La disputa por Paraná fue un eje de todos los discursos

El peronismo de Entre Ríos cerró su campaña un día antes de la veda, este miércoles en Echagüe. Lo hizo con la anunciada presencia de Scioli y con el arribo al palco, además, de Zannini, que se ocup&oacu

Los oradores y la militancia en el acto de la fórmula del FPV, este miércoles en el estadio del Club Echagüe, tuvieron presente que la disputa más difícil para el oficialismo es en Paraná.

Fue un acto con la impronta sciolista, con el color naranja como preponderante, con una pantalla que reprodujo durante hora y media que demoró el inicio del acto los spots de campaña del gobernador bonaerense y que después de esa espera puso en suspenso la cumbia para hacer sonar el jingle de Ricardo Montaner.

En ese marco, los discursos reiteraron lo previsible: críticas a la oposición, defensa de la era kirchnerista, alusiones a Sergio Urribarri y su eventual presencia en el gabinete nacional. Pero también se ocuparon, quienes se turnaron al micrófono, de insistir en pedir el voto para la reelección de la intendenta Blanca Osuna.

Abonó esta línea la firma de un “acta compromiso” de Scioli con Paraná, con un listado de una treintena de obras que promete llevar adelante con ayuda de Nación. También los cánticos de grupos de militantes que, desde distintos rincones del estadio y promediando distintos momentos, promovieron “para Blanquita /la reelección”.

La candidata a un nuevo mandato fue quien abrió la lista de oradores. Le siguieron el candidato a gobernador, Gustavo Bordet; Urribarri que dedicó buena parte de su mensaje a agradecer el ofrecimiento de Daniel Scioli para ser ministro; el candidato a vicepresidente y referente del kirchnerismo duro en la fórmula, Carlos Zannini, que no estaba anunciado; y cerró Scioli minutos antes de las 21 ante un estadio colmado. También estaban en el palco, el postulante a la vicegobernación, Adán Bahl; el compañero de fórmula de Osuna, Martín Uranga; el candidato a senador, José Cáceres; el diputado nacional Julio Solanas; y el rafaelino Omar Perotti.

Paraná

Primero Osuna, más tarde Bordet, pidieron el voto por el Frente Para la Victoria y elípticamente insistieron con el argumento de asociar a la figura de su adversario de Cambiemos, Sergio Varisco, con el narcotráfico.

La intendenta presentó a su equipo como “lo que somos” y enfatizó que “podemos decir quienes somos, no escondemos a nadie”, a la vez que criticó “el disfraz” partidario al que habría apelado Cambiemos en el marco de la alianza UCR- PRO.

Bordet pidió enfáticamente el voto por Osuna, prometió trabajar en sintonía con la presidenta municipal en un nuevo mandato, si llegara a la Casa Gris, y exhortó a “recorrer los barrios y decirle a las mujeres que vamos a cuidar a los jóvenes para que no entren en la droga”.

En su discurso, Urribarri cerró con la promesa: “Vamos a poner hasta la última gota de energía para que Blanca sea reelecta”.

Presencias

Además del sciolismo, en sus diferentes expresiones, que le dieron la impronta naranja al acto; movilizaron con remeras, banderas y carteles, el Frente Juventud Peronista (Frejupe), a la derecha del palco; La Jauretche de Solanas, a la izquierda; Renacer Peronista, de Cáceres; que se hizo notar con una bandera exhibida en el tablero de básquet por un militante con una máscara de Néstor Kirchner; el grupo de José Carlos Halle; “Radicalismo Popular” que llevó remeras rojas, que postuló un nombre “Pedro Báez. Diputado provincial” y cuyos militantes dijeron representar a la concejal Roxana Villagra; y una columna gruesa de remeras celestes que también postuló a Báez, junto al nombre de Blanca Osuna. También hubo banderas de Descamisados; la agrupación Martín Fierro; remeras con el nombre del director de Vialidad, Jorge Rodríguez; de una agrupación “La 20”, entre otras. La Cámpora no se hizo notar.

Del "sueño entrerriano" para acá

“Con Urribarri trabajando codo a codo conmigo en el gabinete los entrerrianos y los paranaenses tienen la garantía de que van a llegar todas las realizaciones y conquistas que faltan. No tengo dudas de que el Pato va a trabajar para toda la Argentina, pero teniendo en su corazón el progreso de Entre Ríos y de esta querida ciudad capital de la provincia”, manifestó Scioli, orador de cierre del acto.

El bonaerense cerró su recorrida por el país en Paraná: “Como le prometí al Pato cuando se oficializó nuestra fórmula, y arrancamos con un acto en Paraná, hoy cerramos aquí nuestra campaña en el interior profundo, como muestra de homenaje al federalismo”, señaló el candidato que dijo no tener dudas de que “Entre Ríos, en conjunto con la Región Centro, va a ser el corazón de esta segunda etapa de reindustrialización”.

