Un nuevo espacio promete renovar el PJ

Se trata de un grupo de jóvenes militantes sin cargos en la estructura del Estado. Con la tesis de una “crisis de representatividad” en el peronismo proponen renovar el PJ. El nombre de Piaggio revuela, pero hay complicaciones para identificarlo como referente. Los desafíos.

Todos son sub 40. Este dato lleva a una irremediable conjetura: se convirtieron en sujetos políticos durante el proceso kirchnerista.

Este sábado, Gualeguay fue el lugar elegido para fundar un espacio político en el seno del Partido Justicialista. Se trata de un grupo de militantes de diferentes puntos de la provincia que quieren dar el debate en un marco de “crisis de representatividad”.

Asistieron más de 50 representantes de distintas localidades. El otro dato es que se acercaron militantes de otros espacios no peronistas. No es Unidad Ciudadana.

Los fundadores de la agrupación, aún sin nombre, parten de un lugar poco habitual: no hay en la cantera apellidos tradicionales del PJ. Esto no los enaltece, apenas lo utilizan para dar un mensaje sobre la necesidad de renovar la política. El trasvasamiento generacional que propuso Sergio Urribarri cuando era el dueño de la política no se dio y Gustavo Bordet reproduciría el mismo modelo político, que consiste en cerrar filas con supuestos jefes territoriales. Lo de “supuesto” lo utilizan de forma irónica. Un integrante del espacio lo resumió hizo notar ante Página Política que el supuesto cierre de Concordia o Gualeguaychú, con los nombres de Mayda Cresto y Juan José Bahillo no redundó en triunfos si no en palizas en ambos distritos.

Con la certeza de que la política o al peronismo le llegó la crisis de representatividad, este grupo está dispuesto a poner de relieve posicionamientos políticos, seguramente alternativos a los de Bordet, a quien los principales voceros del gobierno nacional en el gabinete y en la prensa lo ubican como uno de los gobernadores amigables.

Entienden que el debate en un congreso partidario, como se reclamó hace unas semanas, es una pérdida de tiempo. Los congresales provienen de las mismas estructuras que gobiernan la provincia y difícilmente estén dispuestos a marcar disidencias por temor a perder su porción de poder. El debate, como todo, lo darán en la esfera pública.

En un comunicado que difundieron tras el cónclave manifestaron “la necesidad de constituir una oposición seria al modelo excluyente del gobierno nacional y consolidar una propuesta alternativa que recupere la confianza de los votantes en el peronismo”. No hay en el texto una sola referencia al mandatario.

Al peronismo lo interpretan como un movimiento arraigado en una identidad, no ya como una organización política potente que supo ser. Acá aparecería una interpretación similar a la de Cristina Kirchner. Un párrafo del texto lo sugiere: “Seremos fieles a las banderas históricas del movimiento peronista y de otras tradiciones políticas populares”. La boleta única con el rostro del candidato es el más cabal ejemplo de la deslegitimación de los partidos. Lo reconoció el diputado radical, Alberto Rotman.

Ven con estupor cuando voces de Cambiemos refieren a casos de corrupción y no se escucha una sola voz de la primera línea del gobierno provincial salir al cruce. “Resulta que gobiernan los principales contratistas del Estado durante décadas, incluso en la dictadura, y nadie dice nada. Los campos están envenenados y tenemos un ministro como Etchvehere que defiende los agrotóxicos y nadie dice nada”, se quejó una integrante consultada. El cuidado del medioambiente aparece entre las consignas principales.

Sin referente para una posible interna con Bordet, el espacio no pretende ingresar en la lógica de torpedear al Gobernador para ser convocados. De ser así también estarían reproduciendo lo que se pretende cambiar. Armar algo por afuera es, por ahora, una decisión funcional a Cambiemos. Quieren discutir la coyuntura provincial, los proyectos de reforma política, la defensa de la Caja de Jubilaciones de la provincia y el financiamiento de la educación pública, entre otras cosas.

A Martín Piaggio lo ven con buenos ojos, pero el intendente de Gualeguaychú es bicho raro. La construcción se está pensando a largo plazo, lo que no impide una decisión que los lleve a jugar en 2019.

Algunos nombres de los que estuvieron en el encuentro: Pablo Nanio, Sofia Locaso, Romo Collazzo, Luciana Jane, Tomas Salari, Lola Paiz, Juan Ignacio Ibarrola y Walter Ibarrola de Concordia; Camila Ronconi, Elías González y Agustina Díaz de Gualeguaychú; Vanesa Quiroga, Lautaro Reyes y Juan Pablo Enriquez, Nicolás Córdoba, Sergio Romero de Paraná; Ignacio Andino y Soledad Rubattino de Victoria; Matías Alegre de Colón; Mauro Badini y Javier Guette de Larroque (ambos concejales); Ulises García y Lucas Remanea de Gualeguay; Edgardo García y Juan Calvo de Ibicuy; Vanesa Martínez y Rita Pagliaruzza de Paraná, entre otros.

Claves

Peronismo +