Varisco: “La grieta se termina el 22 de octubre”

El intendente de Paraná da por descontado un triunfo de Cambiemos y no duda que ese resultado cambia de plano el tablero político. Rescata y se reconoce como parte de “las cosas buenas de la vieja política” pero valora “las herramientas” que aportó el PRO. En extensa entrevista, habla de Frigerio, de Bordet, del 2019. Su gestión y las del PJ.

Habían pasado un par de horas, no más, de su decisión de suspender la anunciada Feria del Libro, tal vez el evento más importante de la ciudad en materia cultural.

Lo intempestivo de la resolución parecía no explicarse en el motivo que la fundaba: cumplir a pie juntillas la ley electoral que implica la veda para actos de gobierno ante la proximidad de las elecciones. Es que la fecha de los comicios se conoce hace demasiado tiempo como para no haberlo previsto.

Sergio Varisco atiende varias veces el teléfono, explica, da los argumentos, repite a alguien al otro lado de la línea lo que “dijo Zonis (Gustavo, secretario Electoral de la provincia)”, repasa alternativas para evitar la queja de los libreros que esperaban un buen fin de semana de ventas con la feria, en coincidencia con la presencia de turistas llegados por la Fiesta de Disfraces y un partido de Patronato –Boca en la ciudad.

Nada hace pensar, en ese contexto, que Varisco podrá hacer una nota que lo transporte un poco más lejos, al contexto político que se inició en diciembre de 2015, o más allá, a prever el escenario de 2019. Pero tras explicar sus temores a “una denuncia” por incumplimiento de la veda o a “un escándalo que quieran plantear” a pocos días de las elecciones, el intendente se hace unos minutos para la entrevista con Página Política.

La mesa amplia, en el despacho, está plagada de papeles. A unos metros, hay piezas, esculturas, bustos que refieren a la liturgia más tradicional del radicalismo, a la espera de algún lugar en las repisas. Un equipo de mate, lentes, cigarrillos, un par de biromes bic, boletas de Cambiemos, algunos de los tantos objetos en la mesa, en torno al grabador.

-Un dirigente como usted, conocedor de la historia, con larga trayectoria en el radicalismo, ¿imaginó que alguna vez Mauricio Macri iba a ser presidente?
-No es que lo pensé. Me parece que en política hay prioridades y el radicalismo hace muchos años ya que no tiene un liderazgo nacional. En la cultura política argentina los líderes son insustituibles. No sé si es bueno o malo, es parte de la realidad. Cuando se llega, a principios de 2015, a la necesidad de resolver la cuestión electoral, el radicalismo se plantea la posibilidad de un encuentro programático y electoral con otras fuerzas para derrotar al kirchnerismo. Eso deriva en la Convención Nacional de Gualeguaychú. Yo estuve de acuerdo porque si no nos convertíamos en un partido testimonial y los otros partidos no tienen culpas de que al radicalismo le falte ese liderazgo fuerte que algún día se va a recuperar. Nos pareció bien lo decidido y los resultados confirman que fue una buena decisión.

-Eso supuso el quiebre de una experiencia previa que no duró que fue el Frente Amplio UNEN. ¿Quedó vacante ese espacio electoral que representaba la alianza de la UCR con el socialismo? ¿O dónde se expresa hoy si se expresa en algún lado?
-Yo creo que dentro de Cambiemos está apareciendo una idea del progresismo. Hay debate en Cambiemos y esto es bueno. El dato es que a mí no me gusta este nombre, me parece odioso hablar de la grieta pero es parte de la realidad política. Esto se va a saldar el 22 de octubre, se va a saldar porque va a haber, me parece, un triunfo rotundo de Cambiemos y el otro polo, va a dejar de existir como fuerza nacional el kirchnerismo. Se abre una nueva etapa al peronismo para su reorganización, su democratización interna, pero me parece que el debate dentro de Cambiemos se va a profundizar porque se discute y allí está apareciendo un ala de lo que se llama el progresismo en la Argentina.