Sobre la decisión de pedirle a Urribarri que lo acompañe en el gabinete, Scioli expresó: “Conociendo el compromiso y la vocación de servicio del Pato, supe que no se puede prescindir de un hombre con tanta experiencia, que transformó a Entre Ríos, y le pedí que ocupe el Ministerio de Interior y Transporte, que articulará con todas las provincias y manejará la agenda ferroviaria”.

“Quién mejor que él para interpretar las necesidades de cada región y quien mejor que un hijo de ferroviario que vio con tristeza cómo su padre sufrió la decadencia del sistema ferroviario que hoy hemos recuperado por decisión de la presidenta, que es estratégico para la competitividad, la logística y las economías regionales”, destacó.

Por último, Scioli expresó: “No tengo dudas de que junto a Bordet, que tomará la posta en la transformación de Entre Ríos, con Blanca Osuna, con quien trabajaremos codo a codo, y con cada uno de los intendentes, vamos a transitar con éxito esta etapa que viene”.

Urribarri dirigió buena parte de su discurso a agradecer la convocatoria a un eventual gabinete: “Quiero hacer público mi sentido y sincero agradecimiento. Quiero que lo sepan todos los entrerrianos: yo caminé el país soñando con lo que Daniel sueña y cuando hubo un llamado a un baño de humildad fui el primero que acaté, como buen peronista, y me presté a trabajar con todos”. “Esto no fue sorpresa para los entrerrianos, porque jamás abandonaría un proyecto o un camino por envidias, rencores o por ambiciones personales. Soy parte de un proyecto de país y esto es parte de mi proyecto de vida. Te agradezco esta tremenda confianza que le estás dando no a Urribarri, sino a todos los entrerrianos”, valoró.

Dirigiéndose a Scioli, expresó: “Cuando me pediste que te acompañara a caminar el país, no dudé un instante. Y tu decisión me llena de emoción y sano orgullo. Yo no había nacido cuando, hace 58 años, Entre Ríos tuvo a su último ministro en el gobierno nacional. Voy a dejar hasta la última gota de energía para que tu gobierno sea exitoso porque si te va bien, nos va bien a todos”, señaló Urribarri que se definió como un dirigente “de la Argentina profunda, porque qué más profundo que mi pueblo natal, Arroyo Barú. Y eligió al hijo de un ferroviario que se murió de angustia cuando cerraron los ferrocarriles. Por eso también voy a dejar todo”, finalizó.

Continuidad

Zannini, Bordet y Osuna fueron los restantes oradores en el acto. El candidato a vicepresidente celebró que “a la oposición le haya salido el tiro por la culata”, con relación a las elecciones anticipadas en distintos puntos y las derrotas opositoras en algunas de esas instancias. Valoró “que nos juntemos a vernos las caras, estar felices, y decirnos cuánto nos queremos”.

“Hay que tener muy en claro que en este período es más necesario que nunca que los gobiernos estén en manos de políticos honestos que respeten la voluntad popular de quienes los ungen, y no en manos de corporaciones mediáticas y económicas”, sostuvo.

Por último, señaló: “No hay una mejor Paraná sin Blanca Osuna, ni una mejor Entre Ríos sin Gustavo Bordet, ni una mejor Argentina sin nuestra fórmula. Vamos a ampliar la diferencia del 9 de agosto”, concluyó.

Bordet, a su turno, señaló “la oportunidad histórica que tenemos los entrerrianos este domingo, de empezar a transitar el camino de la continuidad necesaria para afianzar las políticas que inició Urribarri junto a Cristina en 2007, que vamos a recorrer junto a Scioli y Zannini”.

Luego, pidió el voto para Blanca Osuna: “Necesitamos que Blanca vuelva a ser intendenta para hacer de Paraná una gran ciudad. Y ella sabe cómo hacerlo”, sostuvo.

“Tenemos un proyecto, junto a Daniel, al Pato, a Blanca, y a nuestra fórmula con Beto, con el que podremos hace realidad las aspiraciones de todos los entrerrianos. Vamos a ir por mucho más y sabemos cómo hacerlo. Tenemos capacidad y experiencia y sabemos lo que hay que hacer desde el primer día”, concluyó.

Antes, Osuna pidió “trabajar para un triunfo de Scioli en primera vuelta” y señaló que “volver a ser un equipo, como fuimos con Cristina y con el Pato, es lo mejor que le puede pasar a nuestra ciudad”.

“Creemos que el gobierno tiene que estar en manos de su verdadero dueño, que es el pueblo argentino, el pueblo entrerriano y el pueblo paranaense. No queremos retroceder ni un milímetro y confiamos plenamente en el esfuerzo y en la energía que proviene de las entrañas del peronismo y se desplaza y abraza a todos”, concluyó, antes de agradecer a Urribarri “por ser un compañero de fierro” y manifestar su “orgullo por saber que va a estar en el equipo de Scioli”.