Urribarri ya es historia

Una pintura suya ya forma parte del Salón de los Gobernadores de la Casa Gris. Es el primer mandatario que, tras dos gestiones consecutivos, tiene impedido volver a gobernar la provincia. Bordet le reconoció “una gran gestión que va a dejar una huella imborrable en la provincia de Entre Ríos”.

El gobernador Gustavo Bordet encabezó este lunes en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, el acto de descubrimiento del cuadro del ex gobernador Sergio Urribarri y la entrega de réplica de los atributos de mando.

La obra del artista plástico Hugo Alberto Peñalba quedará exhibida en el Salón de los Gobernadores de Casa de Gobierno, junto a los retratos de todos los gobernadores constitucionales de la provincia de Entre Ríos.

Luego, y de acuerdo a lo establecido en el decreto N° 6052/91, Bordet hizo entrega al ex mandatario de las bandas gubernamentales y réplicas de los bastones de mando correspondientes a las dos gestiones de gobierno: 2007-2011 y 2011-2015.

Urribarri no es un mandatario más. Fue quien, gracias a la reforma constitucional de 2008 estrenó reelección y también quedó definitivamente imposibilitado de volver a intentarlo, debido al sistema adoptado, similar al estadounidense, que impide que una misma persona pueda gobernar la provincia más de dos veces en su vida.

El principal impulsor de ese sistema fue Jorge Busti, que presidió la Convención reformadora y por esos días mantenía un duro enfrentamiento con quien había sido su delfín político.

Busti, en cambio, y a pesar de que ya había gobernado tres veces la provincia (sin reelección), quedaba gracias a una cláusula transitoria exceptuado de esa disposición y en condiciones de volver al Poder Ejecutivo dos veces más. Había impulsado una reforma a su medida, que lo dejaba como el único entrerriano en condiciones de gobernar Entre Ríos cinco veces.

Pero no pudo. Lo intentó en 2011 y quedó muy lejos de impedir la reelección de Urribarri, en el mejor momento del kirchnerismo.

No sólo eso. Urribarri se obsesionó con matar políticamente a su mentor. Tras las elecciones de 2011 le fue cooptando la tropa hasta que el bustismo quedó reducido a una mínima expresión, un pequeño círculo de leales.

Urribarri llegó incluso a expulsar a Busti de las filas del PJ por haber competido contra el partido, en una práctica poco habitual del peronismo y más propia de radicales.

Homenaje
La relación de Bordet con Urribarri es distinta. El actual gobernador no era estrictamente un delfín político de su antecesor, aunque claramente fue beneficiado por su apoyo en la interna que impidió en 2015, una decisión que finalmente todos acataron.

La ruptura entre Bordet y Urribarri es mucho menos abrupta que la que vivió el peronismo entrerriano en 2008 entre Urribarri y Busti.

El ex mandatario que ahora tiene su cuadro en el Salón de los Gobernadores conserva una importante cuota de poder, que se ve expresada no sólo en aspectos formales, como los cargos que ocupan él (al frente de Diputados) y su hijo Mauro en el Ministerio de Gobierno.

El poder que mantiene Urribarri se expresa fundamentalmente en decisiones políticas audaces de un oficialismo que, de pronto y tras décadas de control del Estado, descubre que existen irregularidades en la cúpula del Poder Judicial suficientes para hacer historia con el estreno del instituto del Juicio Político en Entre Ríos . Y entonces decide remover a un juez que, en el final de su carrera, no se muestra dispuesto a seguir atendiendo los llamados del poder político. Un juez que está tan lejos de ser inocente como de asegurar impunidad en causas que complican al ex gobernador.

Casi en una misma jugada, los legisladores del peronismo, actuando como una corporación que no distingue internas, dejan en el cargo a una jueza con los mismos vicios del juez, pero que ofrece garantías al ex mandatario.

En el sostenimiento a la jueza coincidieron todos: Bordet, Urribarri y hasta Busti, que aportó sus dos votos en la Cámara de Diputados. ¿Un primer paso hacia la reunificación del peronismo? Posiblemente.

Para los que hablan de la pesada herencia, en el homenaje de este lunes Bordet dijo que recibió de Urribarri “una provincia con muchas obras que hemos inaugurado en estos meses”, realizadas durante “una gran gestión que va a dejar una huella imborrable en la provincia de Entre Ríos”.

Claves

Homenaje + Cuadro + Urribarri + Bordet + Busti +