La pulseada detrás de la elección de Varisco

El presidente municipal se impuso por dos tercios de los votos en la elección para encabezar la mesa del Foro de Intendentes. Cecco fue el derrotado pero esperaba otra suerte. La UCR detrás de un resultado velado ya que surgió de

La reunión fue este jueves, en la sede de las termas de Villa Elisa, con la participación de 28 intendentes electos por Cambiemos. Se integró formalmente, además, Exequiel Donda, de San Benito electo por el Frente Renovador aunque alineado con la Casa Rosada enseguida de su asunción.

El tema principal fue la resolución de las autoridades del Foro de Intendentes de Cambiemos que estaba demorada. Incluso, se había fracasado en un primer intento, a principios de semana, de llegar a un nombre por consenso.

Finalmente, hubo un resultado: Sergio Varisco se convirtió en el presidente por 18 votos contra nueve que optaron por su par de Federación, Carlos Cecco.

Detrás de la elección, está la pulseada entre, de un lado, el radicalismo, algunos de sus grupos internos, el gobierno de Varisco; del otro, la Casa Rosada, el PRO, radicales aliados a Buenos Aires y el ministro Rogelio Frigerio por poner un nombre que sintetice. También se cruzan las estrategias a futuro, de cara al 2019, de cada uno de los actores en juego.

El tablero

Según supo Página Política, había acuerdo en nominar una mesa de intendentes. Se pretendía, de ese modo, equilibrar entre el radicalismo y el PRO (que tiene un solo representante, Gustavo Hein, de Basavilbaso), entre las distintas regiones del mapa entrerriano, y darle espacio al “sub 40” nominación bajo la cual se han aglutinado un puñado de jóvenes, equipo en el que se cuenta, entre otros, a Bruno Sarubi de La Paz, Román Troncoso de Maciá y a Rafael Cavagna de Nogoyá.

La votación se constituyó en opción para designar un presidente de esa mesa. De un lado estuvo Varisco y del otro Cecco. Para las filas del federaense el resultado fue sorpresivo pero le costará un tiempo y algún sinsabor explicárselo del todo: hubo moción aceptada de implementar el voto secreto.

Aunque no hubo discursos políticos que expresaran un encolumnamiento u otro, más aún con los nombres en papel mezclados en una urna, se sabe de antemano que tras la figura de Cecco se encolumnaron los intendentes más leales a Frigerio, a la Rosada y menos a la UCR.

En efecto, Cecco tiene en su historia ser un dirigente del radicalismo, haber pasado por la presidencia del Comité provincial, pero también haber sido más proclive a las alianzas que convinieran a su poder territorial. Fue uno de los más cercanos a Sergio Urribarri en la era del concordiense e incluso se avanzó en la opción que fuera en la boleta del Frente Para la Victoria como candidato de Urribarri en Federación.

También fue un actor clave en el armado de listas de Cambiemos. Cecco –también Ricardo Troncoso, desde Maciá-, reunió a los candidatos a intendente que en el proceso interno decidieron jugarse por la postulación de Alfredo De Angeli contra la fórmula que encabezó Atilio Benedetti. Ese movimiento fue clave para que, finalmente, no hubiera un binomio radical que disputara la candidatura a gobernador del ruralista.

Pese a estos antecedentes, el nombre de Cecco no fue el que surgió en primer lugar. Desde Casa Rosada se había sugerido el de Domingo Maiocco de Victoria, opción que se desestimó por “ser nuevo” entre los intendentes. El dirigente ha sido aliado de Troncoso en distintos contextos de internas en la UCR y también ha sido allegado a De Angeli en la motorización de acciones de la Fundación Pensar, organización que se convirtió en la semilla del PRO.

UCR

Cuando en las filas derrotadas buscan una explicación, apuntan a los otros grupos internos de la UCR, los más grandes, que han sido expresados por el yrigoyenismo (Jorge Lacoste, de Sauce de Luna, por nombrar uno de sus referentes) y por la Corriente Arturo Illia que lidera Benedetti y que concentra más poder propio en la Legislatura.

La decisión de apostar a un dirigente radical como Varisco, con capital político propio más allá de la ola amarilla, pareciera haber primado la decisión de apostar a que a nivel de las intendencias persista el sello del partido con más larga tradición en Entre Ríos.

Resulta que, además, el dirigente de Paraná es el radical con más chances de jugar de cara al 2019. Y enfrente, Frigerio se posiciona a grandes pasos como el adversario interno más firme.

Esta vez, la pulseada terminó en favor de Varisco. Y de algún modo, también en favor de la UCR.