-¿Qué votó la gente cuando votó a Mauricio Macri?
-Voto, primero, por la negativa. Para dejar atrás 12 años de kirchnerismo que están todavía en la memoria colectiva de la gente como una etapa de concentración económica, de autoritarismo político y de mucha corrupción. Estos tres ingredientes son los que la gente vio claramente en el kirchnerismo y creo que, además, vio signos esperanzadores en Cambiemos, a pesar de que había mucho escepticismo de que esta convivencia entre el PRO, el radicalismo, (Elisa) Carrió y otras fuerzas, incluso muchos peronistas, pudiera sostenerse. Y se sostuvo y cada vez más fuerte. Eso se votó en 2015: empezar una etapa nueva en el país. El margen de la victoria no fue muy amplio pero el 13 de agosto, en cambio, fue amplio porque se sigue sosteniendo aquello de dejar atrás el kirchnerismo pero fundamentalmente también se le agrega que la gente vio en los gobiernos de Cambiemos signos alentadores, más allá de que hay cosas pendientes, muchas cosas a mitad de camino. Vio, primero, la mejora de los índices económicos y que la mejora de esos índices económicos empiezan a llegar a la gente con la baja de la inflación, la reactivación de la construcción tanto en la obra pública como en la obra privada, esta cuestión de la aeronavegación que permite llegar a mucha más gente y los créditos hipotecarios que constituyen un paradigma nuevo en el tema de las políticas habitacionales. Hay un presidente coherente más allá de las críticas o los vendavales.

Varisco también habló del modo en que un radical entrerriano se “amolda” al relato de la etapa política iniciada con el gobierno de Cambiemos. Se refirió a la tradición de su partido y al aporte que habría hecho el PRO a los modos de hacer política, desde su perspectiva.

¿Alianza parlamentaria entre la UCR y el PRO o cogobierno en la gestión Cambiemos que encabeza Macri? Para el intendente, debe profundizarse cada vez más la fusión de las fuerzas que integran la coalición en las líneas del gobierno nacional.

Más información, en esta primera parte de la entrevista.

Paraná, a destiempo
-Entre las ideas fuerza de Cambiemos está la de un Estado que estaría sobredimensionado. ¿Cómo concilia eso con Paraná, una ciudad en la que el Estado es ordenador fundamental de la economía?
-Esto es así. Por eso cuando entra en crisis el Estado entra en crisis toda la provincia. Esto demuestra que hay un Estado que ocupa un lugar central en la economía pero esto no se subsana reduciendo el Estado si no haciendo crecer la actividad privada que es el gran tema de Paraná. Muchas veces se dice ¿nos beneficia el gobierno central en la ciudad? Claro que nos beneficia. Es una masa de dinero que se vuelca todos los meses con los empleados públicos pero esto no nos tiene que quitar la capacidad de iniciativa, de emprendedurismo que es lo que le ha estado faltando a Paraná. Estamos trabajando en esto, en cuatro puntos: el turismo que crece y eso sucede cuando se lo planifica; el cinturón verde porque no puede ser que la fruta y verdura la compremos en el mercado santafesino, el Parque Industrial con lo que tenemos alguna deuda porque es necesario ampliarlo. Sucede que son presupuestos que exceden al municipio y yo le he planteado al gobernador que la provincia (Gustavo Bordet) que tiene que incorporar al Parque Industrial porque no puede ser que sean municipales exclusivamente. Tienen que ser tripartitos con el privado que representa a los empresarios instalados, tiene que estar la provincia y tiene que estar el municipio. Finalmente, apostamos al Parque Tecnológico. Hay mucha industria de base tecnológica y en Paraná también. El polo tecnológico ya está creado y hay que crear el Parque Tecnológico, el espacio físico para que estas empresas puedan estar. También por supuesto estamos apostando a sostener la obra pública y facilitar la obra privada porque la construcción es una gran generadora de mano de obra.

