La primera foto política del verano la protagonizaron Massa y un K

En fundador del Frente Renovador y el presidente del PJ bonaerense acordaron una agenda común. Stolbizer, incluida. Primer paso, plantear una estrategia contra la reforma laboral.

Sergio Massa recibió en su casa de Pinamar al presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez. La imagen se transformó en la primera gran foto política del verano y sacudió el tablero del peronismo, que busca reconstruirse después de las últimas derrotas electorales.

En el entorno del ex intendente de Tigre resaltaron el cara a cara que comenzó a las 20 y terminó a las 23:30 como un principio de acuerdo para trabajar juntos en temas sensibles de la agenda. Otros ven la imagen como el principio de la unidad que tanto pregona el intendente de Merlo. Hay un obstáculo en el camino: para Massa el límite es Cristina Kirchner, con quien Menéndez por ahora no está dispuesto a romper.

Entre los temas que surgieron en la mesa de la casa que el ex diputado nacional comparte con su esposa Malena, sus hijos, y un matrimonio amigo, se habló de la ofensiva judicial contra la reforma jubilatoria, considerada por la oposición como un ajuste en el haber mensual de los haberes.

Los dirigentes discutieron también sobre la posibilidad de impulsar políticas para fortalecer la transparencia en los municipios. Massa quiere en ese rol a un instituto dirigido por Margarita Stolbizer, principal denunciante de CFK. Menéndez piensa en organizaciones sociales vinculadas al papa Francisco.

Comenzaron a plantear además una estrategia común contra la reforma laboral, que el Gobierno planea discutir en sesiones extraordinarias, en febrero, contaron los testigos.

El intendente de Merlo es optimista. Cree que el cónclave puede transformarse en el primer paso para un retorno “paulatino” del fundador del Frente Renovador al PJ. “Todos tenemos ganas de confluir en un mismo espacio y el peronismo es el espacio aglutinante”, aseguró en diálogo con Infobae. Y agregó: “Sergio armó un espacio importante, pero entiende que necesita ser parte de un esquema mayor porque en la polarización se lo come la pelea de los elefantes”.

Hasta ahora el nuevo jefe del PJ bonaerense no mostró intención de distanciarse de Cristina Kirchner. Es más, hizo campaña por ella en las últimas elecciones. Sin embargo, busca canales para que la presencia de CFK no sea un obstáculo para contener a otros referentes como Massa, Florencio Randazzo y Juan Manuel Urtubey, entre otros.

Claves

Peronismo +