La reforma a la carta orgánica no se define por línea interna

El congreso radical que sesiona este sábado en Villaguay, convocado para actualizar la carta orgánica partidaria, se presenta insondable. Es que las posiciones en torno a la reforma atraviesan los grupos internos y, en consecuencia, poc

“Transversal”. Esa es la palabra que por estas horas se usa para describir cómo viene la discusión por la reforma de la carta orgánica de la UCR de Entre Ríos que el congreso provincial partidario resolverá este sábado en Villaguay. Se trata de una discusión transversal, porque reconoce muchas posturas encontradas dentro de un mismo grupo interno.

En consecuencia, la reunión del sábado dejará poca tela para cortar con la mirada puesta en el proceso en marcha para la renovación de autoridades partidarias que definirán las elecciones de octubre. Podrá haber algunas lecturas parciales en torno a determinadas votaciones, pero no parece, de antemano, que el debate pueda arrojar ganadores y perdedores en términos de líneas internas.

No se espera, en principio, que el debate por los cambios estatutarios esté teñido por el beneficio político inmediato de algún dirigente o sector; o que la pulseada en la votación sirva para marcar la cancha en la que se disputará la interna de octubre.

La reforma de la carta orgánica no saldrá por posiciones de grupo, sino por votos. Y es por eso que se están tomando algunas previsiones para asegurarse que voten sólo los que están habilitados a hacerlo.


Algunos temas

Distrito único. Se va hacia el armado completo de la lista de candidatos a diputados provinciales por distrito único, suprimiendo la representación de los departamentos en orden de mérito (según los resultados de la última elección general) a partir de sexto lugar. Se trata de un requisito difícil de practicar en una alianza electoral y que de hecho no se cumplió en 2015.

Minorías. Se aumentará la participación de las minorías en la conformación de los comités, que hoy tienen apenas tres vocales sobre los 21 miembros de la conducción. Una de las alternativas posibles es que el presidente y vice, secretario y tesorero sea para la lista que ganó, y la vice segunda, el protesorero y el prosecretario sea para la lista que quedó segunda, con integración proporcional para el resto de los cargos.

Congreso. Una de las iniciativas que despierta más polémicas es la reducción del número de congresales, porque se asocia a la idea de achicar el partido y controlar más fácil al máximo órgano partidario. Algunos pretenden volver al congreso que tenía seis representantes por departamentos; otros le agregan a esa posición un congresal más por departamento cada 20 mil habitantes (no por afiliados), como para darle mayor proporcionalidad a la representación.

Sanciones. Se divide el Tribunal de Disciplina con el Electoral, que hoy son uno solo. Se va a regular el Tribunal de Disciplina, con el que la UCR está en falta, según se lo advirtió la Justicia electoral. Actualmente tiene previsto un instructor sumariante, pero no un fiscal acusador y tampoco está regulada la defensa del acusado. La reforma se basa en lo ocurrido con el caso del ex diputado Julio Rodríguez Signes, expulsado del radicalismo por conspirar en el juicio político contra el ex gobernador Sergio Montiel. El actual fiscal de Estado, a quien se sindica como socio del ex gobernador Sergio Urribarri, apeló la expulsión en la Justica –argumentando que en su proceso se había violado el derecho de defensa- y recuperó su condición de afiliado radical, que mantiene hasta el presente.

Preámbulo. La UCR, como el PJ, son partidos que históricamente han contenido a un amplio abanico ideológico y político de dirigentes. Pero, quizá pensando en casos como el de Rodríguez Signes, algunos dirigentes radicales pretenden incorporar a la carta orgánica un preámbulo sobre “el significado de ser radical”.

Código de Ética. Un sector propone que el congreso apruebe la redacción de código de ética partidaria, (sería el primer partido que lo tendría) que, tomando en cuenta la normativa de la carta orgánica y la declaración de principios, regule las sanciones que se puedan aplicar a los afiliados.

Claves

congreso UCR + carta orgánica + UCR +