-Usted volvió a la administración del Estado municipal después de 12 años. ¿Qué cambió en ese tiempo para el ejercicio cotidiano de la gestión a nivel local?
-Podría hablar de una deuda de millones de pesos a proveedores, contratistas, empleados pero voy a hacer eje en un intangible que es la capacidad técnica del Estado municipal. Desde el 83 en adelante hubo varios períodos de intendentes que respetaron la carrera administrativa. Puedo dar ejemplos de hombres que todavía están, algunos que ya no. Recuerdo al ingeniero Grimaux, que vive. Muchos intendentes lo mantuvieron al frente de Alumbrado Público y era un excelente funcionario. Puedo dar más nombres, el caso de Bournissent que falleció, que estaba en el tema de obras viales. Esa buena burocracia, que sabía comandar en el buen sentido de la palabra a los obreros, que tenía sistemas para el control del patrimonio, que realizaban obra pública que por ahí me podía parecer muy lenta pero era obra que se hizo y sigue intacta, esa buena burocracia se perdió en esos años. Recuperar esa capacidad técnica es una cosa que nos hace falta. El estado puede ser tan eficiente como la mejor empresa privada, porque hay empresas privadas que no son eficientes, pero para eso necesitamos recuperar el recurso humano del plantel municipal que es una de las peores cosas que heredamos: la falta de capacidad técnica porque en cargos absolutamente técnicos se desplazó a la administración y se puso a políticos que no estuvieron a la altura de las circunstancias.

Varisco apostó a la creación del Multimedios Municipal (centralmente una radio y una editorial), cuando a nivel nacional una de las primeras medidas que adoptó el gobierno de Mauricio Macri fue echar por tierra con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que fijaba pautas, contemplaba la intervención del Estado y el control público de los medios, aun cuando se estuvo lejos de su cumplimiento efectivo.

El intendente se refirió a esta medida, a destiempo del clima de época. También habló de los medios, de su escasez de tiempo para la lectura y de los debates políticos que entiende que están pendientes en la Argentina de hoy.

Completó con los objetivos que se plantea para la gestión en curso y destacó las obras que se proyectan para la ciudad. Aquí, parte de la entrevista sobre el tema.
Bordet, Frigerio y el 2019
-¿Cómo es la relación con el gobernador Gustavo Bordet?
-Buena. Es un signo de los tiempos nuevos que a pocos días de una elección podemos compartir actos, firmar convenios. Firme un convenio con el Instituto del Seguro hace poco para la construcción del Cementerio Parque de la ciudad de Paraná, firmamos un convenio con Enersa para el reemplazo de las luminarias, estamos trabajando juntos la idea del Parque Tecnológico, la idea de la ampliación del Parque Industrial y también interviene la Nación. Creo que eso es un dato positivo de este período de la democracia, más allá de las diferencias, a pocos días de una elección se pueda mantener el respeto y se sigue trabajando juntos. Me parece que es bueno. Esto no es pueril ni ingenuo si no que tiene que ver con que tenemos que cambiar nuestra cultura política.

-¿Qué pronósticos hace respecto de los resultados de la elección del 22?
- A mí me sorprendió el resultado del 13 de agosto. La verdad es que nos queda mucho por hacer. Tuvimos un triunfo contundente de más de 19 mil votos. No me lo atribuyo. La gente está viendo coherencia, valores y cosas buenas que está haciendo el Presidente. Creo que eso puede repetirse o incluso ampliarse porque me parece que la gente consolidó la idea de no volver al pasado, no volver al kirchnerismo. Buena o mala es una etapa terminada en la historia argentina, y creo que la gente va a apostar a este camino. No es un cheque en blanco e incluso va a haber más exigencias para el gobierno si se termina con esta división que tiene el pueblo argentino de Macri o Kirchner. Se va a terminar porque va a haber un triunfo contundente de Cambiemos.

Varisco habló del impacto que tuvo en su gestión la causa por narcotráfico que involucró a empleados y funcionarios de su gobierno y que incluso derivó en una indagatoria que lo llevó a declarar en sede judicial.

Dio pocas pistas respecto del 2019 y su proyecto en ese marco. Consultado por la figura de Rogelio Frigerio, se ocupó en resaltar su rol como ministro a los fines de la gestión de los intendentes entrerrianos.

Más, en la entrevista con el presidente municipal.

Claves

Elecciones 2017 + Cambiemos + Varisco + Macri +