Peligra la mayoría de Cambiemos en el Concejo

La viceintendenta Etienot profundiza su alianza con el Frente para la Victoria en Paraná. Y ahora busca apoyos de Cambiemos para desplazar a Gainza, el concejal de PRO que en este contexto es un aliado de Varisco.

Lo que se presentaba como una disputa palaciega más, de cara a la renovación de autoridades en el Concejo Deliberante de Paraná, terminó convirtiéndose en una movida política que amenaza con hacerle perder al gobierno de Cambiemos el control del cuerpo legislativo.

En la superficie de este quiebre está la decisión de la presidenta del HCD, Josefina Etienot, de desplazar de la vicepresidencia primera del cuerpo a Emanuel Gainza, el otro representante de PRO en el Concejo.

Pero la jugada excede los estrechos límites de la interna macrista. Se inscribe en un enfrentamiento de la viceintendenta con el intendente radical Sergio Varisco y pone por primera vez en riesgo la mayoría oficialista en el Concejo de la capital provincial.

Es que desde la presidencia del HCD, que supone el manejo presupuestario del cuerpo –en concreto, los recursos económicos de los que dispone cada concejal- Etienot ha venido favoreciendo a los ediles del Frente para la Victoria. Sobre todo tras aquella escandalosa pelea con el bloque de Cambiemos en noviembre de 2016 cuando, entre lágrimas, aseguró que ella no se había “acostado con nadie”, ni necesitó ser hija ni madre “de nadie” para ocupar su puesto.

Ofendidas, las mujeres de la bancada oficialista la denunciaron por “violencia laboral” ante la Dirección Provincial de Trabajo de Entre Ríos y la Subsecretaría de la Mujer. Y hasta recurrieron a un extravagante planteo ante el Arzobispado de la Ciudad de Paraná por “violación al artículo 208 del Código Canónico”, con el propósito de afectar la militancia católica de la dirigente macrista.

Frente opositor
Año y medio después, la capacidad persuasiva de quien maneja los recursos del Concejo hizo cambiar de parecer a la radical Elsa Ermácora, a quien Etienot impulsa como reemplazo de Gainza. Se trata de una edil de muy bajo perfil político –a la que apenas se le conoce la voz en las sesiones- que viene del riñón varisquista, pero que juega en este caso con la oposición.

Efectivamente, en este contexto es correcto hablar de oposición para describir la alianza que Etienot cierra con el Frente para la Victoria a los fines de impulsar a Ermácora. En esa aventura ha buscado apoyos también en el bloque del Frente Renovador. Tuvo éxito con Silvina Fadel, pero no con Luis “Toto” Díaz.

La cruzada persuasiva de Etienot alcanzó también a otro concejal de origen peronista que integró la listas de Cambiemos: el pragmático Santiago Gaitán. Aunque en este caso, su posición no estaba hasta este miércoles definida.

Si Gaitán aceptara, el “bloque opositor” sumaría ocho votos: los cinco del FpV, uno del Frente Renovador (Fadel) y dos de Cambiemos (Ermácora y Gaitán). Estos dos últimos habrían incluso amenazado con formalizar el quiebre con el bloque oficialista si no prosperara el reemplazo que impulsa Etienot en alianza con el FpV.

La jugada de la viceintendenta excede la disputa sobre la vicepresidencia primera –que se definirá en la sesión del 15 de marzo- y pone a Varisco frente a la posibilidad de afrontar la segunda mitad de su mandato con minoría en el Concejo.
Sin proyección
Lo curioso es que no se asiste aquí a una rebeldía interna que se traduzca políticamente. No es que Etienot esté denunciando a Varisco desde el republicanismo o alguna otra variante de corrección política.

Por el contrario, para Etienot su postura supone, al interior de Cambiemos y del propio PRO, un alto costo y no sólo local, sino provincial y hasta nacional. Es, en definitiva, la número dos del gobierno de la capital entrerriana que amenaza con hacerle perder el control del HCD a la gestión de Cambiemos, a partir de su alianza con el Frente para la Victoria. Y lo hace con los métodos de la política más tradicional que el PRO se jacta de pretender cambiar.

En diciembre de 2015, Etienot se presentaba como una de las principales figuras políticas del PRO de Entre Ríos, por el importante cargo que pasaba a ocupar. Pero bastó un año en el ejercicio del poder para que esa imagen se desmoronara.

De hecho, no por casualidad quedó afuera de la conducción partidaria de PRO tanto a nivel departamental como de la ciudad. Dentro del macrismo está aislada y no se le conoce un grupo o “equipo” propio, como les gusta decir en PRO, que haga suponer una proyección política a futuro.

Salvo que esté pensando continuar su carrera en el peronismo, donde ha cosechado algunas amistades en los últimos tiempos.

Claves

Paraná + Etienot + Gainza + Varisco + Cambiemos + Gaitan +