Grand. Un mensaje eficaz, sin marcas ideológicas

Un mensaje redondo, sencillo, potente en la Seccional 5ta de Paraná. Centrado en la gestión, en cómo hacer. Indicadores, datos, cifras para sustentar los argumentos. El candidato podría ser radical, del PRO o peronista. La

No ha llegado aún el candidato. Pero en el salón del Club Pucará ya hay una veintena de personas, jóvenes, con la remera de campaña, que dan vueltas, organizan el sonido, reparten un tríptico a los vecinos y militantes que ya garantizan que la totalidad de las sillas dispuestas estén ocupadas.

Alciro Salcedo, ex concejal, es referente de la zona, la jurisdicción 5ta. Acompañará a Gastón Grand en su presentación y parece ser clave en el contacto con quienes se acercan al salón. Hay hombres jóvenes, mujeres que han llegado con sus chicos, que se ubican al fondo del salón, más en actitud de “relleno”; otros, ocupan los asientos del medio hacia adelante. Entre ellos hay vecinos, viejos militantes del peronismo. Una pareja que ronda los 70 se ubica en tercera fila. Cuentan que hace 25 años que viven en la zona (en calle Darwin), que siempre estuvieron cerca del peronismo, que los invitaron a venir, que conocen poco a Grand pero que “si es como el padre este chico debe ser buenísimo”.

“Los de remera” tienen casi todo listo para la convocatoria que reúne a un centenar de personas en una concurrencia que integra, también, a familiares, amigos, hijos del candidato y de Pedro Raiteri que ocupa un rol preponderante. Es el jefe de campaña y secretario del Concejo Deliberante que preside Grand.

Es martes 21 de abril. 19.10. Diez minutos después de la hora señalada llega el candidato. Se demora en el saludo a algunos de los vecinos presentes, siempre tiene un fotógrafo cerca. Ocupa la mesa para su exposición, escoltado por Raiteri y Salcedo. No hay banderas, ni bombos, ni ninguno de los tradicionales rituales políticos, ni peronistas, ni de los otros.

Marcos

En trazos gruesos, la propuesta de Grand mira más al potencial económico de la ciudad, como motor del desarrollo, que a los sectores vulnerables; enfoca más en la “potencia” de Paraná –tal como impone su consigna- que en las “virtudes” del alineamiento con los poderes a nivel provincial y nacional; se explaya más en las acciones a hacer junto a las empresas, el comercio, las organizaciones, que en dar cuenta de la administración del fisco.

Sólo en algún pasaje de su exposición ante los vecinos, de no más de media hora, manifestó su voluntad que “sea un gobernador de la costa del Paraná” y que sea Julio Solanas quien “continúe la gestión de Sergio Urribarri”; y en un par de momentos, a cuento de otra cosa, describió una situación que sería bien distinta para las ciudades luego de la década kirchnerista. No hubo casi referencias a su familia, una casa peronista. En un pasaje citó un dicho de su padre, Walter Grand, quien fuera funcionario provincial y municipal en distintos contextos hasta su trágico fallecimiento. No habló de su madre, Teresita Ferrari, aunque parte de la concurrencia se referencie en ellos para estar en la presentación de su hijo.

Al inicio, apabulló con datos precisos acerca de la seccional 5ta. Cantidad de electores, mujeres, varones, cantidad de hogares, cuadras asfaltadas, cuadras de tierra, servicio de cloaca. Describió las particularidades de la zona, en fronteras con el monte, con la zona rural, lo que implica problemáticas especiales. Valoró potenciales, geografía de la zona, desarrollo vertiginoso en los últimos años y el contraste entre conglomerados de viviendas precarias con barrios acomodados.

Propuesta

El precandidato centró su exposición en cuestionar el modo de gestión que la normativa y la tradición imponen al intendente de Paraná. Desde su perspectiva, la fuerte concentración en la toma de decisión en el presidente municipal deriva en fracasos.

“Cualquiera de los intendentes de Paraná haría cualquier cosa por la ciudad porque aman la ciudad. No se trata de quién sino del cómo. No decimos quien si no quienes, en equipo. La pregunta es cómo. Desde ahí planteamos un modelo de gestión”, argumentó.

“La ciudad no necesita un capataz, que ande con la fusta, si no equipos con gente que conozca el proyecto y en donde todos sepan la jugada. Hoy, el único que puede patear al arco es el intendente. El único que puede hacer goles es el intendente con lo cual hemos reducido los jugadores a uno”, eligió como metáfora. Aludió a una construcción que contemple consejos barriales, organizaciones vecinales, descentralización administrativa y política.

“Tengo 46 años, soy arquitecto, urbanista, soy músico”, dijo hacia el final. Contó que ha conformado “un equipo de 147 profesionales”. Habló de la relación con organizaciones de la ciudad, planteó estrategias para la relación con el trabajador municipal, aseguró que es la inseguridad, “por lejos” el asunto que más preocupa a los paranaenses.

En un año

En su promesa de campaña, está planteado trabajar los primeros seis meses de gestión en la elaboración de un plan maestro y en los siguientes seis meses en la sanción de una Carta Orgánica para la ciudad de Paraná, tal como lo prevé la Constitución provincial reformada en 2008.

A la hora prevista, y después de un intercambio con un puñado de vecinos, concluyó el encuentro. Grand se tomó una foto con algunos de los presentes mientras, a la puerta del Club Pucará, se estacionaba el inmenso cartel móvil, iluminado, y un equipo de sonido haciendo sonar, a todo volumen, el jingle de campaña.

Pastillas electoralesCarta Orgánica.“Queremos sancionar la carta orgánica para llevar allí este modelo de gestión que proponemos. Estamos siempre viendo quién y no cómo. La pregunta es cómo”.Gente. “Hacemos reuniones. Esta es la cuarta reunión. Cada barrio tiene sus particularidades. Nos preparamos para ir a cada lugar”.Motivos.“Tenemos 147 profesionales, un conjunto que no tiene ni la Municipalidad. No estoy en política porque necesito el sueldo. Lo hacemos con absoluta vocación de servir”.Evolución.“En dos meses y medio crecimos casi un 600 por ciento. Nos tornamos visibles en base a ciertas estrategias comunicacionales y al mano a mano. Eso nos instaló”.Vaticinios.“Los focus group nos dijeron que el próximo intendente tenía que ser un hombre y entre 45 y 50 años. Es nuestro tiempo, de acuerdo a lo que hemos podido rescatar. Según esos trabajos, en Paraná el concepto es cambio a diferencia de la provincia que la idea es continuidad”.El diagnóstico del BID.Con relación al trabajo de diagnóstico, presentado por Blanca Osuna, el denominado Plan de Acción Paraná Emergente y Sostenible que se realizó con financiamiento del BID, Gastón Grand opinó: “Es un buen trabajo pero es un trabajo que llega totalmente fuera de término. Es como si a un paciente que lo estuvimos medicando de cáncer durante tres años, le hacemos los análisis a los 3 años y dos meses. No podes hacer un diagnóstico a meses de irte. O al menos, no llenás un teatro para mostrar una cosa que tendrías que haber mostrado los primeros meses. El diagnóstico ya lo sabíamos. Es un buen trabajo técnico. Lo podría haber hecho un equipo local sin contratar una empresa española. Pero el trabajo es bueno. En términos políticos es absolutamente equivocado, fuera de término, manipulado”.Raiteri. "Es el jefe de campaña. Es el secretario del Concejo Deliberante. Y aparte es mi amigo".