Expectativas entrerrianas para el gabinete de Macri

Un dirigente entrerriano, Rogelio Frigerio, tiene el nombre más escuchado para encabezar ese “Gabinete de Economía” que anunció el presidente electo. Otro nombre, como funcionario del Ministerio de Producción:

La economía es el tema central del discurso y de la agenda de Mauricio Macri. Es a la vez el titular central de los medios y es prioridad en la opinión pública.

El presidente electo hizo un primer anuncio este lunes, en su primera conferencia de prensa: habrá un gabinete económico que incluirá seis ministerios. En ese gabinete, el nombre más escuchado para encabezarlo es el de un entrerriano (en realidad, nacido en Buenos Aires, con domicilio electoral en la provincia), Rogelio Frigerio.

Protagonista de la escena política nacional, -también histórica por tener el mismo nombre que su abuelo- Frigerio ganó presencia aquí recién en el presente proceso electoral, como interventor del PRO y hacedor principal, con mano de hierro, del armado político que ofreció Cambiemos en la provincia y en cada municipio.

Desde que Macri reorientó su perspectiva económica y empezó a decir más veces de lo habitual la palabra “desarrollismo”, Frigerio apareció en el horizonte como el nombre puesto para ese gabinete más por ADN, por lo simbólico, que por discurso propio esgrimido en el presente.

Protagonista, desde afuera

Pero no es el único nombre que se baraja. Ese Gabinete de Economía incluirá seis ministerios, uno de los cuales es el de Producción. Y Atilio Benedetti podría ir a ocupar un cargo en esa cartera aunque no se sabe con qué rango.

Fue protagonista de todo el proceso electoral que derivó en Cambiemos y siempre desde fuera de las listas. Primereó a la Convención Nacional de Gualeguaychú, que selló la alianza UCR- PRO, tomándose una foto con Mauricio Macri y Alfredo De Angeli. También estaba en esa foto Ernesto Sanz, presidente del Comité Nacional de la UCR que acaba de formalizar su dimisión al cargo que no alcanzó a ocupar de ministro de Justicia del gobierno que se inicia el 10 de diciembre.

Benedetti fue hacedor de ese acuerdo desde el principio. Y antes también, cuando postuló hasta el cansancio la necesidad de llevar el breve y desaparecido Frente UNEN a una coalición con el partido amarillo. Había entonces otras voces que llamaban a recostar el poder radical en el massismo.

Más tarde bajó su postulación como candidato a gobernador. No fue su voluntad pero a la larga parecieran haberle hecho un favor. Hubiera sido un revés a su trayectoria política que su compañero de fórmula en los tres días que duró, el candidato massista Adrián Fuertes, mostrará al otro día del 25 de octubre su ferviente vocación sciolista en los medios entrerrianos y hasta en 6,7,8.

El referente de la Corriente Arturo Illía, finalmente, siguió de cerca el proceso. No se bajó de la contienda sin incluir a sus colaboradores más cercanos en la lista de diputados provinciales que acompañó a Alfredo De Angeli. Y cuantas veces pudo estuvo presente en los actos de campaña, sobre todo cuando Mauricio Macri estuvo en Entre Ríos. Lo acompañó en el acto en el Club Olimpia, en Paraná; y escoltó al porteño en su última visita a la capital provincial, tras una caravana, en una conferencia de prensa. Allí estaban los candidatos de octubre: Alfredo De Angeli, Sergio Varisco, Rogelio Frigerio y también Benedetti.

Hay motivos partidarios que suman viento favorable para Benedetti. Sanz se baja de su Ministerio pero pareciera ser cierto, esta vez, que no hay especulaciones políticas detrás de su decisión. El mendocino tendrá un rol clave en defender los puestos para el radicalismo en el gabinete nacional y si tuvo un aliado en Entre Ríos fue el ex diputado nacional y ex intendente de Larroque.

Finalmente, hay razones para enfocar en Entre Ríos, cuna de esa Convención de Gualeguaychú que giró 180 grados el rumbo de la UCR. Macri hizo una excelente elección en la provincia. Pasó de imponerse por algo más de mil votos en octubre, 1035 votos, a alcanzar una ventaja de más de 64 mil votos con respecto a Daniel Scioli en este distrito, en la provincia de un alfil de la década K como Sergio Urribarri.

A propósito, el 10 de diciembre empieza otra era. El sueño entrerriano, finalmente, existiría aunque tendría otros dueños.

Claves

Frigerio + Macri + Benedetti +