. Desde entonces, junto a su hermano que conoció entonces, Sebastián Álvarez, hijo de Raquel, buscan al hermano mellizo y se exige a los médicos del IPP que digan a quiénes entregaron el bebé. Torrealday ha estado todos estos años al frente de la clínica que funciona en calle España y Córdoba.

Se espera que se ponga fecha al juicio oral y público a Torrealday y sus socios en el sanatorio para que se pueda echar luz sobre el caso, además de tener justicia para las víctimas 40 años después de los hechos investigados.

El escrache, en el domicilio de Vélez Sarsfield y Etchevehere, fue una de las acciones planteadas en el marco del encuentro de Hijos que contó con la participación de Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo.

Luego del acto, Sabrina habló con "La García" al igual que la abogada representante de la querella en la causa, Sofía Uranga. “Buscando a un melli me encontré un montón de hermanos”, dijo la joven al rescatar la instancia de reunión y movilización de los Hijos de distintas jurisdicciones del país.

Repasó la historia, destacó su nacimiento en Paraná, en la maternidad clandestina que el terrorismo de Estado habilitó en el Hospital Militar y puso de relieve que el médico es símbolo de “la complicidad civil”. “Está ahí la verdad y la tienen Torrealday y los socios de su clínica”, remarcó.

La entrevista, en el muro de La García en Facebook

Claves

Derechos Humanos +