A 30 años de la recuperación de la democracia, hemos logrado muchas cosas pero también sabemos que quedan muchos otros objetivos para alcanzar.

Los hechos de violencia que sacuden al país nos muestran a una gran parte de los argentinos sumidos en la miseria, la marginación y el olvido.

Hoy debería ser una jornada de festejo y celebración pero se transformó en un día de tristeza y de dolor.

Aquel 10 de diciembre de 1983, cuando Raúl Alfonsín asumió la presidencia, soñábamos con otro país, una Argentina en la que la violencia y la intolerancia fueran cosas del pasado, al igual que el hambre y la indigencia.

La visión política, el coraje, la tolerancia y la honestidad con que Alfonsín condujo su gobierno fueron la base en la que asentó la nueva democracia. Pero aún tenemos una tarea inconclusa para construir aquel país que soñamos.

Vamos a lograrlo con nuestra gente, con nuestro esfuerzo, con nuestros ideales, y sobre todo, con nuestros valores.
Fuente: Página Política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles